Entradas con la etiqueta ‘malvinas’

Ponencia de Adolfo Pérez Esquivel en el encuentro internacional “Perspectivas para un mundo libre de armas nucleares” organizado por el Vaticano

En el marco del encuentro internacional sobre desarme titulada “Perspectivas para un mundo libre de armas nucleares y para un desarme integral” que organizó el Vaticano el 10 y 11 de noviembre de 2017, que reunió a 11 Premios Nobel de la Paz, el Premio Nobel argentino, Adolfo Pérez Esquivel, expuso ante la audiencia su mirada sobre la temática desde una perspectiva latinoamericana. Aquí el resumen de su discurso:

Por el desarme de la injusticia

Estamos frente a grandes desafíos en el siglo XXI. El fin de la guerra fría parecía ofrecer la posibilidad de una significativa reducción de los gastos de defensa, que podían eventualmente ser usados para la reestructuración de un orden internacional más equitativo entre los países del Norte, capitalista desarrollado y los países del Sur subdesarrollo y dependiente.

Una visión idílica e ingenua del proceso de globalización auguraba que los procesos de integración de bloques regionales tendían a desactivar viejas amenazas e hipótesis de conflictos, hecho que favorecía la reducción de los gastos en defensa y en particular de los destinados a la producción de armamentos.

El nuevo orden internacional, o mejor dicho el orden de injusticias institucionalizado, ha generado un contexto de mayor incertidumbre y de menor capacidad de regular conflictos nacionales y regionales que pueden detonar y en muchos casos derivaron en intervenciones militares lideradas por las grandes potencias.

Las intervenciones militares contra Irak permiten evaluar las injerencias de las grandes potencias en la destrucción de un país. He estado en Irak después de la operación Tormenta del Desierto y he visto en refugios antiaéreos las imágenes de población civil que fueron desintegradas por misiles y sus sombras quedaron impresas en las paredes.
Leer el resto de esta entrada »

Pérez Esquivel en la TV Pública

“La paz no es la ausencia del conflicto” expresó Pérez Esquivel. “Nadie puede dar lo que no tiene. Si yo no tengo la paz en mi, no la puedo compartir[...] Es cuando uno ve que cuando termina una guerra no se llega a la paz. El vencedor le pone sus códigos al vencido. [...] La paz se llega cuando hay una comprensión y cuando tenemos los mismos derechos en la diversidad. La gran riqueza de los pueblos se genera en la diversidad. Como fue la madre tierra, nunca nos dio monocultivos. Ahí ves la relación entre las personas y los pueblos. Ahí esta la paz, que queremos de la vida. Tenemos dos cosas para compartir: una es el pan que alimenta el cuerpo, el pan que alimenta el espíritu, y la otra es la libertad. Sin libertad no se puede amar. [...] Amar a nuestro pueblo, a nuestro prójimo, amar la vida, a la humanidad, a la madre naturaleza. No es ese amor fácil vacío.[...] Tenemos que hacer caminar la palabra, ¿pero hacia dónde camina la palabra? Con una palabra podemos amar, y también destruir”.

Adolfo Pérez Esquivel estuvo en el programa “Cada Noche” emitido por la TV Pública.  Dicho ciclo tiene la característica de ser conducido por distintas personalidades de los medios en cada una de sus ediciones. Esta vez le tocó ser entrevistado al Premio de La Paz en Argentina por Silvina Chediek . Los invitamos a compartir y escuchar sus palabras.

 

 

 

 

 

 

Los rostros de los soldados de Malvinas

La Argentina fue arrastrada a la guerra de las islas Malvinas por la última dictadura militar y es necesario reflexionar serenamente sobre su intencionalidad.
La dictadura se enfrentó con crecientes protestas sociales y serias dificultades cuando la represión ya no era suficiente para contenerlas. En su estrategia para consolidar el poder interno buscó una posible guerra con Chile, país bajo la dictadura del general Pinochet. Intento que fue frenado por el papa Juan Pablo II y la intervención del cardenal Samoré, evitando una guerra entre pueblos hermanos.
La dictadura estaba en dificultades por la fuerte campaña internacional que denunciaba las graves violaciones de los derechos humanos, las torturas y la desaparición de personas. La resistencia interna del pueblo estaba creciendo y se lanzó la marcha del 30 de marzo de 1982, que fue reprimida violentamente, provocando cientos de heridos y presos en las cárceles y comisarías de la dictadura militar
El 2 de abril de 1982, las Fuerzas Armadas argentinas toman las islas Malvinas provocando la guerra con Gran Bretaña, que contaba con el apoyo de la OTAN y Chile. Utilizaron un reclamo legítimo del pueblo argentino sobre la soberanía de las islas pero no pensaban en la liberación del colonialismo británico. Manipularon ese sentimiento y clamor, que nace de las raíces de la patria, para fortalecer el frente político interno. Las consecuencias de la derrota de las fuerzas armadas argentinas son conocidas y no es mi intención en esta nota referirme a esa situación.
Las fuerzas militares que decían defender la patria terminaron estaqueando, enterrando hasta el cuello a los soldados, y obligando a sumergirse en aguas heladas a los que salían a buscar alimentos o carneaban una oveja para comer. Violaron los derechos básicos de los soldados, crímenes que deben ser investigados por la Justicia, que desde hace diez años,, tiene bloqueada la causa en Río Grande, Tierra del Fuego, sin que nadie haya sido citado a indagatoria.
Desde la Comisión Provincial por la Memoria fuimos a denunciar la actual militarización británica del Atlántico sur, y a rendir homenaje y orar por los soldados argentinos muertos en la guerra, que están sepultados en el cementerio de Darwin. También presentamos respeto y oramos en el cementerio de San Carlos, donde se encuentran los soldados británicos muertos en la guerra. Al igual que en 1982, cuando hice una campaña internacional contra la guerra y para salvar vidas junto a la premio Nobel de la Paz irlandesa Mairead Maguire, fuimos a decir “no a la guerra, no en nuestro nombre”.
Fuimos a apoyar el convenio entre el gobierno argentino y el británico con la Cruz Roja Internacional para identificar a los 123 soldados argentinos cuyas tumbas no han sido identificadas y llevan grabado en mármol negro: “Soldado argentino, sólo conocido por Dios”. Es un derecho de los familiares saber dónde están sus hijos para honrarlos y hacer el duelo. Por eso dos tercios de las familias dieron su consentimiento dando su ADN para que se pueda identificar a su ser querido.
Los héroes de las Malvinas no son desconocidos, que sólo Dios conoce. Lamentablemente hay grupos, incluso de familiares, que se niegan a que se identifique a los soldados muertos en la guerra de Malvinas. Pretenden justificar lo injustificable, decir que la guerra no fue desatada por la dictadura que oprimía al pueblo, que provocó miles de muertos, desaparecidos, niños secuestrados y desaparecidos. Por lo que el pueblo, aún hoy, sigue buscando verdad, justicia y reparación por el daño hecho.
Honremos a nuestros jóvenes que dieron sus vidas en defensa del derecho del pueblo argentino a la soberanía sobre las islas arrebatadas por los británicos, y que lo hicieron aun a costa del sufrimiento que la dictadura militar les infligía, por no estar preparada para un conflicto como el que ella misma inició, sino para reprimir a su propio pueblo.

*Presidente de la Comisión Provincial por la Memoria.

Publicado en la edición impresa del Diario Perfil. Disponible en línea en: http://www.perfil.com/columnistas/los-rostros-de-los-soldados-de-malvinas.phtml

Islas Malvinas: Argentinas para la Paz, Inglesas para la OTAN.


 
Según la ‪ONU‬ las ‪Malvinas Argentinas‬ están en mar argentino y son colonia británica que debe ser descolonizada (Res. N° 2065). Gran Bretaña está sola.
 
Esta es la carta que enviamos 7 Premios Nobel de la Paz a David Cámeron‬ reclamando el cumplimiento de la Resolución N° 2065: http://www.adolfoperezesquivel.org/?p=1018. Como Cámeron no quiso recibirme en Inglaterra, la carta se la entregué a Jeremy ‪‎Corbyn‬, parlamentario líder del Partido Laborista y principal opositor a Cámeron, quien apoya la postura de diálogo por la ‪Cuestión Malvinas‬ y presentó la carta en la Cámara de los Comunes: http://www.adolfoperezesquivel.org/?p=1606.
 

Pero también el ‪G77‬ + ‪China‬ apoyaron la postura de diálogo de ONU y Argentina‬ por ‪‎Malvinas‬: http://www.mrecic.gov.ar/userfiles/documentos-malvinas/g77_2011_-_declaracion_ministerial__cuestion_de_las_islas_malvinas.pdf.
La Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe -‪‎CELAC‬-, y la Unión de Naciones Sudamericanas -‪UNASUR‬- han declarado el reclamo por Malvinas como una causa de Nuestra ‪#‎América‬ en todas sus cumbres: http://www.cuartacumbrecelac.com/wp-content/uploads/2016/02/5.-Declaracion-Especial-5-Islas-Malvinas.pdf / http://www.unasur.int/es/node/636.
 
Es vergonzoso que Mauricio ‪Macri‬ y Susana ‪Malcorra‬ digan que la Cuestión Malvinas es un tema prioritario de la política exterior, pero a los pocos días de asumir hayan bajado el rango de la Secretaría de Cuestión Malvinas a Subsecretaría, y además hayan despedido 73 trabajadores.
 
No tenemos que olvidar que las Malvinas Argentinas han sido convertidas en base militar de la ‪‎OTAN‬ porque vienen por nuestros recursos y la ‪‎Antártida‬.
 
Aquí pueden ver la postura del ‪‎SERPAJ‬ frente a la guerra del Atlático Sur de 1982: http://www.adolfoperezesquivel.org/?p=1407. Junto con la Nobel irlandesa M.C. Maguired nos opusimos a la guerra, intenté viajar a ‪#‎Inglaterra‬ para llevar nuestra campaña para salvar vidas pero no me permitieron ingresar.
 
Las Malvinas son de Argentina y ‪‎Nuestra América‬, el derecho y la comunidad internacional están de nuestro lado, por eso la postura imperial de Gran Bretaña no tolera algo tan básico como el diálogo.

Pérez Esquivel apoya gesto del Papa por Malvinas y lo propone para el Nobel de la Paz

El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, celebró el gesto del Papa Francisco con respecto al diálogo sobre las Islas Malvinas “el Papa simplemente adhirió a lo que pidieron todas las naciones a través de la Resolución N° 2065 de la ONU, y se reiteró en diversas declaraciones posteriores de bloques regionales. No se trata de la postura de un país, sino de la comunidad internacional”.

En este sentido también recordó que 7 Premios Nobel de la Paz firmaron una carta solicitando el diálogo entre las dos naciones, “cuando llevé esta carta a David Cameron se negó a recibirme y se la tuve que dar a parlamentarios, quienes luego la leyeron en la Cámara de los Comunes”.

“El Papa sigue buscando incansablemente el diálogo y entendimiento entre los pueblos, por esto entre otros motivos lo he propuesto para el Premio Nobel de la Paz 2015″, anunció el dirigente social argentino, y recordó “quienes deberían revisar sus actos son los que se cierran al diálogo y defienden enclaves coloniales”.

Premio Nobel de la Paz celebra y analiza cumbre CELAC 2015

Ante la inminente tercera Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, a realizarse los días 28 y 29 de enero de 2015, Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz y presidente de la organización latinoamericana Servicio Paz y Justicia, resaltó los aspectos positivos de la misma y los desafíos inmediatos que debe abordar.

“Sin dudas la CELAC es una de las iniciativas más importantes de los últimos 200 años en Nuestra América. Es una expresión inequívoca de integración de nuestros 33 países latinoamericanos y caribeños al servicio de la paz y la vida en el mundo” destacó el referente social argentino y aclaró “pero para que la CELAC sea una realidad debe establecerse un plan de acción que la materialice en acciones concretas”.

En este sentido destacó algunos aspectos que no pueden faltar: ” Debemos atender las necesidades concretas de nuestros países como el caso de Colombia y los diálogos de paz. Cuidar y continuar lo logrado hasta ahora, se trata del conflicto más antiguo de nuestro continente y es hora de poner fin a tanto sufrimiento. También el caso del reclamo histórico de Bolivia por una salida al mar, entre otros temas de primaria importancia”.

Pero también hizo mención de algunos temas que involucran a toda la región y sobre los cuales consideró que “la CELAC debe tener una agenda clara y efectiva”, como son el rechazo a las bases y operativos militares de EEUU, el deber de poner fin a la ocupación militar latinoamericana en Haití, de apoyar a Cuba para el fin del bloqueo de EEUU, y de defender la cuestión Malvinas.

Sobre este último punto, y a meses de cumplirse  50 años de la Resolución Nº 2065 de la ONU que incluyó a las Malvinas en el proceso internacional de descolonización, el Premio Nobel de la Paz mencionó que “el único riesgo nuclear que tienen hoy América Latina y el Caribe, primera zona del mundo autoproclamada libre de armas atómicas, es la ilegal e ilegítima base de la OTAN en nuestras Islas Malvinas”. A lo que agregó “hace 50 años que la cuestión Malvinas dejó de ser un problema de dos países, hoy más que nunca involucra la lucha humanitaria por la soberanía, la seguridad y la paz internacional”.

David Cameron: “Usted bien sabe que este referéndum no tiene legitimidad alguna”

ministro-David-Cameron-britanicos-Afganistan_PREIMA20120307_0117_11

Buenos Aires, 8 de marzo del 2013

Sr. Primer Ministro de Gran Bretaña
David Cameron

Reciba un saludo fraterno saludo de Paz y Bien.

Una vez más me dirijo a usted para poder establecer un  diálogo y aportar algunas reflexiones, que  permitan alcanzar soluciones al conflicto sobre la soberanía de las Islas Malvinas, entre los gobiernos de Argentina y Gran Bretaña, que lleva 180 años sin solución.

El gobierno argentino ha tratado de abrir instancias de diálogo con el gobierno británico, como diversos gobiernos y organizaciones sociales.

De nuestra parte, entre otras iniciativas,  está la carta firmada en 2012 por 7 Premios Nobel de la Paz solicitando diálogo entre las dos partes tal como lo solicitan las Naciones Unidas. Lamentablemente, cuando fui a presentar personalmente la carta en Londres usted se negó a recibirme, cerrando toda posibilidad de diálogo al igual que sucede con todas las resoluciones de las Naciones Unidas.

En un intento semejante de pretender ocultar la sombra en la oscuridad, su gobierno busca mostrar la imagen de un pueblo malvinense separado del pueblo británico que a su vez rechaza al pueblo argentino. Para esto convoca en este mes de marzo de 2013 a un referéndum en las islas, cuyo objetivo es una supuesta consulta para  determinar si sus habitantes desean confirmarse o no como ciudadanos británicos.

Al día de hoy, uno de cada tres habitantes es militar británico y sólo votarán 1500 residentes que ya tienen ciudadanía británica. Los censos indican que de cerca de 2500 residentes en las Islas (sin trabajadores temporarios y militares británicos), se mantiene constante un 40% de la población proveniente del Reino Unido. Muestra de esto es que la mitad de la Asamblea Legislativa de la Isla son británicos nacidos en Inglaterra que ahora se autoidentifican como isleños defensores de arraigadas tradiciones generacionales.

Usted bien sabe que este referéndum no tiene legitimidad alguna. No sólo porque se trata de población británica implantada a partir de la expulsión de las autoridades argentinas en el Siglo XIX. Sino también porque las Naciones Unidas no decidieron su realización. No participan en su organización y fiscalización. Ni tampoco intervendrán en el más mínimo aspecto del mismo porque no están de acuerdo con sus presupuestos. Por algo el gobierno británico no las ha convocado. Saben que no tienen el apoyo.

Las Naciones Unidas reconocen a las Islas Malvinas como un enclave colonial británico en el Atlántico Sur,  y en sus más de 40 resoluciones vienen  reclamando a los gobiernos de Argentina y Gran Bretaña que dialoguen, posición que muchos países y organismos regionales e internacionales apoyan, menos Gran Bretaña.

Todos sabemos que el resultado de este referéndum no altera en nada la situación jurídica e histórica de las Islas Malvinas. Estas seguirán siendo una colonia británica y los pobladores continuarán siendo británicos.

La Argentina es un país democrático que busca resolver los conflictos existentes a través del derecho nacional e internacional que cuenta, además, con reconocidos avances a nivel mundial en materia de derechos humanos.

Señor David Cameron, la fuerza no da derecho y menos aún cuando busca justificar la base militar instalada en las Islas, violando resoluciones y tratados de desmilitarización y de no proliferación de armas nucleares en el Atlántico Sur,  poniendo en peligro a sus ciudadanos británicos en las Islas y al continente.

El gobierno argentino ha reafirmado la necesidad del diálogo entre los Estados en los foros nacionales, regionales e internacionales, para resolver la soberanía de las Islas Malvinas, por medios pacíficos y no a través de la violencia, responsabilidad que le compete a ambos gobiernos. No se trata de volver sobre caminos transitados de desencuentros e intolerancia.

El pueblo y gobierno argentino insistirán en el reclamo de la soberanía de las Islas a través del derecho internacional, histórico y jurídico.

Más que polemizar sobre los hechos conocidos, se necesita avanzar para construir nuevos caminos, es un gran desafío que todos debemos asumir derribando los muros de la intolerancia; el primer paso  sería encontrar caminos de convivencia y lograr un acercamiento, decisión posible si existe la voluntad política y social de dialogar  para alcanzar la resolución del conflicto y la Paz.

Le reitero el fraterno saludo de Paz y Bien

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz

El Nobel a la UE y la Conferencia por la Paz Bs. As. 2012

Junto con el sudafricano Desmond Tutu y la irlandesa Mairead Maguire, ganadores del Nobel de la Paz, nos opusimos a la concesión este premio a la UE por considerar que no respeta los deseos de Alfred Nobel, creador de los premios.

Mediante una carta abierta a la Fundación Nobel, le expresamos al Comité Nobel noruego que la Unión Europea no promueve la idea de un orden global desmilitarizado y prioriza las soluciones por la vía de la fuerza militar en vez de insistir en acercamientos alternativos.

De la misma manera nos hemos opuesto cuando el mismo premio le fue otorgado a Barack Obama, presidente de los Estados Unidos.

Este lunes la Unión Europea asumió el Nobel y el dinero diciendo que Europa ha aprendido de las dos guerras mundiales y que este 10 de diciembre recuerda a Europa y al mundo el propósito fundamental de la Unión: la fraternidad y la conciliación entre las naciones europeas ahora y en el futuro.

Lo que es importante recordar es que las tensiones entre los países europeos que desencadenaron las dos guerras mundiales tuvieron que ver con una “desigualitaria” repartición de colonias y recursos en el resto del mundo. Italia y Alemania, como estados tardíos llegaron tarde a la repartición estratégica del mundo por parte de Europa.

Hoy Europa y EEUU han aprendido la lección y se han agrupado a través de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para intervenir en la vida de otros países de manera coordinada y mancomunada de forma tal que ninguno se quede sin recibir beneficios por su aporte a la explotación del tercer mundo.

La Unión Europea se ha convertido en el principal exportador de armas al mundo según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI). Y un 7% de estas armas van a parar al continente más empobrecido del planeta, África, donde proliferan numerosos conflictos armados y violaciones a los derechos humanos teniendo siempre como víctimas a los pueblos[1].

Por el lado de Latinoamérica además de la venta de armas desde la Unión Europea, también es preocupante la presencia militar de Estados Unidos. Principalmente porque el Tratado de Washington establece que todas las bases militares pertenecientes a un Estado miembro de la OTAN pueden ser utilizadas en el marco de sus misiones, lo que significa que las instalaciones estadounidenses en América Latina, son posibles bases de la OTAN, a pesar de que oficialmente no exhiban su insignia. Esto también incluye a nuestras Islas Malvinas, con una base militar británica.

Por estas razones, entre otras, mañana y pasado 13 y 14 de diciembre muchas organizaciones de derechos humanos de América Latina, Estados Unidos y Europa, realizaremos la Conferencia Intercontinental “Paz, desarme y alternativas sociales ante la OTAN Global”[2] en el Palacio del Congreso Nacional Argentino en Buenos Aires.

Este será un espacio importante de debate para obtener propuestas de resistencia para la recuperación de nuestra soberanía, nuestros derechos, nuestros recursos y nuestro futuro.

No nos olvidemos que muchos pueblos, sometidos por los miedos a la libertad, terminan volviéndose permisivos a las injusticias y siendo dominados por aquellos que creían que les garantizarían su seguridad.

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz
Presidente del SERPAJ

[1] La política de exportaciones de armamento de los países de la Unión Europea a África (2002-2012) del Centro de Estudios por la Paz J.M. Delàs
[2] http://www.conferenciaporlapaz.org/

En Londres, Pérez Esquivel entregó a parlamentarios británicos la carta de los siete Premios Nobel de la Paz

En el día de hoy (30 de abril), Adolfo Pérez Esquivel llegó a Londres para entregar la carta de los siete Premios Nobel de la Paz dirigida al Primer Ministro Británico David Cameron, en la que se le solicita atienda las reiteradas resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas y de su Comité Especial de Descolonización para encontrar, junto a la República Argentina, una solución pacífica a la controversia de soberanía por las Islas Malvinas.

Junto a las firmas intercontinentales de Mairead Corrigan Maguire (Irlanda del Norte), Rigoberta Menchú Tum (Guatemala), Desmond Tutu (Sudáfrica), Jody Williams (Estados Unidos), Shirin Ebadi (Irán), Leymah Gbowee (Liberia) y Adolfo Pérez Esquivel (Argentina); se encuentra la adhesión de personalidades como Federico Mayor Zaragoza, Ex Presidente de la UNESCO, Baltasar Garzón, Eduardo Galeano, Ignacio Ramonet, Nora Cortiñas, eurodiputados, representantes parlamentarios de distintas partes del mundo, religiosos, historiadores, juristas, periodistas, personalidades del arte, organismos de derechos humanos, etc. VER TODAS LAS ADHESIONES REUNIDAS POR EL COMITÉ INTERNACIONAL POR LA RESOLUCIÓN PACÍFICA DEL CONFLICTO DE MALVINAS.

En Londres, entregándole la carta al diputado del Partido Laborista, Jeremy Corbin.

Ante la negativa a ser recibido por parte de David Cameron, Pérez Esquivel dejó la documentación en manos de parlamentarios británicos y expresó, en diálogo con medios británicos, su preocupación por la postura oficial de “no diálogo”, aclarando que “esta no es una iniciativa contra el Gobierno Británico sino que es una campaña para que el diálogo derribe los muros de la intolerancia. Ya que siempre se pueden encontrar alternativas”.

Por la tarde, el Premio Nobel tuvo distintos encuentros con organizaciones sociales británicas, miembros del parlamento nacional y finalizó dando una conferencia en la Universidad de Londres sobre la situación Argentina y sus desafíos junto a la coordinadora de Jubileo Sur, Beverly Keene.

                                                                      

En 1982, cuando comenzó el conflicto armado, el Premio Nobel de la Paz Argentino, junto a su par británica, Mairead Corrigan Maguire, iniciaron una campaña internacional para detener la guerra y salvar vidas en oposición a la actitud de ambos gobiernos.

Le enviaron una carta a la Primer Ministro Margaret Tatcher, junto con otras organizaciones, pero la respuesta del Gobierno británico fue impedir la entrada del Premio Nobel argentino al Reino Unido.

Feria del Libro: Ex combatientes reafirman apoyo a la campaña de los Premios Nobel por las Malvinas

En el marco de la Campaña de los 7 Premios Nobel de la Paz para reclamar diálogo por las Malvinas al Gobierno Británico, Adolfo Pérez Esquivel presentó su libro “Resistir en la Esperanza” en la 38º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires junto a Mario Volpe, Presidente del Centro de Ex Combatientes de las Islas Malvinas (CECIM), a Hugo Cañon, Co-presidente de la Comisión Provincial por la Memoria, y con la presencia del embajador de Cuba, Jorge Lamadrid y la Madre de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas.

Con la reciente noticia de que en la XIII conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo que tuvo lugar en Doha, Qatar, los 130 países miembros del Grupo de los 77 más China, aprobaron una declaración para que se respete la decisión de las Naciones Unidas sobre Malvinas; Pérez Esquivel se encuentra en las vísperas de viajar a Londres el 30 de abril para presentarle a David Cámeron la carta firmada por 7 Premios Nobel de la Paz y otras personalidades internacionales entre las que figuran Federico Mayor Zaragoza, Eduardo Galeano, Ignacio Ramonet, Baltasar Garzón, diputados nacionales, eurodiputados, Organismos de Derechos Humanos, etc. (ver firmas hasta el momento)

En la presentación del libro, Mario Volpe confirmó la total adhesión del CECIM a la carta dirigida al Primer Ministro David Cámeron para que se cumpla con las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas y del Comité de Descolonización, así como también con las declaraciones de la OEA, Mercosur, UNASUR, la CELAC y tantos otros. Para que se desmilitarice el atlántico sur y no haya bases militares de la OTAN y respetando a la región como zona de cooperación y de paz.

Recordó como en 1982 “Muy pocas voces se alzaron a favor de la paz cuando  fue el conflicto”. Y como en la Campaña de cese del conflicto que Adolfo Pérez Esquivel inició en 1982 “propuso que se acepte la Resolución 512 que hubiera evitado la guerra”.

Y dijo, en alusión al título del libro de Pérez Esquivel, que “Resistir en la esperanza, es esperanza en esta América Latina que logró entender que Malvinas es parte de la región y que busca su definitiva liberación en paz y con justicia”.

Por su parte, bajo la idea de que la guerra de malvinas no puede disociarse de la dictadura militar, Hugo Cañon mencionó el reciente recurso presentado por la Comisión Provincial por la Memoria ante la Corte Suprema de Justicia en la causa por torturas, estacamientos y abusos a soldados conscriptos por sus superiores, que propone encuadrarlos como crímenes de lesa humanidad.

Y expresó que tanto en esa presentación como en la que realizará en Gran Bretaña “Adolfo muestra su compromiso de ir donde hay que ir, de ponerse con lo que hay que ponerse. Ser pacifista significa elegir un camino y jugarse entero por los derechos de los demás”.

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook