Entradas con la etiqueta ‘malvinas’

Ponencia de Adolfo Pérez Esquivel en el encuentro internacional “Perspectivas para un mundo libre de armas nucleares” organizado por el Vaticano

En el marco del encuentro internacional sobre desarme titulada “Perspectivas para un mundo libre de armas nucleares y para un desarme integral” que organizó el Vaticano el 10 y 11 de noviembre de 2017, que reunió a 11 Premios Nobel de la Paz, el Premio Nobel argentino, Adolfo Pérez Esquivel, expuso ante la audiencia su mirada sobre la temática desde una perspectiva latinoamericana. Aquí el resumen de su discurso:

Por el desarme de la injusticia

Estamos frente a grandes desafíos en el siglo XXI. El fin de la guerra fría parecía ofrecer la posibilidad de una significativa reducción de los gastos de defensa, que podían eventualmente ser usados para la reestructuración de un orden internacional más equitativo entre los países del Norte, capitalista desarrollado y los países del Sur subdesarrollo y dependiente.

Una visión idílica e ingenua del proceso de globalización auguraba que los procesos de integración de bloques regionales tendían a desactivar viejas amenazas e hipótesis de conflictos, hecho que favorecía la reducción de los gastos en defensa y en particular de los destinados a la producción de armamentos.

El nuevo orden internacional, o mejor dicho el orden de injusticias institucionalizado, ha generado un contexto de mayor incertidumbre y de menor capacidad de regular conflictos nacionales y regionales que pueden detonar y en muchos casos derivaron en intervenciones militares lideradas por las grandes potencias.

Las intervenciones militares contra Irak permiten evaluar las injerencias de las grandes potencias en la destrucción de un país. He estado en Irak después de la operación Tormenta del Desierto y he visto en refugios antiaéreos las imágenes de población civil que fueron desintegradas por misiles y sus sombras quedaron impresas en las paredes.
Leer el resto de esta entrada »

Pérez Esquivel en la TV Pública

“La paz no es la ausencia del conflicto” expresó Pérez Esquivel. “Nadie puede dar lo que no tiene. Si yo no tengo la paz en mi, no la puedo compartir[...] Es cuando uno ve que cuando termina una guerra no se llega a la paz. El vencedor le pone sus códigos al vencido. [...] La paz se llega cuando hay una comprensión y cuando tenemos los mismos derechos en la diversidad. La gran riqueza de los pueblos se genera en la diversidad. Como fue la madre tierra, nunca nos dio monocultivos. Ahí ves la relación entre las personas y los pueblos. Ahí esta la paz, que queremos de la vida. Tenemos dos cosas para compartir: una es el pan que alimenta el cuerpo, el pan que alimenta el espíritu, y la otra es la libertad. Sin libertad no se puede amar. [...] Amar a nuestro pueblo, a nuestro prójimo, amar la vida, a la humanidad, a la madre naturaleza. No es ese amor fácil vacío.[...] Tenemos que hacer caminar la palabra, ¿pero hacia dónde camina la palabra? Con una palabra podemos amar, y también destruir”.

Adolfo Pérez Esquivel estuvo en el programa “Cada Noche” emitido por la TV Pública.  Dicho ciclo tiene la característica de ser conducido por distintas personalidades de los medios en cada una de sus ediciones. Esta vez le tocó ser entrevistado al Premio de La Paz en Argentina por Silvina Chediek . Los invitamos a compartir y escuchar sus palabras.

 

 

 

 

 

 

Los rostros de los soldados de Malvinas

La Argentina fue arrastrada a la guerra de las islas Malvinas por la última dictadura militar y es necesario reflexionar serenamente sobre su intencionalidad.
La dictadura se enfrentó con crecientes protestas sociales y serias dificultades cuando la represión ya no era suficiente para contenerlas. En su estrategia para consolidar el poder interno buscó una posible guerra con Chile, país bajo la dictadura del general Pinochet. Intento que fue frenado por el papa Juan Pablo II y la intervención del cardenal Samoré, evitando una guerra entre pueblos hermanos.
La dictadura estaba en dificultades por la fuerte campaña internacional que denunciaba las graves violaciones de los derechos humanos, las torturas y la desaparición de personas. La resistencia interna del pueblo estaba creciendo y se lanzó la marcha del 30 de marzo de 1982, que fue reprimida violentamente, provocando cientos de heridos y presos en las cárceles y comisarías de la dictadura militar
El 2 de abril de 1982, las Fuerzas Armadas argentinas toman las islas Malvinas provocando la guerra con Gran Bretaña, que contaba con el apoyo de la OTAN y Chile. Utilizaron un reclamo legítimo del pueblo argentino sobre la soberanía de las islas pero no pensaban en la liberación del colonialismo británico. Manipularon ese sentimiento y clamor, que nace de las raíces de la patria, para fortalecer el frente político interno. Las consecuencias de la derrota de las fuerzas armadas argentinas son conocidas y no es mi intención en esta nota referirme a esa situación.
Las fuerzas militares que decían defender la patria terminaron estaqueando, enterrando hasta el cuello a los soldados, y obligando a sumergirse en aguas heladas a los que salían a buscar alimentos o carneaban una oveja para comer. Violaron los derechos básicos de los soldados, crímenes que deben ser investigados por la Justicia, que desde hace diez años,, tiene bloqueada la causa en Río Grande, Tierra del Fuego, sin que nadie haya sido citado a indagatoria.
Desde la Comisión Provincial por la Memoria fuimos a denunciar la actual militarización británica del Atlántico sur, y a rendir homenaje y orar por los soldados argentinos muertos en la guerra, que están sepultados en el cementerio de Darwin. También presentamos respeto y oramos en el cementerio de San Carlos, donde se encuentran los soldados británicos muertos en la guerra. Al igual que en 1982, cuando hice una campaña internacional contra la guerra y para salvar vidas junto a la premio Nobel de la Paz irlandesa Mairead Maguire, fuimos a decir “no a la guerra, no en nuestro nombre”.
Fuimos a apoyar el convenio entre el gobierno argentino y el británico con la Cruz Roja Internacional para identificar a los 123 soldados argentinos cuyas tumbas no han sido identificadas y llevan grabado en mármol negro: “Soldado argentino, sólo conocido por Dios”. Es un derecho de los familiares saber dónde están sus hijos para honrarlos y hacer el duelo. Por eso dos tercios de las familias dieron su consentimiento dando su ADN para que se pueda identificar a su ser querido.
Los héroes de las Malvinas no son desconocidos, que sólo Dios conoce. Lamentablemente hay grupos, incluso de familiares, que se niegan a que se identifique a los soldados muertos en la guerra de Malvinas. Pretenden justificar lo injustificable, decir que la guerra no fue desatada por la dictadura que oprimía al pueblo, que provocó miles de muertos, desaparecidos, niños secuestrados y desaparecidos. Por lo que el pueblo, aún hoy, sigue buscando verdad, justicia y reparación por el daño hecho.
Honremos a nuestros jóvenes que dieron sus vidas en defensa del derecho del pueblo argentino a la soberanía sobre las islas arrebatadas por los británicos, y que lo hicieron aun a costa del sufrimiento que la dictadura militar les infligía, por no estar preparada para un conflicto como el que ella misma inició, sino para reprimir a su propio pueblo.

*Presidente de la Comisión Provincial por la Memoria.

Publicado en la edición impresa del Diario Perfil. Disponible en línea en: http://www.perfil.com/columnistas/los-rostros-de-los-soldados-de-malvinas.phtml

Islas Malvinas: Argentinas para la Paz, Inglesas para la OTAN.


 
Según la ‪ONU‬ las ‪Malvinas Argentinas‬ están en mar argentino y son colonia británica que debe ser descolonizada (Res. N° 2065). Gran Bretaña está sola.
 
Esta es la carta que enviamos 7 Premios Nobel de la Paz a David Cámeron‬ reclamando el cumplimiento de la Resolución N° 2065: http://www.adolfoperezesquivel.org/?p=1018. Como Cámeron no quiso recibirme en Inglaterra, la carta se la entregué a Jeremy ‪‎Corbyn‬, parlamentario líder del Partido Laborista y principal opositor a Cámeron, quien apoya la postura de diálogo por la ‪Cuestión Malvinas‬ y presentó la carta en la Cámara de los Comunes: http://www.adolfoperezesquivel.org/?p=1606.
 

Pero también el ‪G77‬ + ‪China‬ apoyaron la postura de diálogo de ONU y Argentina‬ por ‪‎Malvinas‬: http://www.mrecic.gov.ar/userfiles/documentos-malvinas/g77_2011_-_declaracion_ministerial__cuestion_de_las_islas_malvinas.pdf.
La Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe -‪‎CELAC‬-, y la Unión de Naciones Sudamericanas -‪UNASUR‬- han declarado el reclamo por Malvinas como una causa de Nuestra ‪#‎América‬ en todas sus cumbres: http://www.cuartacumbrecelac.com/wp-content/uploads/2016/02/5.-Declaracion-Especial-5-Islas-Malvinas.pdf / http://www.unasur.int/es/node/636.
 
Es vergonzoso que Mauricio ‪Macri‬ y Susana ‪Malcorra‬ digan que la Cuestión Malvinas es un tema prioritario de la política exterior, pero a los pocos días de asumir hayan bajado el rango de la Secretaría de Cuestión Malvinas a Subsecretaría, y además hayan despedido 73 trabajadores.
 
No tenemos que olvidar que las Malvinas Argentinas han sido convertidas en base militar de la ‪‎OTAN‬ porque vienen por nuestros recursos y la ‪‎Antártida‬.
 
Aquí pueden ver la postura del ‪‎SERPAJ‬ frente a la guerra del Atlático Sur de 1982: http://www.adolfoperezesquivel.org/?p=1407. Junto con la Nobel irlandesa M.C. Maguired nos opusimos a la guerra, intenté viajar a ‪#‎Inglaterra‬ para llevar nuestra campaña para salvar vidas pero no me permitieron ingresar.
 
Las Malvinas son de Argentina y ‪‎Nuestra América‬, el derecho y la comunidad internacional están de nuestro lado, por eso la postura imperial de Gran Bretaña no tolera algo tan básico como el diálogo.

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook