Entradas con la etiqueta ‘palestina’

Pérez Esquivel: “Netanyahu protege a represores argentinos prófugos”

El Premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, expresó su repudio a la visita a la Argentina del Primer Ministro Israelí, Benjamín Netanyahu. “No sólo él mismo está acusado de haber cometido crímenes de lesa humanidad en la Corte Penal Internacional por matar civiles bombardeando escuelas, hospitales y mezquitas de Palestina, sino que además le brinda protección a un represor de la última dictadura argentina”, dijo en referencia a la negativa que diera Netanyahu en mayo de este año a la solicitud de extraditar a Teodoro Aníbal Gauto (exagente del Batallón 601), prófugo de la justicia argentina y con pedido de captura internacional de Interpol, por estar acusado de haber cometido delitos de lesa humanidad en la última dictadura militar de Argentina.

Con respecto a este asunto, el dirigente de derechos humanos se refirió al Presidente argentino: “Macri tiene la obligación legal y moral de exigir a Israel y Netanyahu la extradición de Teodoro Aníbal Gauto a la Argentina para que sea juzgado por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura”, y agregó “no me extraña que este Presidente, tan empeñado en desconocer los 30.000 desaparecidos por la dictadura militar, en minimizar la política de DDHH, y desconocer la desaparición forzada de Santiago Maldonado, tenga buenas relaciones con un protector de represores. No es casual que no hablen del terrorismo de Estado”.

Teodoro Aníbal Gauto se encuentra imputado en la causa que lleva el Expte. Nº 16.419 “Arias Duval, Alejandro Agustín; Di Pasqueale, Jorge Hector; Romero Pavón, Carlos María y otros s/homicidio, privación ilegal de la libertad, tormentos y sustracción de menores”. En febrero de 2015 fue encontrado prófugo en Israel protegido por su Ley de Retorno. Ante los medios de ese país Gauto explicó que: “Mientras yo esté en este país (Israel) y medianamente pueda estirar el tema, es decir, jugar con el tema de la extradición, seguiré acá. Si voy a Argentina, me van a encerrar en un calabozo y yo.., obviamente, no estoy preparado para eso”. En mayo de 2017, Benjamín Netanyahu negó el pedido de extradición que había hecho la Argentina en 2015.

 

Israel y Palestina, y el derecho de los pueblos a su autodeterminación y soberanía / Israel and Palestine, and the right of peoples to self-determination and sovereignty

bb7d4bea591d230fb6c9f39d8d4db106_article430bw

En enero del año 2009, publiqué una nota sobre los ataques de Israel del 27 de diciembre de 2008, comenzaba diciendo: “Sonó el teléfono a las 3.45 hs de la noche, un amigo israelita llamaba desde Jerusalém preocupado y dolorido se preguntaba que podía hacer la comunidad internacional frente a la invasión y los bombardeos de Israel sobre la Franja de Gaza”. En efecto, esa invasión sucedió luego de que una encuesta demostrara que más del 70% de la población de Israel y la de Palestina estaban de acuerdo con la existencia de dos estados conviviendo pacíficamente.

Sin embargo los intereses del Estado de Israel y sus aliados han impedido sistemáticamente la constitución del Estado Palestino, tal como la estableció la ONU en 1948, arrebatándoles el territorio, oprimiéndolos y construyendo un muro de la infamia para separar, encerrar y perseguir al pueblo palestino.

Israel intenta justificar sus actos reclamando el derecho a autodefenderse, pero de acuerdo con el principio básico de derecho internacional, ex injuria non oritur ius, un derecho legal no puede  surgir de un acto ilícito. Los hechos están a la vista y son incuestionables, si un Estado viola el derecho internacional y las advertencias de la ONU para cometer atrocidades contra otros pueblos, se transforma en un Estado terrorista.

El gran pecado de los palestinos es que no están dispuestos a rendirse y dan la vida peleando por su libertad. Israel es el país invasor que cuenta con más recursos militares, financieros y mediáticos, para disponer de escudos antimisiles y drones, y comprar suficiente consenso como para que no los llamen “terroristas” a pesar de bombardear con armas químicas, torturar niños palestinos y usarlos como escudos humanos.

Esto ya no es un problema político solamente, es un problema humanitario. La ONU ayer aprobó una resolución para la protección de Palestina y para investigar el operativo de Israel por posibles crímenes contra la humanidad. La respuesta de Israel fue bombardear a las pocas horas las escuelas que el máximo organismo internacional tiene en Gaza, matando e hiriendo a muchos de los 1500 civiles que buscaban cobijo y salvar sus vidas.

El Primer Ministro israelí lo dijo bien claro “No cederemos a la presión internacional”, y Estados Unidos apoya esta postura porque ya lo ha hecho en otras oportunidades y porque quieren seguir haciéndolo. Sin embargo Israel es reconocido como un Estado pleno en la ONU y Palestina no, porque EEUU se niega. La primera y la octava potencia militar del mundo se están convirtiendo cada día más en una amenaza a la humanidad. Algo muy diferente a lo que busca la Palestina destruida y bloqueada comercialmente, que es sobrevivir y lograr constituirse en un Estado pleno.

Hubo muchos intentos de poder alcanzar una solución, todos frustrados, el más reciente fue la del Papa Francisco que viajó a Tierra Santa, e invitó al Presidente de Israel, Simon Peres, y al Presidente Palestino Mahmoud Habbas, al Vaticano para orar juntos y alcanzar un nuevo camino de diálogo que derribe los muros de la intolerancia y puedan alcanzar  la paz entre los pueblos.

Los pueblos de Israel y Palestina necesitan vivir en paz. Para eso la comunidad internacional debe ponerle límites a Israel.

Por eso reclamamos:

Enviar una misión para detener los bombardeos y la ofensiva militar terrestre de Israel

Bloquear el comercio militar con Israel, como resolvió la ONU en 1975[1]

Aplicar sanciones económicas obligatorias por la ONU, como sucedió con el Apartheid en Sudáfrica.

Brindar ayuda humanitaria al pueblo palestino, y reconocer a Palestina como un Estado soberano, independiente y libre en el territorio que le corresponde.

Adolfo Pérez Esquivel

Premio Nobel de la Paz



[1] Resolución 3414 (1975) de la Asamblea General de las Naciones Unidas: “[la AGNU] solicita a todos los estados que desistan de proveer a Israel de cualquier  ayuda militar y económica  mientras continúe ocupando territorios y negando el inalienable derecho nacional del pueblo Palestino”.

Israel and Palestine, and the right of peoples to self-determination and sovereignty

In January of 2009, I published an article on the Leer el resto de esta entrada »

Dos Premios Nobel de la Paz latinoamericanos piden un embargo militar a Israel / Two latinoamerican Peace Nobel laureates call for military embargo on Israel

IMG_20140714_143615604_HDR

“Con el establecimiento de una relación de opresión, la violencia ya ha comenzado. Nunca en la historia los oprimidos han iniciado la violencia. … No habría oprimidos si antes no hubiera existido la violencia para establecer su sometimiento.” -Paulo Freire

Israel ha desatado una vez más toda la fuerza de su ejército contra la población palestina  cautiva, sobre todo en la sitiada Franja de Gaza, en un acto inhumano e ilegal de agresión militar. El actual ataque de Israel contra Gaza hasta el momento ha matado a muchos civiles inocentes, ha causado cientos de heridos y devastado la infraestructura civil, incluido el sector de la salud, que ya estaba gravemente deteriorado.

La capacidad de Israel para poner en marcha este tipo de ataques devastadores con impunidad proviene en gran parte de la vasta cooperación militar internacional y del comercio de armas que Israel mantiene con gobiernos cómplices de todo el mundo.

Durante el periodo 2008-2019, EE.UU. proporcionará ayuda militar a Israel por valor de  30.000 millones de dólares, mientras que las ventas militares anuales israelíes al mundo llegan a miles de millones de dólares. En los últimos años los países europeos han exportado armas a Israel por valor de miles de millones de euros y la Unión Europea ha financiado a las empresas militares y a las universidades israelíes con becas de investigación en el ámbito militar por un valor de cientos de millones de euros.

Las economías emergentes, como India, Brasil y Chile, aumentan rápidamente su comercio y cooperación militar con Israel, a pesar de que afirman apoyar los derechos palestinos.

Al importar y exportar armas a Israel y facilitar el desarrollo de la tecnología militar israelí los gobiernos de hecho están enviando un claro mensaje de aprobación de la agresión militar de Israel, incluidos sus crímenes de guerra y posibles crímenes contra la humanidad.

Israel es uno de los principales productores y exportadores de aviones militares no tripulados del mundo. La tecnología militar de Israel, desarrollada para mantener décadas de opresión, se comercializa con la calificación de “probada sobre el terreno” y se exporta a todo el mundo.

El comercio militar con Israel y las relaciones de investigación conjunta en el ámbito militar alientan la impunidad israelí para cometer graves violaciones del derecho internacional y facilitan el afianzamiento del sistema israelí de ocupación, colonización y de negación sistemática de los derechos de los palestinos.

Hacemos un llamado a las Naciones Unidas y los gobiernos de todo el mundo a tomar medidas inmediatas para aplicar a Israel un embargo militar integral y legalmente vinculante, similar al impuesto a Sudáfrica durante el apartheid.

Los gobiernos que expresan su solidaridad con el pueblo palestino en Gaza, el más castigado por el militarismo, las atrocidades y la impunidad de Israel, deben comenzar por cortar relaciones militares con Israel. Los palestinos necesitan hoy una solidaridad eficaz y no caridad.

Two Peace Nobel laureates call for military embargo on Israel

“With the establishment of a relationship of oppression, violence has already begun. Never in history has violence been initiated by the oppressed. …There would be no oppressed had there been no prior of violence to establish their subjugation.”Paulo Freire

Israel has once again Leer el resto de esta entrada »

Por una solución política para los pueblos

Palestina pidió a la ONU el cese del fuego, pero Israel sigue bombardeando con drones. El primer Ministro Israelí, Benjamín Netanyahu, dijo: “Ninguna presión internacional nos impedirá actuar con todo el poder”.
Ya van 7 días y han dejado casi 200 muertos (70% civiles y 34 de ellos niños), miles de heridos y desplazados árabes y además hospitales destruidos en Gaza. Se agrava la crisis humanitaria en Palestina.
Por eso con Rigoberta Menchú Tum, decimos “Paren los bombardeos a Palestina. Stop bombing Palestine.”

Bshi1JiIQAAeao9.jpg large

Los pueblos de Israel y Palestina necesitan vivir en paz

Buenos Aires, 1 de diciembre del 2012

El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General de la ONU aprobó la resolución que determina la partición de Palestina y la creación de dos Estados, uno judío y el otro árabe, decisión tomada a espaldas de los pueblos y por resolución del colonialismo británico y las grandes potencias. Esta partición generó hasta el día de hoy un río de sangre, enfrentamientos y dolores entre dos pueblos, que duele a la humanidad.

Varias generaciones nacieron bajo el signo de la guerra y el odio, dominados por el miedo, la inseguridad  y zozobra de sus vidas, buscando justificaciones plagadas de contradicciones.

La realidad  muestra rostros que los políticos y señores de la guerra no quieren ver: los miles de muertos,  de heridos, la destrucción, los miedos a los misiles y los bombardeos, las agresiones, las torturas, cárceles, y la discriminación de quienes levantaron el muro del odio que divide Jerusalén, lugar sagrado de las religiones que proclaman el Amor y la Paz.

Surge el rostro de la violencia cotidiana e incontrolable, donde Israel continúa con su terrorismo de Estado, imponiendo su voluntad por las armas, expulsando a los palestinos de sus territorios y acusándolos de terroristas. Ha suspendido la conciencia bordeando la vida y victimizando a la Verdad.

Los hechos concretos  en el tiempo están a la vista, después de 65 años, el conflicto se ha agudizado, la violencia y el poder de las armas sólo han logrado ensangrentar la tierra amada que gime de dolor por sus hijos e hijas,  pero no han logrado alcanzar la Paz.

El Estado de Israel no está sólo, cuenta con la complicidad y el apoyo militar y político de  los Estados Unidos y parte de la Unión Europea para  desconocer  las resoluciones de la ONU, que muestra gran debilidad y está sujeta a fuertes presiones.

A pesar de todo, recientemente la Asamblea General a dado un paso muy importante al reconocer Al Estado Palestino por 138 votos, con status de Estado Observador,  sin derecho de voto.

¿Hasta cuando continuarán matándose unos a otros? ¿Hasta cuando continuarán justificando las “guerras santas”, las “guerras Justas”, las guerras de  “baja intensidad”, y los terrorismos de diversos signos?

No creo en las guerras santas, ni en las guerras justas, todas las guerras llevan a la destrucción y muerte, ninguna guerra es justa, no es la voluntad de Dios. Creo en las “causas justas”, en la resistencia de los pueblos frente a la opresión.

Duele la tragedia interminable que viven unos y otros, dónde el dolor ha penetrado en las mentes y corazones, y  han vivido tantas tragedias que ya no hay  lugar para las lágrimas.

Mientras escribo esta nota, recibo un llamado telefónico de Miguel Angel Estrella, “el querido Chango”, pianista argentino luchador por la vida y dignidad de los pueblos, quien acompaña solidariamente a los pueblos de Israel y Palestina buscando caminos de encuentro; me   habla del escritor judío Stefan Hessel de 95 años, a quien un periodista le pregunta:

¿Por qué usted, siendo judío, tiene la ciudadanía palestina?-

Su respuesta fue: “defiendo a Palestina, por amor a Israel”.  Los sabios y los simples tienen capacidad de abrazar lo incomprendido y  superar los muros de la intolerancia, odio y muerte que  impide ver con claridad. Tienen la paciencia y la sabiduría de esperar que las aguas turbulentas  calmen y poder ver el lecho del río

La Paz se alcanza cuando se  equilibra  el derecho de unos y otros y se restablece el respeto y la dignidad

Ningún pueblo puede vivir en paz si no la comparte con otros pueblos, Hessel señala el camino; la necesidad de derribar los muros de la intolerancia y saber escuchar: “Defiendo a Palestina , por amor a Israel”.

Los judíos y los palestinos debieran desaprender lo aprendido, para volver a aprender a construir juntos un nuevo amanecer de esperanza, lograr “desarmar las conciencias armadas”. Son pueblos con historia milenaria de luchas y sufrimientos, de alegría y sabiduría, pero algunos sectores pareciera que han renunciado a la memoria de sus ancestros, a su caminar como pueblos y se han sumergido en la profundidad del dolor y el odio que los enceguece sin dejarles ver la luz.

La aceleración del tiempo nos enfrenta con la impermanencia,  lo fugaz de la vida y de la muerte,  donde todo pasa por pequeño que sea, en nuestra vida y en el universo. No pasamos en el tiempo, el tiempo pasa en nosotros. Y nos deja ver el rostro de lo finito de toda existencia.

Cabe preguntarse: ¿qué vida le están dejando y construyendo a las nuevas generaciones de judíos y palestinos? Lo que siembren recogeran. El pueblo palestino siembra la semilla de la libertad. 

El proverbio dice: “No ocultes tu sombra en la oscuridad, sólo está donde hay luz”

Adolfo Pérez Esquivel

Premio Nobel de la Paz

Israel – ¡basta, al terrorismo de Estado! (Esp./Fran.)

Buenos Aires, 20 de noviembre del 2012

Israel ha impedido la constitución del Estado Palestino, arrebatándoles el territorio, oprimiéndolos y construyendo un muro de la infamia para separar, encerrar y perseguir al pueblo palestino.

Tiene el apoyo cómplice de los Estados Unidos, de su Presidente Barack Obama justificando la agresión de Israel contra los palestinos, y haciendo uso y abuso del veto en el Consejo de Seguridad de la ONU,  para impedir sanciones al Estado de Israel por los crímenes cometidos.

La comunidad internacional  reclama llegar a una solución justa y poner fin a la guerra y lograr la creación del Estado Palestino, derecho que lamentablemente ha fracasado por la permanente oposición de Israel, y de los EEUU y la Unión Europea que lo apoyan y proveen de ayuda económica y militar para que imponga su voluntad por las armas en contra de las resoluciones de la ONU [1]

Los ataques recientes contra Gaza  por parte de Israel y sus continuos operativos militares y agresiones pasan a ser una burla a la ONU, al no acatar ninguna recomendación ni buscar caminos de solución del conflicto. El Estado de Israel se pone al margen del derecho internacional y actúa como un Estado terrorista, invadiendo y provocando fuertes daños a la población civil, muerte de mujeres y niños, impidiendo la ayuda humanitaria al pueblo palestino que soporta desde hace décadas la agresión israelí.

¿Hasta cuando la comunidad internacional va a permitir que Israel continúe actuando con total impunidad y no se pongan limites a su agresión contra el pueblo palestino?

¿Hasta cuando Israel, EEUU y la Unión Europea continuarán siendo parte de la agresión contra los pueblos del Medio Oriente, Palestina, Siria, Libia, Afganistán, Irak y las continuas amenazas a Irán?

Israel intenta justificar sus actos reclamando el derecho a autodefenderse, pero de acuerdo con el principio básico de derecho internacional, ex injuria non oritur ius, un derecho legal no puede  surgir de un acto ilícito[2].

Debemos sumar nuestras voces y voluntades para reclamar a Israel, a los EEUU, a la Unión Europea, a la ONU, y a la comunidad internacional que se ponga fin a la violencia contra el pueblo palestino.

Pareciera que Israel ha olvidado el sufrimiento de su pueblo y su largo camino de diásporas y  angustias.

De pueblo víctima se ha tornado victimario.
De ser un pueblo que luchó por su libertad, hoy es un país agresor que encadena y oprime a otro pueblo.

¡Basta al terrorismo de Estado contra el pueblo palestino!
¡Basta de masacres y muerte de mujeres y niños palestinos!

Es urgente derribar el muro de la infamia, aprender a respetar el derecho del pueblo palestino. Es respetarse a si mismo. Israel hoy debe derribar el muro más terrible que permanece en su mente y corazón.

Es urgente reclamar a las Naciones Unidas establecer las bases para una solución al conflicto y reparar los daños hechos por Israel enviando ayuda humanitaria a Gaza,  alimentos y medicamentos.

Pero también es urgente reclamar un embargo militar al Estado de Israel como una efectiva medida no violenta que impida que esto vuelva a ocurrir, obligándolo a detener la represión y a cumplir con las obligaciones de las leyes internacionales.

La comunidad internacional no puede cerrar los ojos y dejar de oír el clamor del pueblo palestino.

Hago un llamado urgente a los tres Premios Nobel de la Paz, Shimon Peres, Presidente de Israel, a Barack Obama, Presidente de los EEUU y la Unión Europea:
Les pido, les exijo, cesen la represión contra el pueblo palestino. Ustedes no tienen derecho a justificar la violencia, las masacres, la destrucción y la muerte de un pueblo.  Les recuerdo el canto de Chuang Tzú, para llevar un poco de luz a sus mentes y espíritus.

No se puede poner una carga grande en una bolsa pequeña,
Ni tampoco se puede, con una cuerda corta,
Sacar agua de un pozo profundo.
No se puede hablar con un político poderoso
Como si fuera un hombre sabio,
Si busca comprenderte,
Si mira dentro de si mismo
Para buscar la verdad que le has dado,
No consigue encontrarla.
Al no encontrarla, duda.
Cuando un hombre duda,
Matará.

La Paz es el camino, ese camino lo han perdido y matan, porque dudan de sí mismos.

Sin libertad y dignidad no pueden construir la Paz, deben liberarse de sí mismos y  respetar el derecho del pueblo palestino a tener un Estado libre e independiente. Sus gobiernos deben cumplir el mandato de constituir dos Estados, que hasta ahora Israel, los EEUU y la Unión Europea niegan a Palestina.

Ser Premios Nobel de la Paz, implica asumir la responsabilidad con la humanidad de construir la Paz entre los pueblos, no la traicionen.

Adolfo Pérez Esquivel

Premio Nobel de la Paz

 


[1] Como por ejemplo la  Resolución 3414 (1975) de la Asamblea General de las Naciones Unidas: “[la AGNU] solicita a todos los estados que desistan de proveer a Israel de cualquier  ayuda militar y económica  mientras continue ocupando territorios y negando el inalienable derecho nacional del del pueblo Palestino”

http://www.un.org/apps/news/story.asp?NewsID=43376#.UKEIxYdyGSo

[2] http://www.definitions.uslegal.com/e/ex-injuria-jus-non-oritur/

Israël – Le terrorisme d’Etat, ça suffit!

Buenos Aires, le 20 de novembre 2012.

Israël a toujours empêché par tous les moyens  la constitution d’un Etat Palestinien ; en arrachant du territoire aux Palestiniens, en les opprimant et en construisant ce mur de l’infamie qui sépare, encercle et poursuit partout le peuple palestinien.

Il a le soutien complice des Etats-Unis et de leur Président Barack Obama qui justifie l’agression d’Israël contre les palestiniens en usant et en abusant de son droit de veto au Conseil de Sécurité de l’ONU, pour empêcher des sanctions contre l’Etat d’Israël pour les crimes qu’il commet.

La communauté internationale demande instamment  de parvenir à une solution juste, de mettre fin à la guerre et d’instaurer un Etat Palestinien, mais c’est là un droit qui malheureusement n’aboutit jamais à cause de l’opposition permanente d’Israël, des Etats-Unis et de l’Union Européenne qui lui fournissent une aide économique et militaire pour qu’il impose sa volonté par les armes, malgré toutes les résolutions de l’ONU.

Les attaques récentes contre Gaza de la part d’Israël et ses continuelles agressions et opérations militaires tournent l’ONU en ridicule car elles ne respectent aucune de ses recommandations et ne recherchent aucun chemin pour résoudre le conflit. L’Etat d’Israël se met en marge du droit international et agit comme un Etat terroriste en envahissant des territoires et en provoquant de grands dommages à la population civile avec la mort des femmes et des enfants  et même en empêchant que l’aide humanitaire parvienne au peuple palestinien qui supporte depuis des décennies l’agression israélienne.

¿Jusques à quand la communauté internationale va-t-elle permettre qu’Israël continue d’agir en toute impunité sans mettre de limites à son agression contre le peuple palestinien ?…

¿Jusques à quand Israël, les Etats-Unis et l’Union Européenne vont-ils continuer à participer à cette agression contre les peuples du Moyen-Orient, contre la Palestine, la Syrie, la Lybie, l’Afghanistan, et l’Irak avec en plus, les menaces continuelles contre l’Iran ?…

Israël essaye de justifier ses actions en disant qu’il a droit à s’auto défendre lui-même en accord avec les principes de base du droit international, mais l’application d’un droit légal ne peut jamais résulter d’une action illicite.

Nous devons rassembler nos voix et nos volontés pour exiger qu’Israël, les Etats-Unis, l’Union Européenne, l’ONU et la communauté internationale mettent fin à cette violence contre le peuple palestinien.

Il semblerait qu’Israël a oublié la souffrance de son peuple, qu’il a oublié l’Holocauste et son long cheminement de diaspora et d’angoisse.

De peuple victime il est devenu peuple oppresseur. Auparavant, c’était un peuple qui luttait pour sa liberté et aujourd’hui, c’est un pays agresseur qui enchaine et opprime un autre peuple.

Le terrorisme d’Etat contre le peuple palestinien, ça suffit ! – Les massacres et la mort des femmes et des enfants palestiniens, ça suffit !

Il est urgent de démolir le mur de l’infamie et d’apprendre à respecter les droits du peuple palestinien. Israël doit d’abord se respecter lui-même. Il doit aussi démolir ce mur plus terrible encore, qui est toujours présent dans son esprit et dans son cœur.

Il est urgent d’exiger que les Nations Unies déterminent les bases pour une solution du conflit et réparent les dommages causés par Israël en envoyant de l’aide humanitaire à Gaza, ainsi que des aliments et des médicaments.

Mais, il est aussi urgent de déclarer un embargo militaire à l’Etat d’Israël comme mesure effective non-violente qui empêche que cela puisse se reproduire et  qui l’oblige à arrêter la répression et à se conformer aux obligations des lois internationales.

La communauté internationale ne peut fermer les yeux et cesser d’écouter la clameur du peuple palestinien. Je fais un appel urgent aux trois Prix Nobel de la Paix, Shimon Peres, Président d’Israël, Barack Obama, Président des Etats-Unis et l’Union Européenne : je leur demande et j’exige d’eux qu’ils arrêtent la répression contre le peuple palestinien. Vous n’avez aucun droit pour justifier la violence, les massacres et la destruction et la mort d’un peuple. Je vous rappelle ce poème de Chuang Tzú (philosophe chinois du IVème siècle BC) pour apporter un peu de lumière dans vos esprits:

« On ne peut mettre une grande charge dans un petit sac ; de même, on ne peut avec une corde trop courte tirer l’eau d’un puits profond. On ne peut parler avec un politique puissant comme s’il était un homme sage; s’il cherche à te comprendre, s’il regarde à l’intérieur de lui-même pour chercher la vérité que tu lui as dite, il n’arrivera pas à la trouver. S’il ne la rencontre pas, il aura un doute et comme un homme qui doute, il tuera ».

La Paix est le seul vrai chemin et ce chemin, ils l’ont perdu et ils tuent. Sans liberté et sans dignité, ils ne peuvent construire la Paix. Ils doivent se libérer d’eux-mêmes et respecter le droit du peuple palestinien à avoir un Etat libre et indépendant. Leurs gouvernements doivent réaliser l’objectif d’avoir deux Etats, ce que jusqu’à présent Israël, les Etats-Unis et l’Union Européenne refusent à la Palestine.

Le fait pour eux d’être Prix Nobel de la Paix implique qu’ils assument leur responsabilité envers l’humanité afin de construire la Paix entre les peuples et de ne pas les trahir.

 Adolfo Pérez Esquivel

Prix Nobel de la Paix

Traducción: Francis Gely

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook