Entradas con la etiqueta ‘Terrorismo’

Un presente de lucha

Este 24 de marzo el pueblo argentino inundó las calles y plazas de todo el país para decir “nunca más” al terrorismo de Estado al que nos sometió la última dictadura cívico-militar, y para exigir más Memoria, Verdad y Justicia que nos ilumine el presente para construir un mejor futuro.

Más allá de las diferencias sectoriales, políticas y religiosas, sabemos valorar y respetar la diversidad, que es la gran riqueza de nuestros pueblos. Y por suerte cada día somos más los argentinos que consideramos a los derechos humanos en su integralidad, sin acotarlos a una sola época, pensando en las generaciones pasadas, presentes y futuras.

Pero la Paz es fruto de la Justicia, las heridas provocadas son profundas, no están cicatrizadas, y en algunos casos están creciendo.

Obama vino un 24 de marzo, y no cualquier 24, el mismo en que se cumplieron cuarenta años del último golpe de Estado. Lamentablemente no vino a asumir en nombre de Estados Unidos las responsabilidades que le corresponden por violaciones de derechos en Argentina y la región. Más allá de esto, vale destacar que sus gestos de acercamiento y respeto con la desclasificación de documentación de la época y el homenaje a las víctimas dejan en vergüenza a varios grandes medios argentinos que aún pregonan en sus editoriales una retórica de defensa disimulada de la última dictadura y su propio rol de cómplices.

Son estos medios y el actual gobierno de Cambiemos los responsables de promocionar un EE.UU. que respeta los derechos humanos, cuando el mismo Obama me reconoció que ellos los violan en la actualidad.

Resulta contradictorio que el gobierno argentino diga que hay que mirar al futuro y no le haya exigido a EE.UU. que ratifique la Convención Americana de Derechos Humanos, mientras que sí firmó una declaración de apoyo a la OEA y al Sistema Interamericano de Derechos Humanos. EE.UU. hoy es sede de la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pero es el único país de América que no adhirió ni ratificó al Pacto de San José de Costa Rica. Lo que no le impide arrogarse el derecho de viajar por el mundo con su propia vara para premiar y castigar a propios y ajenos en nombre de nuestros derechos.

Hagan lo que digo, pero no lo que hago. Estados Unidos nunca fue aliado de la Argentina, cuando hubo buenas relaciones era porque les estábamos entregando nuestra soberanía y recursos a bajo precio. En este sentido debemos estar atentos al convenio firmado para la lucha conjunta contra el narcotráfico, ya que casi siempre han servido para introducir caballos de troya que terminan aumentando el injerencismo de EE.UU. en asunto internos.

Por otro lado, poco se habló del Nunca Más económico, que es el que necesitamos para no volver a aceptar el grillete de la deuda externa como un instrumento de dominación que siempre nos ha dado la misma fórmula: más pagamos, más debemos y menos tenemos. No es de país “normal” acordar pagos multimillonarios para una deuda comprobadamente ilegítima, ilegal e impagable.

En la región hay grandes intereses económicos y políticos que buscan aumentar nuestra dependencia socavando a ciertos gobiernos no disciplinados, para quitarles el apoyo de sus pueblos. En Brasil hoy se está aplicando la metodología de golpe blando, impuesta ya en Honduras, Haití y Paraguay, con la complicidad del Poder Judicial y/o parlamentario, las fuerzas armadas, corporaciones empresariales y el aval de EE.UU. Eventos que se suman a los intentos de golpe con acciones violentas como los de Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Por eso hoy, a cuarenta y a 200 años, lo importante es que los argentinos y latinoamericanos seguimos demostrando que hemos aprendido a defender nuestra democracia y nuestra soberanía más allá de los gobiernos y los injerencismos, porque sabemos que las banderas del cambio y del futuro son nuestras y se defienden con más democracia participativa y más independencia, para más y mejores derechos.

Adolfo Pérez Esquivel

Presidente del SERPAJ y CPM.

Publicado en Diario Perfil el día 27 de marzo de 2016: http://www.perfil.com/contenidos/2016/03/27/noticia_0024.html

Carta de Pérez Esquivel al Embajador de Francia

¿Es suficiente ser ‘Charlie Hebdo’? [Esp./Fran.]

Respaldar el derecho a la libertad de expresión no es compartir el contenido de todas las expresiones. La provocación tanto como el respeto son parte de la política democrática. Quien reprime la libertad de expresión reprime la democracia, esto es, el derecho de los pueblos a empoderarse. Por eso ha sido muy importante el unánime rechazo por parte de países de todo el mundo al atentado contra la revista satírica Charlie Hebdo.
Quienes deciden y ejecutan estos actos han creado muros de intolerancia e intentan justificar el uso de la violencia por todos los medios. El terrorismo entendido como la intención de generar muerte, pánico y miedo para someter un pueblo no tiene religión ni ideología, no busca la vida, sino la muerte.

Desde chicos se aprende que cuanto más uno se enoja con los chistes, más burlas recibirá. Y en efecto, de sencillos 60 mil ejemplares Charlie Hebdo ha pasado a publicar 3 millones, por las crecientes solicitudes internacionales. Nadie con dos dedos de frente puede pensar que este atentado tenía como fin terminar con una publicación o hacer agachar la cabeza a Europa.
Todos somos Charlie, por supuesto, pero no es común que los jefes de la OTAN se reúnan para encabezar una movilización callejera. ¿Quiénes resultan beneficiados con este atentado? ¿Por qué a muchos señores de la guerra también les conviene ser Charlie?

Con muchos elementos dudosos, los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU. desencadenaron un nuevo régimen internacional de control e injerencias militares internacionales, basadas en mentiras para ejecutar planes económicos y geopolíticos. Hoy el objetivo es un Medio Oriente controlado por la OTAN. En esto se enmarca el envío este mismo miércoles del portaaviones Charles De Gaulle que hizo el presidente de Francia hacia el Golfo Pérsico para bombardear y “conjurar amenazas del exterior”.

Pero aquel 11 de septiembre también despertó un régimen de excepción para la propia población estadounidense encarnada en el Patriot Act, y en la sesión parlamentaria del martes ya comenzaron a definir la versión francesa, cuya base es el Loppsi 2.

El asesinato de periodistas debe investigarse en profundidad para obtener justicia para los familiares y los franceses, así como deben investigarse las acciones del terrorismo de Estado de las potencias militares en nuestros países y a través de sus ejércitos secretos, tal como lo investigó el suizo Daniele Ganser en su libro Los ejércitos secretos de la OTAN. No podemos olvidar la ocupación de Francia en Haití para derrocar a su presidente en 2004, su actual e histórico papel colonial en Africa, Asia y también Medio Oriente, la producción y venta de armas a todo el mundo, etc.

Tampoco podemos olvidar que la ONU está investigando a Israel por crímenes contra la humanidad luego de los ataques criminales a miles de civiles en Palestina, el uso de fósforo blanco, entre otros experimentos. En esa oportunidad tampoco importó el derecho internacional ni la vida, pero su presidente estuvo presente en la marcha. Lamentablemente este atentado reactiva el miedo al árabe cuando muchos países europeos están reconociendo a Palestina como un Estado soberano con derecho a existir y gobernarse.

Ninguna acción pública ni particular de terror puede llevarse a cabo en nombre de la libertad, el miedo paraliza, la democracia moviliza. La democracia y el respeto se ganan con más democracia y respeto.

¿Es realmente fortalecer a la OTAN una neutralización de estos grupos (con falsa o verdadera bandera) que buscan el terror? O tal vez sería más inteligente que numerosos países creasen una revista internacional en conjunto para que las religiones puedan satirizarse mutuamente y jaquear a los violentos. ¿La paz se obtiene con diálogo e igualdad, o con más ejércitos, atentados y sufrimiento? ¿Es suficiente ser solamente Charlie Hebdo?

Adolfo Pérez Esquivel

Premio Nobel de la Paz

Cela suffit-il de dire: « Nous sommes tous Charlie Hebdo » ?…

Soutenir le droit à la liberté d’expression, ce n’est pas être d’accord avec le contenu de toutes les expressions. La provocation ainsi que le respect d’autrui font partie de la politique démocratique. Celui qui réprime la liberté d’expression réprime aussi la démocratie et le droit des peuples à la souveraineté. C’est pourquoi le rejet unanime par la plupart des pays du monde de cet attentat contre la revue satirique Charlie Hebdo est très important.

Ceux qui décident et exécutent de telles actions ont créé des murs d’intolérance et essayent par la suite de justifier par tous les moyens l’usage de la violence. Le terrorisme avec l’intention de donner la mort et de créer la panique et la peur pour soumettre un peuple, n’appartient à aucune religion ni à aucune idéologie ; il ne recherche pas la vie, mais il engendre la mort.

Déjà dans l’enfance, on a appris que celui qui s’insurge contre les plaisanteries s’attire bien des moqueries. De la même façon, Charlie Hebdo qui tirait seulement à 60.000 exemplaires, en publie maintenant bien plus de 3 millions grâce aux sollicitations internationales croissantes. Personne avec deux grains d’intelligence dans la tête ne pouvait penser que cet attentat avait pour but d’en terminer avec cette publication et de faire ainsi baisser la tête à toute l’Europe. Nous sommes tous Charlie, bien sûr, mais il n’est pas commun que tous les chefs d’état de l’OTAN se réunissent pour prendre la tête d’une mobilisation de rue. Quels sont ceux qui tirent bénéfice de cet attentat ?… Pourquoi convient-il aussi d’être Charlie pour de nombreux chefs de guerre ?…

C’est avec beaucoup d’éléments douteux, que les attentats du 11 septembre 2001 aux Etats-Unis ont déchaîné un nouveau régime international de contrôles et d’ingérences militaires dans le monde entier, régime basé sur des mensonges, pour pouvoir exécuter leurs plans économiques et géopolitiques. Aujourd’hui, leur objectif est d’avoir un Moyen Orient contrôlé par l’OTAN. Dans ce but, on peut trouver l’envoi ce mercredi vers le Golfe Persique du porte-avions Charles de Gaulle décidé par le président de la France pour bombarder et « conjurer les menaces de l’extérieur ».

Mais le 11 septembre a aussi fait surgir un régime d’exception pour le peuple des Etats- Unis lui-même, incarné par le Patriot Act. En France, lors de la session parlementaire de ce mardi, on a déjà commencé à définir la version française sur cette même base.

Cet assassinat des journalistes doit provoquer des enquêtes en profondeur afin d’obtenir justice pour les familles et pour tous les Français. De la même façon, on doit aussi enquêter sur les actions du « terrorisme d’Etat » des puissances militaires dans nos pays du Sud grâce à leurs armées secrètes comme en porte témoignage le Suisse Daniele Ganser dans son livre : « Les armées secrètes de l’OTAN ». Nous ne pouvons pas non plus oublier l’occupation d’Haïti par la France pour renverser son président en 2004, son historique et toujours actuel rôle colonial en Afrique, en Asie et au Moyen Orient, la production et la vente des armes à tous les pays du monde, etc… De même, nous ne pouvons oublier que l’ONU enquête actuellement sur Israël pour ses crimes contre l’humanité lors des attaques criminelles contre des milliers de civils en Palestine, avec même parfois l’utilisation de phosphore blanc et d’autres expérimentations. A cette occasion, sans tenir aucun compte du droit international et de la vie des gens, le président israélien était présent dans la marche républicaine de Paris. Malheureusement, cet attentat réactive aussi la peur de l’arabe alors que beaucoup de pays européens reconnaissent la Palestine comme un Etat souverain avec le droit d’exister et de se gouverner.

Aucune action terroriste, publique ou privée, ne peut s’accomplir au nom de la liberté : la peur paralyse, la démocratie mobilise. La démocratie et le respect des gens se gagnent avec davantage de démocratie et davantage de respect. Est-ce que c’est vraiment rendre l’OTAN plus fort avec une neutralisation de ces groupes qui recherchent la terreur ?… Il serait peut-être plus intelligent que de nombreux pays créent ensemble une revue internationale où les religions pourraient écrire des satires les unes sur les autres et faire échec aux violents. La paix s’obtient toujours mieux avec le dialogue dans l’égalité plutôt qu’avec davantage de militaires et plus d’attentats et de souffrances?… Est-ce que cela suffit  de se dire seulement : « Nous sommes Charlie Hebdo ?…

Adolfo Pérez Esquivel

Prix Nobel de la Paix

ANTE EL DESACATO Y EL TERRORISMO ECONÓMICO, SUSPENDER LOS PAGOS Y AUDITAR LA DEUDA PÚBLICA

Imprimir

(Buenos Aires, 30 de septiembre de 2014) El Juez Griesa declaró a la Argentina en desacato por no cancelar la sentencia de pago de una deuda espuria. La justicia de EE.UU. lo hizo a solicitud de los fondos buitre. Por su parte, la Presidente de Argentina los denunció ante la Asamblea de la ONU como terroristas económicos.

En rigor, este capitalismo de época es producto del Terrorismo de Estado que ensayó las políticas neoliberales en el Cono Sur de América en los años setenta, y que se sostiene mundialmente en base al endeudamiento, al saqueo de los bienes comunes naturales sobre todo del Sur, y la militarización de la sociedad mundial.

Ahora, el terrorismo se extendió a los poderes hegemónicos del orden capitalista para afianzar una lógica especulativa de valorización de los capitales.

Son todos buitres, cómplices de un régimen que exacerba la rentabilidad de sus inversiones a costa de la explotación de la fuerza de trabajo y los bienes comunes.

El endeudamiento financiero es un instrumento predilecto de este régimen, sean los prestamistas un fondo reconocido como buitre, un tenedor de bonos“reestructurados” en 2005 o 2010, alguno de los grandes bancos que manejan el sistema financiero o el mismo Banco Mundial.

Es por todo esto que sustentamos la necesidad de SUSPENDER los PAGOS de la DEUDA PÚBLICA e INVESTIGAR su LEGITIMIDAD y LICITUD para no seguir pagando lo que no debemos. Asimismo, exigimos la caducidad de todos los acuerdos y contratos secretos con estados, organismos extranjeros y empresas transnacionales que incluyen prórroga de jurisdicción, tanto en cuestiones financieras, como de extracción de bienes comunes naturales.

Vale consignar las promesas de pago incluidas en el Presupuesto 2015 enviado al Congreso, partidas que deben ser canceladas y reorientadas hacia políticas de repoblamiento territorial, matriz energética renovable y descentralizada, agricultura familiar y campesina, salud y educación de calidad, vivienda y hábitat dignos para todos. Es la base para exigir terminar con el consenso mayoritario por el pago de la deuda.

Desde nuestra Asamblea le decimos No al “coro de pagadores seriales” que conforman, desde el oficialismo y la oposición partidaria y mediática, el Partido Único de la Deuda (PUD).

Argentina tiene un enorme potencial de alternativas soberanas para confrontar estos modelos de sometimiento, y por eso convocamos a conformar un gran movimiento popular para exigir la satisfacción de nuestros derechos, pues ya pagamos tanto que nos consideramos los acreedores del sistema financiero mundial.

ASAMBLEA POR LA SUSPENSIÓN DE PAGOS E INVESTIGACIÓN DE LA DEUDA Y POR LA DEFENSA DEL PATRIMONIO NACIONAL Y LOS BIENES COMUNES

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook