Entradas con la etiqueta ‘Milani’

La mirada de Nora Cortiñas y el silencio oficial

El día 18 de junio, en el Juzgado de Instrucción 12 en el Palacio de los Tribunales, se convocó al Jefe del Ejército y al Ministro de Defensa para responder al nuevo Habeas Corpus presentado por Nora Cortiñas, madre de Gustavo Cortiñas desaparecido desde el día 15 de abril de 1977. Han pasado ya 38 años, pero las autoridades siguen sin dar respuesta alguna.

Con el patrocinio de la Asociación Gremial de Abogadas y Abogados, presentes en el juzgado, el apoyo del Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina Mons. Arancedo y su asesor y la presencia de siete representantes del Ministerio de Defensa y del Ejército, entre ellos del Archivo General del Ejército y abogados en representación del General Cesar Milani y Agustín Rossi, se inició la audiencia con la protesta de los  abogados de Nora Cortiñas por la no comparecencia de los convocados, el Jefe del Ejército y el Ministro.

Acompañé en la audiencia a Norita, hermana del alma y militancia en defensa de la vida y la dignidad de las personas y los pueblos.

No me voy a referir a la parte jurídica, ya que los abogados de la Asociación Gremial se manifestarán sobre los hechos y como continuar las acciones, sino señalar aquello que me conmovió en la audiencia.

Monseñor Arancedo, Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, se puso a disposición de Norita y la justicia para ver si la iglesia tenía información sobre Gustavo.

Los representantes del Ejército y el Ministerio de Defensa respondieron que no tenían información alguna en sus archivos sobre Gustavo. Todo volvió a foja cero, no hay rastro alguno sobre la persona buscada.

En toda la audiencia vi a Norita que escuchaba atentamente cada palabra, con serenidad como buscando en lo profundo de su ser una luz a su búsqueda permanente de saber de su hijo y de los 30 mil que aún esperan respuesta. Estaba atenta a cada gesto de los presentes. Al agotar los argumentos y las exposiciones, Norita habló y dijo: No busco venganza, sólo quiero Verdad y Justicia, saber que pasó con mi hijo. Continuaré buscando hasta llegar a la Verdad, esto que pasó hoy aquí no es el final. Como madre no dejaré de buscar a mi hijo y a los 30 mil desaparecidos.

Estaba serena y sus palabras fueron claras y contundentes; su rostro reflejaba tristeza y a la vez esa resistencia de mantener viva la memoria y su inclaudicable lucha en defensa de los derechos humanos.  Quedan pasos por dar y determinaciones a tomar como recurrir a la Comisión Interamericana de DDHH y a la Corte Interamericana para llegar a la Verdad y la Justicia.

La falta de coraje del General Cesar MIlani y del Ministro de Defensa Agustín Rossi, quienes no quisieron enfrentarse con la mirada de una madre que los cuestiona e interpela y que reclama el derecho de saber dónde está su hijo. Las autoridades han ocultado sus sombras en la oscuridad.

Norita no está resignada al olvido y el ocultamiento de lo ocurrido desde el ‘76 al ‘83. Hay cosas que no cotizan en la bolsa, que no se venden ni se compran, como son la dignidad y la lucha por la vida. Ese es el ejemplo que da a la sociedad, al país y el mundo, esta Madre.

A pesar de tanto dolor, su rostro y sus pensamientos están vivos en la resistencia y el coraje de seguir construyendo un mundo más justo y humano y que nunca más vuelva a ocurrir lo vivido en el país y en el continente, el secuestro y desaparición forzada de personas.

Cuando salimos del Palacio de Justicia, después de tres horas de audiencia un grupo esperaba a Norita para expresarle su solidaridad y apoyo. Son los compañer@s de caminada y lucha que no han claudicado y continúan la lucha por una nueva sociedad.

Norita es ejemplo de esa lucha por el mundo que dejará a las generaciones venideras; en la audiencia recordó a su nieto y bisniet@s. El futuro se construye con el coraje de hacer el presente.

Gracias Norita por tu ejemplo de vida.

 Adolfo Pérez Esquivel

Una política que exige construir consensos

Publicado en la edición impresa del diario La Nación el día 31 de enero de 2015.

Han transcurrido 20 años sin lograr justicia por los atentados a la AMIA y la embajada de Israel, entre los muchos crímenes impunes de estos 31 años de gobierno constitucional. Ahora se suma la muerte del fiscal Alberto Nisman, a cuyos familiares acompañamos en su dolor. Es un hecho que nos estremece como sociedad y es imperioso su pronto esclarecimiento. Hay que desandar la impunidad y el encubrimiento que ensombrecen nuestra vida y futuro como nación.

Según diversas fuentes, durante estos años la investigación de la masacre AMIA evidencia el alineamiento del fiscal Nisman y otros con las instrucciones dictadas por la embajada de EE.UU. para centrar la acusación sobre Irán. La causa, como la denuncia más reciente, ha quedado moldeada por las disputas entre facciones de los servicios cuyo principal responsable se alineaba con intereses extranjeros, notablemente de EE.UU. e Israel.

Por eso, junto a familiares de las víctimas y otras organizaciones, seguiremos reclamando la apertura de los archivos de los servicios y la creación de una Comisión de Investigación Independiente del atentado contra la AMIA. Sólo así podrá superarse el fracaso, y avanzar hacia la verdad y la justicia acerca del atentado y sus ocultadores.

El proyecto de ley presentado por Apemia, en junio de 2014, debe tratarse con prioridad en la próxima sesión parlamentaria.

Hasta ahora, el gobierno nacional ha reaccionado planteando la disolución de la Secretaría de Inteligencia (ex SIDE) y la creación de un nuevo organismo subordinado a los poderes democráticos. Sin duda, poner los servicios de inteligencia al servicio y bajo el control del pueblo es una deuda largamente pendiente.

Pero ello debe ser el resultado de un amplio debate ciudadano y la construcción de consensos enfocando a fondo la política de Inteligencia. Pretender saldar el debate en 30 días, sobre todo después de años de inacción, no nos llevará al “nunca más” buscado.

Cambiar, además de su nombre, el paradigma bajo el cual se realizan tareas de inteligencia no será fácil. Si los servicios pudieron acumular tanto poder, es porque a muchos les convino que así sea. Pero si no están al servicio del pueblo, no deben existir.

La ex SIDE se constituyó en su propio poder político y se involucraba en campañas ilegales de difamación, extorsiones, el tráfico de drogas, personas y armas, entre otros delitos. En otras palabras, atentaba contra todos los intereses de la Nación. Por lo que encarar su disolución y plantear, junto a la sociedad, la construcción de un nuevo paradigma de Inteligencia, debe implicar la investigación y juzgamiento de su acción y sus redes de influencia y crimen en la vida pública como privada.

Asimismo implica esclarecer y poner fin al papel del jefe del Ejército, César Milani, desarticular la dotación de personal civil de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, desmantelar la orgánica del cuerpo de informaciones de la Policía Federal Argentina y redefinir los objetivos y la manera en que el Estado recolecta y protege los datos personales de la ciudadanía. Precisa fortalecer la transparencia y democracia en todas las instituciones estatales, incluido el Poder Judicial.

La democracia y los derechos humanos no se regalan, se construyen con la participación ciudadana. Ése es el sentido de la marcha amplia convocada para el 4 de febrero. Tengamos presente que sobre la impunidad no es posible construir la democracia.

Adolfo Pérez Esquivel

Premio Nobel de la Paz

Presidente del Servicio Paz y Justicia

¿Al servicio de quién?

(Bs. As. 27/01/15) Los servicios de inteligencia del estado se han apartado de la legalidad, se han autonomizado del poder político -que nunca tuvo el control de los mismos- y en las diversas facciones que los atraviesan se encuentran reiteradas evidencias de sus actividades y vinculaciones con campañas de difamación, extorsiones, narcotráfico, trata de personas y tráfico de armas que atentan contra los intereses democráticos de la Nación. Los servicios de inteligencia nunca estuvieron al servicio del pueblo argentino.

Celebramos que hoy el gobierno nacional, luego de desplazar a la conducción de la exSIDE, decida quitarle el poder de las escuchas, subordinar los servicios de inteligencia al poder democrático, y a crear mejores mecanismos de control para que estén al servicio de la Nación.

Esperemos que el proyecto del ejecutivo sea efectivo y que esta nueva Agencia Federal de Inteligencia sea concertada con todas las fuerzas democráticas y populares para una profunda reforma de las políticas de inteligencia. Sin embargo ahí no termina la tarea, entre otras cosas, también se deberá desarticular la dotación de personal civil de Inteligencia de las Fuerzas Armadas bajo directivas de Milani y la orgánica del cuerpo de informaciones de la Policía Federal Argentina. Así como también se deberá redefinir la manera en que el Estado recolecta y protege la información de la ciudadanía -la ley de identificación actual es de la dictadura de Onganía-. Es fundamental la transparencia legal e institucional en todas las instituciones estatales, incluido el Poder Judicial. En especial en lo que hace a las investigaciones del caso AMIA.

La muerte del fiscal Nisman, cuyas causas revisten todavía varias hipótesis de suicido, suicidio inducido u homicidio, pone al desnudo los déficits pendientes de nuestra democracia para garantizar justicia. Son muchos los interrogantes que este grave hecho genera,  y más aún las evaluaciones que pueden inferirse del contexto en que se produce.

Cualquiera sea la evaluación que puede efectuarse de la denuncia del fiscal, resulta necesario investigar la presentación y determinar la pertinencia de sus acusaciones. Pese a las muchas dudas que genera la oportunidad y consistencia de su denuncia, será tarea de la justicia dilucidar la consistencia de la misma.

Desde el inicio de la gestión kichnerista la política exterior adoptada fue alinearse con los EEUU en la acusación contra Irán, de la cual da muestra el nombramiento del fiscal y del todopoderoso responsable de inteligencia en la ex Side designado para trabajar en la investigación de la causa. La acusación contra Irán fue reiteradamente sostenida por el gobierno nacional en diversos foros internacionales pese a que las principales pruebas para sostener dicha acusación provinieran de fuentes interesadas y sospechadas como la CIA y el Mossad. Los EEUU iniciaron una guerra basados en acusaciones fraguadas obtenidas por los servicios inteligencia que  acusaban a Irak de poseer armas de destrucción masiva. Esta acusación permitió justificar la invasión, desbastar Irak y generar un proceso de desestabilización regional. Una investigación independiente debiera apelar a diversas fuentes, no sólo las que provean sectores de inteligencia, para poder fundamentar las acusaciones de quienes fueran los ejecutores del atentado de la AMIA.

La investigación de la causa AMIA, como ilustra la información provista por WikiLeaks, evidencia el alineamiento y colaboración del fiscal Nisman con las instrucciones dictadas por la embajada norteamericana para centrar la acusación sobre Irán, descartando la investigación de otras pistas también plausibles de sospecha como la mentada pista Siria que no ha sido explorada en las investigaciones en curso para evaluar su pertinencia o descartarla con fundamentos. La causa ha quedado moldeada por las disputas de diversas facciones de los servicios de inteligencia cuyo principal responsable se alineaba con los intereses de los EE.UU. Y todo indica que el objetivo es asegurar una trama de impunidad de la misma.

El Poder Judicial en lugar de disponer como auxiliar de su investigación la eventual información que pudieran haberles provisto las agencias de inteligencia aparece en diversas oportunidades y con diferentes actores subordinada y presa de los designios, y disputas de estos servicios.

Han transcurrido más de 20 años sin lograr justicia del atentado en la AMIA y la embajada de Israel, actos terroristas que continúan en la total impunidad; frente a esta situación APEMIA (una de las organizaciones de familiares de la AMIA), ha presentado un proyecto de ley para la formación de una comisión investigadora independiente, es un derecho que  tienen los familiares de las víctimas y el pueblo argentino.

Como comunidad reclamamos junto a los familiares de las víctimas de la AMIA que la justicia investigue en forma independiente todas las pistas que puedan asegurar la identificación y sanción de los responsables del atentado, así como para sancionar la trama de ocultamiento e impunidad que ha impedido una investigación independiente de la causa.

Acompañamos a los familiares del fiscal en este momento de dolor y reclamamos que se investigue su muerte con la celeridad necesaria para esclarecer los hechos.

La democracia y los derechos humanos no se regalan, se construyen con la participación ciudadana. Y en esta etapa resulta fundamental asegurar la subordinación y control democrático de los servicios de inteligencia. Tengamos presente que sobre la impunidad no es posible construir la democracia.
 
Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz
Presidente del Servicio de Paz y Justicia

El gobierno debe pasar a disponibilidad a Milani hasta que se lo investigue

milani-1

En las vísperas del 10 de diciembre, día internacional de los Derechos humanos, aniversario de los 30 años de democracia ininterrumpida en Argentina y de los 33 años de que recibiera el Premio Nobel de la Paz por su lucha colectiva contra las dictaduras de América Latina, Adolfo Pérez Esquivel,expresó su preocupación por la insistencia de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la designación del General César Milani como jefe del Ejército Nacional: “Resulta alarmante que el Gobierno Nacional quiera designar a un general  acusado de ser parte del Operativo Independencia iniciado en 1975, del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército, y de haber actuado a favor de los ‘carapintadas’ durante su alzamientoHacemos un llamado a los legisladores para que no aprueben a ciegas la designación de Milani y que investiguen sus actividades y comportamiento.

En esta línea, el Presidente del Servicio Paz y Justicia reclamó que indagar en profundidad el papel de Milani antes, durante y después de la última dictaduraEl Gobierno debe pasar a disponibilidad a Milani, hasta que se realice una profunda investigación sobre su papel en la dictadura, sobre los casos Olivera y Ledo, y su comportamiento en democracia. Hace unos días la madre del soldado Ledo, Marcela Brizuela de Ledo, recibió amenazas por sus denuncias contra Milani. Esto es muy grave”.

Respecto al rol de las Fuerzas Armadas en democracia, Pérez Esquivel concluyó“Si la presidenta ve la necesidad, como ha manifestado, de ‘cerrar la brecha entre las Fuerzas Armadas y la sociedad’ la cúpula de esa institución, ante todo, debe tener legajos impecables que certifiquen compromiso con la democracia y la defensa de los derechos humanos.

Milani debería pasar a disponibilidad hasta que la justicia investigue las acusaciones

la-designacion-de-cesar-milani-1737452w300

El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, expresó su preocupación por la decisión de la Presidenta de suspender el tratamiento del pliego del General Milani hasta fin de año, por identificar una “clara intención electoralista” detrás del debate: Los Organismos de Derechos Humanos no actuamos de acuerdo a los calendarios de campañas, nuestro papel es garantizar la defensa de nuestro derecho a la democracia y a ser representados por personas idóneas. Si Milani continúa hasta fin de año, las urnas de las elecciones serán custodiadas por un ejército comandado por un general acusado de delitos de lesa humanidad.

En este sentido, el Presidente del Servicio Paz y Justicia agregó: En línea con todo lo bueno que ha hecho el gobierno desde el año 2003 respecto a los derechos humanos y la recuperación de la memoria del período que va del 76 al 83, creemos que la Presidenta debería pasar a disponibilidad a Milani, actual Jefe del Ejército, hasta que se realice una profunda investigación sobre su papel en la dictadura y sobre los casos Olivera y Ledo”.

Debe investigarse qué papel tuvo en la dictadura el nuevo Jefe del Ejército, Cesar Milani

fuerzas_armadas5_96618

El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, expresó su preocupación por la designación del General César Milani como nuevo jefe del Ejército Nacional por parte de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner: “Resulta alarmante que este general  se encuentre acusado de ser partícipe en la represión del Operativo Independencia iniciado en 1975, de ser parte del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército durante la dictadura militar, y de haber actuado a favor de los ‘carapintadas’ durante su alzamiento”.

El Presidente del Servicio Paz y Justicia también agregó como motivo de preocupación la especialización en inteligencia que tiene este general debido a que “se enmarca en una política de gobierno iniciada con la sanción de la Ley antiterrorista, que permite acusar de terrorismo a movimientos sociales, y en el llamado Proyecto x’, que ha estado espiando el accionar de organizaciones sociales en forma ilegal”.

Frente a esto, Pérez Esquivel reclamó que se investigue en profundidad el papel de Milani antes, durante y después de la última dictadura: “Si la presidenta ve la necesidad, como ha manifestado, de ‘cerrar la brecha entre las Fuerzas Armadas y la sociedad’ la cúpula de esa institución, ante todo, debe tener legajos impecables que certifiquen compromiso con la democracia y la defensa de los derechos humanos.

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook