Entradas con la etiqueta ‘Golpe’

Denuncia contra Luis Almagro y la Misión de observadores de la OEA por provocar masivas violaciones a los Derechos Humanos en Bolivia en las elecciones presidenciales de 2019.

Luis Almagro recibió al golpista Luis Camacho a los pocos días de realizado el golpe de Estado.

La Asociación de Madres de Plaza de Mayo, la Liga Argentina por los Derechos Humanos y el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, presentaron una denuncia ante Michelle Bachelet, en su calidad de Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

La denuncia fue formulada en contra del Secretario General de la OEA, Luis Almagro Lemes, la Misión de Observadores Electorales de la OEA, encabezada por Manuel González, y los auditores y responsables de la suscripción de los Informes preliminares e Informe final de dicho organismo sobre las elecciones generales de 2019 en Bolivia por haber cometido acciones de intervencionismo contra la soberanía de Bolivia que aluden a un supuesto fraude electoral el cual no han podido probar.

La denuncia sintetiza ocho informes técnicos internacionales de varios centros estadísticos de universidades y periódicos de prestigio mundial entre los cuales resaltan los elaborados para el New York Times, el Washington Post, el MIT (Universidad de Massachussets) y el Centro de Investigación Económica y Política (CEPR) a lo que se suma la petición de congresistas estadounidenses para que se investiguen las acciones de la Secretaría General de la OEA. Los estudios  desmienten contundentemente las acusaciones de fraude de la OEA en las elecciones del 2019 que llevaron al derrocamiento de un Gobierno Constitucional, la desestabilización de la democracia que concluyó en un Golpe de Estado,  la muerte de 37 personas, más de 860 heridos, más de un millar de detenidos ilegalmente, la persecución policial y judicial con fines políticos y el exilio de cientos de dirigentes políticos y sociales.

Los denunciantes señalan: “La  Secretaría General de la OEA, encabezada por Luis Almagro, ha vulnerado abiertamente la Carta de las Naciones Unidas, la Carta de la OEA, la Carta Democrática Interamericana y resoluciones generales de la OEA, transgrediendo el Derecho Internacional y la Soberanía nacional del Estado Plurinacional de Bolivia.

Los actos de intervencionismo cometidos por la Secretaría General de la OEA, encabezada por Luis Almagro, han tenido consecuencias nefastas en Bolivia provocando un quebrantamiento del Estado; la desestabilización de la democracia, el flagelo a la población, uso irracional del poder y el desmantelamiento de la Constitución Política del Estado, llevando a un Golpe de Estado y a la instauración de un gobierno transitorio que comete sistemáticamente delitos contra la población.”

A tiempo de presentar la denuncia, los firmantes del documento solicitan al Alto Comisionado de Naciones Unidas que acoja estas graves denuncias contra la Secretaría General de la OEA por los delitos contra los derechos civiles, políticos y sociales al acusar de un presunto fraude, sin pruebas y con un sesgo marcadamente político. Exigen que la OEA, como un organismo intergubernamental, respete a las organizaciones políticas populares, a las instituciones nacionales,  a la democracia y a la soberanía de los pueblos de uno de sus Estados Miembros, y de su gobierno constitucional.

Asimismo, piden al Alto Comisionado de Naciones Unidas que se forme un grupo de expertos para lleve a cabo una investigación independiente y transparente sobre los informes de la Secretaría General de la OEA y los graves hechos que han causado muerte, persecución, cárcel y exilio en el Estado Plurinacional de Bolivia.

Buenos Aires, 15 de octubre de 2020

Evo Morales candidato al Premio Nobel de la Paz 2020

Es un honor para mí comunicarles que he postulado al compañero Evo Morales Ayma al Premio Nobel de la Paz del año 2020.

Nuestra querida hermana Bolivia, la más empobrecida de América del Sur, en 2019 fue declarada por la ONU como país de Desarrollo Humano Alto por primera vez en su historia. No fue casualidad. Desde el año 2006 el primer Presidente indígena de la historia de América encabezó un proceso plurinacional, revolucionario y no violento, que marcó un antes y un después en la vida de los bolivianos y las bolivianas. El modelo de país con igualdad, justicia social y soberanía que lideró Evo debe ser reconocido internacionalmente.

En 1980 recibí el Premio Nobel por nuestra lucha contra las dictaduras latinoamericanas, articuladas entre sí por la Operación Cóndor que dirigía Estados Unidos. Al igual que en el caso de Lula, primer presidente obrero de América, a quién postulé al Nobel en el año 2019, Evo también es un símbolo de resistencia contra la nueva Operación Cóndor que hoy realiza golpes militares, mediáticos y judiciales, para proscribir partidos políticos y candidatos que logran alta intención de voto porque implementan políticas soberanas a favor del pueblo.

La democracia está en riesgo en nuestra región y no podemos estar en silencio. No podemos permitir la dictadura cívico-militar boliviana con su odio racial, ni la acción golpista de la OEA en manos de Luis Almagro. Queremos elecciones libres y transparentes en Bolivia, el fin del exilio forzado de Evo Morales, y el reconocimiento internacional a este pueblo plurinacional por su exitoso modelo social de Paz y no violencia.

#NobelParaEvo

#DemocraciaParaBolivia

Aquí les dejo la carta de postulación que presenté al Comité Nobel de Noruega (Esp. / Eng.):

Es para mi un honor presentar ante el Comité la candidatura al Premio Nobel de la Paz para Evo Morales Ayma, dirigente sindical, líder social, primer Presidente Indígena del América Latina, que logró implementar programas exitosos de lucha contra la pobreza, contra la desigualdad, contra el cambio climático y, por ende, en favor de la Paz.

No es simple la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Qué tipo de estructura social impedía por más de 200 años que un indígena fuese Presidente de un país cuya población es mayoritariamente indígena? Leer el resto de esta entrada »

Hipocresía política y persecución judicial [Esp./Port.]

Se ha desatado en todo el continente la criminalización y persecución de los gobiernos y frentes políticos progresistas y populares. Se llama “lawfare” e implica usar el sistema judicial contra el enemigo en una especie de guerra judicial. No hay casualidades, esto es parte de la política de dominación para América Latina impulsada por los EE.UU. y sus agencias. Desde hace algunos años las embajadas norteamericanas de la región vienen trabajando muy cerca con actores de nuestros poderes judiciales a través de financiamiento, invitaciones a EE.UU. o a celebraciones en la residencia del embajador. Los resultados están a la vista: los que siempre viajan, reciben financiamiento y visitan la casa del embajador son los mismos que con simultaneidad inusitada están privando de derechos básicos a Lula Da Silva, a Cristina Kirchner y a Rafael Correa.

En la mayoría de los casos, estos mecanismos se apartan del Estado de derecho en nombre del Estado de derecho, al igual que cuando se declara la guerra en nombre la paz. Porque el objetivo principal no es la justicia, sino generar sospechas, desacreditar, judicializar y condenar antes del proceso de juzgamiento. Y al igual que en cualquier guerra, no se puede ganar sin la propaganda masiva de los grandes medios de comunicación, que ejecutan las campañas de desprestigio contra los ex mandatarios/as, que supieron desarrollar políticas de justicia social y soberanía nacional como hace mucho no sucedía en la Patria Grande.

Estos empleados judiciales locales de las embajadas de Estados Unidos, son actores/ directores mediáticos que dirigen escenas de allanamientos policiales y prepararan confesiones de arrepentidos (que luego se desdicen), que se ajustan a la medida de los intereses y tiempos políticos de los gobiernos neoliberales. El show que dirigen se llama “Bailando para meter preso al presidente/a”. Pero los directores pasan y los canales de televisión siempre quedan. Entonces, ponerle nombre a la guerra judicial en Brasil se llama Red Globo, en Argentina Grupo Clarín, y en Ecuador Diario El Universo.

Este proceso no empezó con la guerra judicial sino con los “golpes blandos” parlamentarios en Honduras (2009), Paraguay (2012) y Brasil (2016), donde bloques legislativos también se apartaron del Estado de derecho, cancelaron la presunción de inocencia de los mandatarios, y los desplazaron para imponer una agenda de gobierno radicalmente opuesta a lo que habían votado los pueblos.

Los objetivos finales de esta guerra son consolidar democracias restringidas donde el pueblo sólo pueda optar por alternativas neoliberales de ajuste, privatización, endeudamiento y sometimiento de la propia política exterior a la de los Estados Unidos, como ocurre con Temer, Macri y Lenin Moreno. En síntesis, es la transferencia de recursos del pueblo a los ricos, y la pérdida de soberanía nacional para la recolonización continental de nuestros recursos naturales.

Esta pésima película cargada de hipocresía y odio, la acabo de revivir cuando viajé para visitar a Lula en la prisión. Lo acusan injustamente de un delito que no cometió y no le quieren permitir ser candidato presidencial porque le tienen miedo. Miedo porque saben que puede ganar las elecciones y volver a luchar por mayor justicia redistributiva y mayor soberanía nacional. Por eso no tiene derecho a recibir entrevistas de medios de comunicación, mientras que muchos presos por motivos de sangre aparecen en la televisión todo el tiempo. Lula es un preso político y hasta la ONU lo tuvo que expresar hace unos días con mucha claridad al Estado de Brasil.

La falta de responsabilidad ético-jurídica y social nos espanta y nos recuerda los peores momentos vividos en el país y la región. La degradación a que son sometidas las instituciones del Estado y el pueblo, viola los derechos humanos y pone en riesgo las democracias que tanto costó construir.

La corrupción hay que combatirla con el Estado de Derecho, con altura y sin dañar a las personas. Nadie es culpable hasta que el acusador demuestre lo contrario, toda persona tiene derecho a un juicio justo y a no caer en manos de un juez que ha demostrado falta de equidad y equilibrio para impartir justicia. Quienes respetamos la democracia esperamos que el Poder Judicial argentino respete estos principios para investigar las cuentas offshore del Presidente y varios Ministros, la causa del Correo Argentino, el dinero no declarado que no se puede justificar, los aportes de campaña ilegales y tantas otras.

Nos duele profundamente como pueblo llegar a esta degradación de valores y de equidad, necesitamos fortalecer el derecho de vivir en democracia para todos y todas, y resistir en la esperanza de que otro país y otra Patria Grande son posibles.

Publicado originalmente en el diario Página/12: https://www.pagina12.com.ar/137519-hipocresia-politica-y-persecucion-judicial

————————————–

Hipocrisia política e perseguição judicial

Desatou-se em todo o continente um processo de criminalização e perseguição dos governos e frentes políticas progressistas e populares. O nome técnico utilizado para essa estratégia é lawfare, o uso do sistema judicial contra o inimigo, numa espécie de guerra judicial. Não há casualidades, isso é parte da política de dominação para a América Latina impulsada pelos Estados Unidos e suas agências. Há alguns anos, as embaixadas norte-americanas da região Leer el resto de esta entrada »

Lula es candidato para que vuelva la democracia a Brasil

El Premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, participó este miércoles 15 de agosto de la Marcha Nacional Lula Livre, en la que el pueblo brasilero se manifestó masivamente en las calles de Brasilia para reclamar la libertad de Lula Da Silva y presentar su candidatura Presidencial.

En el transcurso de la moviliación, Pérez Esquivel se dirigió a las decenas de miles de manifestantes:

Hay una gran preocupación en todo el mundo por la injusta prisión de Lula. Estamos aquí para traerles nuestra solidaridad porque en Brasil hubo un golpe de Estado y la candidatura de Lula significa la vuelta de la democracia. Por eso queremos que Lula sea libre y sea candidato a Presidente de Brasil”.

 

El referente de derechos humanos no olvidó dirigirse al Tribunal Electoral que deberá definir si Lula puede ser o no candidato presidencial en su condición de encarcelado: “Queremos pedirle al Tribunal Electoral que actúe con responsabilidad histórica. Que no condenen a un inocente. Lula está preso porque le tienen miedo. Le tienen miedo a la reforma agraria, le tienen miedo a un pueblo que sale de la pobreza, al derecho del pueblo a la democracia y a ser protagonista de su propia historia”. En este sentido celebró la actitud del pueblo brasileroporque esta movilización es un ejemplo de unidad y responsabilidad histórica para Brasil y toda América Latina. Lo que pasa hoy en Brasil va a tener influencia y repercusión en todo el continente latinoamericano, porque hay una persecusión a los espacios políticos progresistas. No es casualidad que el jefe del Pentágono haya viajado a Brasil para reunirse con las autoridades del gobierno de facto el mismo día que el pueblo está en la calle reclamando a Lula candidato.

Al finalizar la movilización las cerca de 50.000 personas, junto a los dirigentes de la coalición política del Partido dos Trabalhadores, presentaron formalmente la candidatura de Lula a Presidente. El día de mañana, Pérez Esquivel viajará a Curitiba para visitar a Lula Da Silva en la prisión y transmitirle los avances de la campaña #NobelparaLula que reune cerca de trescientas mil adhesiones.

Pérez Esquivel le dijo a la Presidenta de la Corte Suprema de Brasil que Lula es un preso político

En el marco de la campaña por la libertad del ex Presidente Lula Da Silva, de su postulación al Premio Nobel, y de su inminente inscripción como candidato a Presidente este 15 de agosto; el Premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel viajó a Brasilia para encabezar la Marcha Nacional Lula Livre, para visitar a los huelguistas de hambre que reclaman justicia para Lula y democracia para Brasil; y para reunirse con la Presidenta del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil. Este jueves viajará a Curitiba para visitar al ex Presidente Lula.

Con un grupo de juristas y personalidades brasileras, Pérez Esquivel se reunío este martes 14 con la Ministra Carmen Lúcia, para expresarle la preocupación de la comunidad internacional por la inconstitucionalidad de la prisión sin condena firme de Lula Da Silva.
En la ronda de prensa posterior, Pérez Esquivel brindó los detalles: “Aquí en Brasil hay un estado de excepción desde el golpe parlamentario a Dilma Rousseff, que ocurrió para que luego el pueblo no pudiera elegir a Lula, primero en las encuestas. Le pedí a la Presidenta que tome conciencia de que Lula es un preso político, algo que hasta la ONU reconoce. Y que también hay un contexto regional de golpes blandos. La prueba más cabal es que el Poder Judicial no permite que los periodistas entrevisten a Lula en la cárcel, mientras que muchos criminales de sangre son entrevistados por la TV frecuentemente en Brasil”.

Por su parte, la abogada de Lula, Carol Proner, mencionó lo hablado en la reunión con el Papa Francisco, quien expresó preocupación por cómo las mentiras y la impunidad de los grandes medios están socavando nuestras democracias.
En este marco, la comitiva le entregó una copia de las cientos de miles de adhesiones de la campaña #EleicoesSemLulaEFraude, firmada por autoridades y personalidades del mundo entero. La Presidenta del STF, por su parte, se mostró receptiva al reclamo y se comprometió a recibir a los 7 huelguistas que ya llevan 15 días sin comer.

Unas horas antes se había realizado un acto ecuménico frente al palacio judicial con los siete huelguistas de hambre que están dirigiendo un reclamo directo de justicia al STF con la intención de que el máximo tribunal revea la prisión sin condena firme que está viviendo Lula. Del mismo participaron diputados nacionales, dirigentes sociales y comunidades indígenas, entre otros. “La huelga de hambre es una herramienta no violenta que tiene los pueblos para exigir justicia. Yo sé por lo que están pasando porque hice muchas huelgas de hambre, por eso he venido a traerles nuestra solidaridad y apoyo. El mundo tiene que saber que ustedes quieren que vuelva la democracia luego del Golpe a Dilma y la prisión a Lula. Hoy Brasil no puede elegir libremente y sufre cada día más pobreza. Mucha fuerza y mucha esperanza”, les manifestó el referente latinoamericano de derechos humanos en la conversación con los huelguistas.

El día anterior, el referente de derechos humanos había participado de la Marcha Nacional Lula Livre, donde confluyeron columnas de organizaciones sociales de todo el país encabezadas por el Movimiento de los Sin Tierra. “Vinimos a traer nuestro apoyo internacional porque Lula es un preso político y eso debe saberse. El objetivo no es luchar contra la corrupción sino bloquear la posibilidad de que vuelva un gobierno democrático a Brasil. Esto no es un hecho aislado. En toda la región el Poder Judicial junto a los grandes medios de comunicación está asestando golpes blandos contra las democracias, criminalizando políticas y dirigentes progresistas. Lo que sucede con Lula, Cristina y Correa es parte del mismo entramado”, dijo Pérez Esquivel a los manifestantes y los medios de comunicación durante la manifestación.

El miércoles 15 se esperan decenas de miles de personas en Brasilia en lo que será la primer manifestación de la historia de Brasil para acompañar la presentación de una candidatura presidencial. Y el día jueves 16, el Premio Nobel de la Paz argentino visitará al ex Presidente Lula junto a Celso Amorim, ex Canciller de Brasil.

Sígueme en Facebook