Noticias

Pérez Esquivel le dijo a la Presidenta de la Corte Suprema de Brasil que Lula es un preso político

En el marco de la campaña por la libertad del ex Presidente Lula Da Silva, de su postulación al Premio Nobel, y de su inminente inscripción como candidato a Presidente este 15 de agosto; el Premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel viajó a Brasilia para encabezar la Marcha Nacional Lula Livre, para visitar a los huelguistas de hambre que reclaman justicia para Lula y democracia para Brasil; y para reunirse con la Presidenta del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil. Este jueves viajará a Curitiba para visitar al ex Presidente Lula.

Con un grupo de juristas y personalidades brasileras, Pérez Esquivel se reunío este martes 14 con la Ministra Carmen Lúcia, para expresarle la preocupación de la comunidad internacional por la inconstitucionalidad de la prisión sin condena firme de Lula Da Silva.
En la ronda de prensa posterior, Pérez Esquivel brindó los detalles: “Aquí en Brasil hay un estado de excepción desde el golpe parlamentario a Dilma Rousseff, que ocurrió para que luego el pueblo no pudiera elegir a Lula, primero en las encuestas. Le pedí a la Presidenta que tome conciencia de que Lula es un preso político, algo que hasta la ONU reconoce. Y que también hay un contexto regional de golpes blandos. La prueba más cabal es que el Poder Judicial no permite que los periodistas entrevisten a Lula en la cárcel, mientras que muchos criminales de sangre son entrevistados por la TV frecuentemente en Brasil”.

Por su parte, la abogada de Lula, Carol Proner, mencionó lo hablado en la reunión con el Papa Francisco, quien expresó preocupación por cómo las mentiras y la impunidad de los grandes medios están socavando nuestras democracias.
En este marco, la comitiva le entregó una copia de las cientos de miles de adhesiones de la campaña #EleicoesSemLulaEFraude, firmada por autoridades y personalidades del mundo entero. La Presidenta del STF, por su parte, se mostró receptiva al reclamo y se comprometió a recibir a los 7 huelguistas que ya llevan 15 días sin comer.

Unas horas antes se había realizado un acto ecuménico frente al palacio judicial con los siete huelguistas de hambre que están dirigiendo un reclamo directo de justicia al STF con la intención de que el máximo tribunal revea la prisión sin condena firme que está viviendo Lula. Del mismo participaron diputados nacionales, dirigentes sociales y comunidades indígenas, entre otros. “La huelga de hambre es una herramienta no violenta que tiene los pueblos para exigir justicia. Yo sé por lo que están pasando porque hice muchas huelgas de hambre, por eso he venido a traerles nuestra solidaridad y apoyo. El mundo tiene que saber que ustedes quieren que vuelva la democracia luego del Golpe a Dilma y la prisión a Lula. Hoy Brasil no puede elegir libremente y sufre cada día más pobreza. Mucha fuerza y mucha esperanza”, les manifestó el referente latinoamericano de derechos humanos en la conversación con los huelguistas.

El día anterior, el referente de derechos humanos había participado de la Marcha Nacional Lula Livre, donde confluyeron columnas de organizaciones sociales de todo el país encabezadas por el Movimiento de los Sin Tierra. “Vinimos a traer nuestro apoyo internacional porque Lula es un preso político y eso debe saberse. El objetivo no es luchar contra la corrupción sino bloquear la posibilidad de que vuelva un gobierno democrático a Brasil. Esto no es un hecho aislado. En toda la región el Poder Judicial junto a los grandes medios de comunicación está asestando golpes blandos contra las democracias, criminalizando políticas y dirigentes progresistas. Lo que sucede con Lula, Cristina y Correa es parte del mismo entramado”, dijo Pérez Esquivel a los manifestantes y los medios de comunicación durante la manifestación.

El miércoles 15 se esperan decenas de miles de personas en Brasilia en lo que será la primer manifestación de la historia de Brasil para acompañar la presentación de una candidatura presidencial. Y el día jueves 16, el Premio Nobel de la Paz argentino visitará al ex Presidente Lula junto a Celso Amorim, ex Canciller de Brasil.

LA CPM PRESENTÓ EL INFORME SOBRE LUGARES DE ENCIERRO Y POLÍTICAS DE SEGURIDAD Y NIÑEZ

Graves violaciones a los derechos humanos: las consecuencias de las políticas de mano dura

Record de detenidos, sobrepoblación, torturas y muertes. La violencia del Estado como estrategia de control de los territorios y las poblaciones más pobres. Los datos cuantitativos y cualitativos presentados por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), en su labor de control y monitoreo de los lugares de encierro y políticas de seguridad y niñez, constatan una vez más las graves violaciones a los derechos humanos en la provincia de Buenos Aires y el fracaso de un punitivismo ineficaz para solucionar los problemas de seguridad. “Los pueblos no necesitan más represión, necesitan derechos para vivir con dignidad. La seguridad es educación, salud y trabajo”, señaló el presidente de la CPM, Adolfo Pérez Esquivel. Una multitud acompañó la presentación en el Anexo del Senado de Buenos Aires.

Más de 900 referentes de organizaciones sindicales, sociales y políticas, organismos de derechos humanos, funcionarios gubernamentales y judiciales, familiares víctimas de violencia institucional, miembros de mecanismos de prevención de la tortura de América Latina, docentes y público en general estuvieron en la presentación del Informe Anual 2018. El sistema de la crueldad XII. Entre ellos, estuvieron, el procurador general de la Provincia, Julio Conte Grand, representantes de la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de Buenos Aires, Gustavo Palmieri y Francisco Mugnolo del Mecanismo nacional de prevención de la tortura y el juez Luis Arias.

Como sucede cada año, la presentación del informe de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) es un acto político que revalida el compromiso institucional de denunciar las violaciones a los derechos humanos e interpelar a los poderes del Estado para la discusión de políticas públicas en materia de seguridad, niñez, salud mental y justicia que sean respetuosas de los derechos y garantías constitucionales.

Leer el resto de esta entrada »

Nota aclaratoria / Disclaimer

Buenos Aires – july 30, 2018
Ambassador in Buenos Aires of the
Republic of India
Mr. Sanjiv Ranjan

Disclaimer

Receive the fraternal greeting of peace and good. Through this letter, I would like to inform you that we have become aware that a non-governmental organization in India called “Sri Ramanuja Mission Trust” has been claiming links with me and a member of my family for some years that are not true.
This organization invited me to an international peace meeting in January 2015. Since I could not attend, my grandson Andrés Pérez Esquivel attended on my behalf and read the message I wrote for that occasion in the meeting. You can find more information in your archives (VISA N° 980291). Although all our link with that organization was strictly limited to that event, on its website (and we do not know in which other records) this organization has stated my grandson as one of its members as “international advisor”. Despite the requests made by Andrés to remove that wrong information, it still persists on their website.
As we do not know the extent to which this organization has falsely linked us to them, we sent you this letter to officially inform the State of our beloved and sister Republic of India, that the NGO “Sri Ramanuja Mission Trust” does not have nor has had any link with us beyond that one week event in January 2015.
This same information is already on my website so that there is also an online record of what happened.

Thank you for your attention and understanding, please receive our highest consideration.Yours sincerely,

Dr. Adolfo Pérez Esquivel, Nobel Peace Prize 1980
Lic. Andrés Pérez Esquivel

——————————————–

Buenos Aires, 30 de julio de 2018
Embajador en Buenos Aires de la
República de la India
Sr. Sanjiv Ranjan

Nota aclaratoria

Reciba el fraterno saludo de paz y bien. Por medio de la presente carta quiero comunicarle que hemos tomado conocimiento de que una organización no gubernamental de la India llamada “Sri Ramanuja Mission Trust” alega desde hace algunos años vínculos conmigo y un integrante de mi familia que no son ciertos.
Esta organización me invitó a un encuentro internacional sobre la paz en enero 2015. Como yo no podía asistir, en mi representación fue mi nieto Andrés Pérez Esquivel, quién leyó el mensaje que escribí para esa ocasión. Pueden encontrar más información en sus archivos (VISA N° 980291). Si bien todo nuestro vínculo con esa organización se limitó estrictamente a ese evento, en su sitio web (y no sabemos en qué otros registros) esta organización ha hecho constar a mi nieto como uno de sus integrantes en calidad de “asesor internacional”. A pesar de las solicitudes hechas por Andrés para que retiren esa información equivocada, aún persiste en el sitio web.
Como no sabemos los alcances con los cuales esta organización nos ha estado vinculando falsamente a ellos, le enviamos esta carta para informar oficialmente al Estado de nuestra querida y hermana República de la India, que la ONG “Sri Ramanuja Mission Trust” no tiene ni ha tenido ningún vínculo con nosotros más allá de ese evento de una semana en enero de 2015.
Esta misma información ya consta en mi sitio web para que también exista un registro en línea de lo ocurrido.

Gracias por su atención y comprensión. Con nuestra mayor consideración lo saludamos atentamente,

Dr. Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz 1980
Lic. Andrés Pérez Esquivel

 

Evita está presente

Hay personas que marcan la historia y vida de los pueblos. Junto al creciente liderazgo de Juán Domigo Perón surgió una mujer que complementó ese liderazgo iluminando la esperanza de los humildes, de los trabajadores, y de quienes la oligarquía señalaba despectivamente como los cabecitas negras.

Evita partió hace 66 años pero nunca se fue, está presente y es luz de esperanza para aquellos que tenemos memoria. Sabemos de sus luchas para que los “queridos descamisados” tuvieran el lugar que les corresponde, una vida justa y digna, el derecho como ciudadanos/as a la educación, la salud, el trabajo, el voto y el derecho de enviar a sus hijos a la Universidad en bien de ellos y del país. Lucho para dignificar la vida de los trabajadores y su participación social, cultural y política.

Quiero compartir con todos ustedes un hecho personal que me vinculó con Evita cuando yo era un niño, y que siempre tengo presente. En ese momento vivía en un conventillo de San Telmo con mi padre ciego y mi hermano, y vendíamos diarios para vivir. Un día, un compañero de la escuela me dijo:

- Por qué no le escribes una carta a Evita para pedirle que te ayude a conseguir la jubilación para tu viejo que está ciego y no puede laburar.

- ¡No sé, no me va a dar bola! soy un pibe más y tiene muchos otros problemas que atender.

- Mirá… el no ya lo tienes! ¿quién te dice? tal vez lee tu carta y te da una mano. Tal vez se produzca un milagro y te dé bola.

No muy convencido arranqué dos hojas del cuaderno Rivadavia de la escuela y le escribí. Más o menos la carta decía así:

Querida Señora Evita:

 Perdone que le escriba esta carta, se que tiene muchas otras cosas importantes que atender, pero siento la necesidad de decirle que vivo con un hermano y mi padre en el barrio de San Telmo, en el conventillo de la calle Chacabuco 655, mi padre es un viejo pescador gallego de Pontevedra, del pueblo del Poio, en Combarro. Vino como inmigrante a la Argentina, como tantos otros y aquí trabajó en lo que pudo. Con el tiempo y las desgracias quedó ciego y no puede trabajar.

Sabe que los pescadores tienen una comunicación grande con la mar y saben muchas historias y cuentan sus dichos. Dice que en el mundo hay dos clases de personas, los que nacen con estrella y los que nacen estrellados y que él pertenece a la segunda clase, a los estrellados. Otro de sus dichos es: ‘cuando la suerte se inclina, hasta los perros te mean’, pero hay que cargar la tristeza sin desesperar.

 Le cuento esto para que lo conozca un poco. Yo trabajo y estudio, con mi hermano somos canillitas, vendemos diarios y no nos alcanza para cuidar a nuestro padre y pagar el alquiler de nuestra pieza, por eso le escribo para ver si es posible que pueda tener su jubilación, y le pedimos ayuda.

 Gracias y que Dios le guie en todo lo que hace por los pobres.

A la semana de haber entregado la carta en la Fundación Eva Perón, llega al conventillo una señora muy elegante que me busca y me dice:

- ¿Tú eres quien le escribió esta carta a la Señora Evita?

- Si, soy yo.

- Soy su secretaria y la Señora Evita me envía a conversar contigo y ver a tu padre.

- Está en la pieza, espere que le enciendo la luz.

- ¿Puedes dejarnos unos minutos solos?

Salí al patio y esperé aproximadamente más de media hora. Cuando salió me dijo:

- Voy a informar a la Señora Evita de la situación de tu padre, creo que en una semana tendrás respuesta.

A la semana llegó un señor con un coche de la fundación y llevó a mi padre a hacer los trámites para su jubilación. En pocos días el viejo tenía su jubilación. Mi hermano y yo no podíamos creer que todo haya salido bien y rápido.

Los milagros existen y en este caso, quien lo hizo posible fue la abanderada de los pobres que está en el corazón de nuestro pueblo. Sin esa ayuda probablemente mi vida y la de mi familia hubiese sido bastante diferente.

Con esta pequeña historia de vida quiero contribuir al homenaje que todos los 26 de julio realiza el pueblo argentino a la memoria de Evita. Una contribución de ese pibe que ya a sus 87 años, no olvida la grandeza de corazón de quien luchó por la dignidad de nuestro pueblo, por la justicia social, los derechos de los trabajadores, de las mujeres y los niños. Evita partió pero no se fue, esta presente en la mente y corazón del pueblo en estos momentos que vive el país, donde una dictadura de mercado impone el hambre, el desempleo y la marginalidad bajo la amenaza del uso de la fuerza policial o militar.

Los argentinos y las argentinas tenemos memoria, y la debemos poner en acción.

Adolfo Pérez Esquivel

Premio Nobel de la Paz

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook