Entradas con la etiqueta ‘Lula’

Democracia sin proscripciones

Junto con Rigoberta Menchú y grandes referentes de América Latina y el mundo firmamos la solicitada #DemocraciaSinProscripciones para detener la persecución a Cristina Fernández de Kirchner y a todos los líderes populares de la Patria Grande. Defender el Estado de Derecho es defender la Democracia.
La solicitada está abierta para sumar tu adhesión: http://democraciaparatodxs.org

Hipocresía política y persecución judicial [Esp./Port.]

Se ha desatado en todo el continente la criminalización y persecución de los gobiernos y frentes políticos progresistas y populares. Se llama “lawfare” e implica usar el sistema judicial contra el enemigo en una especie de guerra judicial. No hay casualidades, esto es parte de la política de dominación para América Latina impulsada por los EE.UU. y sus agencias. Desde hace algunos años las embajadas norteamericanas de la región vienen trabajando muy cerca con actores de nuestros poderes judiciales a través de financiamiento, invitaciones a EE.UU. o a celebraciones en la residencia del embajador. Los resultados están a la vista: los que siempre viajan, reciben financiamiento y visitan la casa del embajador son los mismos que con simultaneidad inusitada están privando de derechos básicos a Lula Da Silva, a Cristina Kirchner y a Rafael Correa.

En la mayoría de los casos, estos mecanismos se apartan del Estado de derecho en nombre del Estado de derecho, al igual que cuando se declara la guerra en nombre la paz. Porque el objetivo principal no es la justicia, sino generar sospechas, desacreditar, judicializar y condenar antes del proceso de juzgamiento. Y al igual que en cualquier guerra, no se puede ganar sin la propaganda masiva de los grandes medios de comunicación, que ejecutan las campañas de desprestigio contra los ex mandatarios/as, que supieron desarrollar políticas de justicia social y soberanía nacional como hace mucho no sucedía en la Patria Grande.

Estos empleados judiciales locales de las embajadas de Estados Unidos, son actores/ directores mediáticos que dirigen escenas de allanamientos policiales y prepararan confesiones de arrepentidos (que luego se desdicen), que se ajustan a la medida de los intereses y tiempos políticos de los gobiernos neoliberales. El show que dirigen se llama “Bailando para meter preso al presidente/a”. Pero los directores pasan y los canales de televisión siempre quedan. Entonces, ponerle nombre a la guerra judicial en Brasil se llama Red Globo, en Argentina Grupo Clarín, y en Ecuador Diario El Universo.

Este proceso no empezó con la guerra judicial sino con los “golpes blandos” parlamentarios en Honduras (2009), Paraguay (2012) y Brasil (2016), donde bloques legislativos también se apartaron del Estado de derecho, cancelaron la presunción de inocencia de los mandatarios, y los desplazaron para imponer una agenda de gobierno radicalmente opuesta a lo que habían votado los pueblos.

Los objetivos finales de esta guerra son consolidar democracias restringidas donde el pueblo sólo pueda optar por alternativas neoliberales de ajuste, privatización, endeudamiento y sometimiento de la propia política exterior a la de los Estados Unidos, como ocurre con Temer, Macri y Lenin Moreno. En síntesis, es la transferencia de recursos del pueblo a los ricos, y la pérdida de soberanía nacional para la recolonización continental de nuestros recursos naturales.

Esta pésima película cargada de hipocresía y odio, la acabo de revivir cuando viajé para visitar a Lula en la prisión. Lo acusan injustamente de un delito que no cometió y no le quieren permitir ser candidato presidencial porque le tienen miedo. Miedo porque saben que puede ganar las elecciones y volver a luchar por mayor justicia redistributiva y mayor soberanía nacional. Por eso no tiene derecho a recibir entrevistas de medios de comunicación, mientras que muchos presos por motivos de sangre aparecen en la televisión todo el tiempo. Lula es un preso político y hasta la ONU lo tuvo que expresar hace unos días con mucha claridad al Estado de Brasil.

La falta de responsabilidad ético-jurídica y social nos espanta y nos recuerda los peores momentos vividos en el país y la región. La degradación a que son sometidas las instituciones del Estado y el pueblo, viola los derechos humanos y pone en riesgo las democracias que tanto costó construir.

La corrupción hay que combatirla con el Estado de Derecho, con altura y sin dañar a las personas. Nadie es culpable hasta que el acusador demuestre lo contrario, toda persona tiene derecho a un juicio justo y a no caer en manos de un juez que ha demostrado falta de equidad y equilibrio para impartir justicia. Quienes respetamos la democracia esperamos que el Poder Judicial argentino respete estos principios para investigar las cuentas offshore del Presidente y varios Ministros, la causa del Correo Argentino, el dinero no declarado que no se puede justificar, los aportes de campaña ilegales y tantas otras.

Nos duele profundamente como pueblo llegar a esta degradación de valores y de equidad, necesitamos fortalecer el derecho de vivir en democracia para todos y todas, y resistir en la esperanza de que otro país y otra Patria Grande son posibles.

Publicado originalmente en el diario Página/12: https://www.pagina12.com.ar/137519-hipocresia-politica-y-persecucion-judicial

————————————–

Hipocrisia política e perseguição judicial

Desatou-se em todo o continente um processo de criminalização e perseguição dos governos e frentes políticas progressistas e populares. O nome técnico utilizado para essa estratégia é lawfare, o uso do sistema judicial contra o inimigo, numa espécie de guerra judicial. Não há casualidades, isso é parte da política de dominação para a América Latina impulsada pelos Estados Unidos e suas agências. Há alguns anos, as embaixadas norte-americanas da região Leer el resto de esta entrada »

Pérez Esquivel y Celso Amorim visitaron a Lula en la cárcel

Hoy por fin pude ver al Presidente lula. Lo he encontrado bien físicamente, con mucha fuerza, pensando en el país, en el pueblo de Brasil y en la América Latina” dijo Pérez Esquivel a la prensa apenas salió de de la reunión con Lula con el ex Canciller, Celso Amorim.

Para evitar especulaciones, el ex Ministro mostró a los medios el libro con el mensaje que el Papa Francisco le envió a Lula dándole su bendición y pidiéndole que rece por él. Por su parte, el Premio Nobel de la Paz argentino, que fue impedido de visitar al ex Presidente en abril de este año por negativa del Poder Judicial brasilero, brindó una síntesis de lo hablado con el flamante candidato a la presidencia de Brasil.

Una de sus grandes preocupaciones es que se reconozca su inocencia, que él no cometió ningún delito. Que lo que le ocurre es una acción política que involucra a los grandes medios de comunicación como O Globo, que miente permanentemente”,resaltó Pérez Esquivel, quien agregó que también hablaron sobre América Latina hoy se está implementando la misma política en todos los países, la persecución judicial a Lula, a Cristina y a Correa, son parte de un plan regional para atacar espacios progresistas y políticas populares para crear democracias restringidas y recolonizar la región, situación que ve acompañada de políticas públicas regresivas “de ajustes neoliberales, de privatizaciones, de pobreza, de hambre, donde día a día los pueblos están perdiendo su derecho a una vida justa y democrática.

En este sentido se refirió a la postulación de Lula al Premio nobel de la Paz por su lucha contra la pobreza: Es el único presidente que sacó de la extrema pobreza a más de 36 millones de brasileros y brasileras, eso debe ser reconocido como construir la Paz. Hoy la campaña tiene cerca de trescientas mil firmas, y se han sumado referentes internacionales como Chomsky y Rigoberta Menchú Tum, asique en los próximos meses voy a hacer la presentación oficial en el Comité Nobel de Noruega”.

Por su parte, el ex Canciller de Lula, Celso Amorím, describió que lo que más hablamos con el Presidente Lula fueron todos los esfuerzos que hicimos en América Latina para construir la UNASUR y la CELAC, que están siendo destruidos por acción de varios países. Lula estaba indignado por la sumisión brasilera a los Estados Unidos, ilustrada por la visita del Vicepresidente Pence, y ahora la del Secretario de Defensa, Mattis, que vinieron a darnos órdenes de con quien nos tenemos que relacionar y con quien no.

Luego de la conferencia de prensa participaron de un debate en la vigilia #LulaLivre, que acompaña al ex Presidente Lula desde que fue llevado a prisión, en la cual también se sumó el candidato a vicepresidente del PT, Fernando Haddad.

Para ver la conferencia de prensa puede ingresar aquí: https://www.facebook.com/story.php?story_fbid=2378946438787782&id=278911615457952

Lula es candidato para que vuelva la democracia a Brasil

El Premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, participó este miércoles 15 de agosto de la Marcha Nacional Lula Livre, en la que el pueblo brasilero se manifestó masivamente en las calles de Brasilia para reclamar la libertad de Lula Da Silva y presentar su candidatura Presidencial.

En el transcurso de la moviliación, Pérez Esquivel se dirigió a las decenas de miles de manifestantes:

Hay una gran preocupación en todo el mundo por la injusta prisión de Lula. Estamos aquí para traerles nuestra solidaridad porque en Brasil hubo un golpe de Estado y la candidatura de Lula significa la vuelta de la democracia. Por eso queremos que Lula sea libre y sea candidato a Presidente de Brasil”.

 

El referente de derechos humanos no olvidó dirigirse al Tribunal Electoral que deberá definir si Lula puede ser o no candidato presidencial en su condición de encarcelado: “Queremos pedirle al Tribunal Electoral que actúe con responsabilidad histórica. Que no condenen a un inocente. Lula está preso porque le tienen miedo. Le tienen miedo a la reforma agraria, le tienen miedo a un pueblo que sale de la pobreza, al derecho del pueblo a la democracia y a ser protagonista de su propia historia”. En este sentido celebró la actitud del pueblo brasileroporque esta movilización es un ejemplo de unidad y responsabilidad histórica para Brasil y toda América Latina. Lo que pasa hoy en Brasil va a tener influencia y repercusión en todo el continente latinoamericano, porque hay una persecusión a los espacios políticos progresistas. No es casualidad que el jefe del Pentágono haya viajado a Brasil para reunirse con las autoridades del gobierno de facto el mismo día que el pueblo está en la calle reclamando a Lula candidato.

Al finalizar la movilización las cerca de 50.000 personas, junto a los dirigentes de la coalición política del Partido dos Trabalhadores, presentaron formalmente la candidatura de Lula a Presidente. El día de mañana, Pérez Esquivel viajará a Curitiba para visitar a Lula Da Silva en la prisión y transmitirle los avances de la campaña #NobelparaLula que reune cerca de trescientas mil adhesiones.

Pérez Esquivel le dijo a la Presidenta de la Corte Suprema de Brasil que Lula es un preso político

En el marco de la campaña por la libertad del ex Presidente Lula Da Silva, de su postulación al Premio Nobel, y de su inminente inscripción como candidato a Presidente este 15 de agosto; el Premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel viajó a Brasilia para encabezar la Marcha Nacional Lula Livre, para visitar a los huelguistas de hambre que reclaman justicia para Lula y democracia para Brasil; y para reunirse con la Presidenta del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil. Este jueves viajará a Curitiba para visitar al ex Presidente Lula.

Con un grupo de juristas y personalidades brasileras, Pérez Esquivel se reunío este martes 14 con la Ministra Carmen Lúcia, para expresarle la preocupación de la comunidad internacional por la inconstitucionalidad de la prisión sin condena firme de Lula Da Silva.
En la ronda de prensa posterior, Pérez Esquivel brindó los detalles: “Aquí en Brasil hay un estado de excepción desde el golpe parlamentario a Dilma Rousseff, que ocurrió para que luego el pueblo no pudiera elegir a Lula, primero en las encuestas. Le pedí a la Presidenta que tome conciencia de que Lula es un preso político, algo que hasta la ONU reconoce. Y que también hay un contexto regional de golpes blandos. La prueba más cabal es que el Poder Judicial no permite que los periodistas entrevisten a Lula en la cárcel, mientras que muchos criminales de sangre son entrevistados por la TV frecuentemente en Brasil”.

Por su parte, la abogada de Lula, Carol Proner, mencionó lo hablado en la reunión con el Papa Francisco, quien expresó preocupación por cómo las mentiras y la impunidad de los grandes medios están socavando nuestras democracias.
En este marco, la comitiva le entregó una copia de las cientos de miles de adhesiones de la campaña #EleicoesSemLulaEFraude, firmada por autoridades y personalidades del mundo entero. La Presidenta del STF, por su parte, se mostró receptiva al reclamo y se comprometió a recibir a los 7 huelguistas que ya llevan 15 días sin comer.

Unas horas antes se había realizado un acto ecuménico frente al palacio judicial con los siete huelguistas de hambre que están dirigiendo un reclamo directo de justicia al STF con la intención de que el máximo tribunal revea la prisión sin condena firme que está viviendo Lula. Del mismo participaron diputados nacionales, dirigentes sociales y comunidades indígenas, entre otros. “La huelga de hambre es una herramienta no violenta que tiene los pueblos para exigir justicia. Yo sé por lo que están pasando porque hice muchas huelgas de hambre, por eso he venido a traerles nuestra solidaridad y apoyo. El mundo tiene que saber que ustedes quieren que vuelva la democracia luego del Golpe a Dilma y la prisión a Lula. Hoy Brasil no puede elegir libremente y sufre cada día más pobreza. Mucha fuerza y mucha esperanza”, les manifestó el referente latinoamericano de derechos humanos en la conversación con los huelguistas.

El día anterior, el referente de derechos humanos había participado de la Marcha Nacional Lula Livre, donde confluyeron columnas de organizaciones sociales de todo el país encabezadas por el Movimiento de los Sin Tierra. “Vinimos a traer nuestro apoyo internacional porque Lula es un preso político y eso debe saberse. El objetivo no es luchar contra la corrupción sino bloquear la posibilidad de que vuelva un gobierno democrático a Brasil. Esto no es un hecho aislado. En toda la región el Poder Judicial junto a los grandes medios de comunicación está asestando golpes blandos contra las democracias, criminalizando políticas y dirigentes progresistas. Lo que sucede con Lula, Cristina y Correa es parte del mismo entramado”, dijo Pérez Esquivel a los manifestantes y los medios de comunicación durante la manifestación.

El miércoles 15 se esperan decenas de miles de personas en Brasilia en lo que será la primer manifestación de la historia de Brasil para acompañar la presentación de una candidatura presidencial. Y el día jueves 16, el Premio Nobel de la Paz argentino visitará al ex Presidente Lula junto a Celso Amorim, ex Canciller de Brasil.

Jornada Internacional #ArgentinaconLula el 1ro de Mayo en Buenos Aires

En el marco de Feria del Libro de Buenos Aires y del día internacional de los trabajadores, el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) junto a la Editorial Octubre, Boitempo y la UMET, realizaron una jornada internacional en solidaridad con el pueblo de Brasil, con la democracia y con el Presidente Lula Da Silva, que se encuentra sufriendo una prisión política.

Al grito de “¡Lula Livre!” un salón colmado de personas se reunió con la Presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff; el Ex Presidente de Colombia y ex Secretario de la UNASUR, Ernesto Samper; Cuauhtémoc Cárdenas, ex Gobernador de la Ciudad de México; el Premio Nobel de la Paz y Presidente del SERPAJ, Adolfo Pérez Esquivel; la presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; y un amplio espectro de funcionarios y dirigentes políticos, sociales y sindicales de la Argentina y Brasil.

“Mi destitución y la prisión de Lula fueron para revertir los avances sociales que realizamos y para modificar el escenario geopolítico internacional de unidad latinoamericana y con países del tercer mundo. Desde que realizaron el golpe el progresismo en Brasil no para de crecer. Lula ya no es una persona, es una idea, un símbolo de cómo terminar con la vergüenza de Brasil, su pobreza, su desigualdad y perdida de soberanía. Libre o preso él será electo como próximo Presidente de Brasil!”, dijo la Presidenta de Brasil, quién no dejó de manifestar su preocupación por la situación de prisión del ex Presidente “temo por la vida de Lula, no permiten que lo visite su médico, ni tampoco sus amigos”. En este sentido agradeció la solidaridad internacional recibida haciendo una “mención de corazón a la actitud corajuda de nuestro querido Premio Nobel de la Paz que honra América Latina. Su visita al Presidente Lula fue un momento muy fuerte en la denuncia de sus condiciones de encarcelamiento”.

Por su parte, el iniciador de la campaña internacional de solidaridad #NobelparaLula, Adolfo Pérez Esquivel, recalcó que hoy en Brasil “no hay libertad” haciendo referencia al golpe parlamentario contra Dilma, a la prisión política de Lula Da Silva y al asesinato de Marielle Franco. “Dilma, para nosotros tu sigues siendo la Presidenta de Brasil. Recordemos que lo que ocurrió en Brasil no es casual, hay un plan regional de golpes a nuestras democracias, y ya triunfaron en Haití, en Hunduras, en Paraguay y Brasil”. En el mismo sentido se expresó Samper, quién habló de los “vientos desintegracionistas” de los gobiernos que anunciaron su salida de la UNASUR al tiempo que denunció la “persecución de progresistas en América Latina”.

Por la noche también se realizó un encuentro de diversas personalidades en el Café Las Palabras del Diputado del Parlasur, Eduardo Valdés, donde Cristina Kirchner, Dilma Rousseff y Ernesto Samper, Adolfo Pérez Esquivel, Estela de Carlotto, Valdés, Jorge Taiana y Alberto Rodríguez Saa encabezaron la foto reclamando a #LulaLivre.

Brasil: Jueza impidió la visita de Pérez Esquivel a Lula

Fotos: Ricardo Stuckert

El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y el teólogo brasilero Leonardo Boff fueron impedidos de ingresar a ver al Ex Presidente Lula Da Silva en la sede de la Policía Federal en Curitiba, luego de que el argentino realizara una nueva solicitud de visita a la Jueza Carolina Moura Lebbos.

Al salir de la cárcel realizaron una conferencia de prensa en la que Pérez Esquivel remarcó que “cada día queda más claro que Lula Da Silva es un preso político. La ley brasilera permite visitas de amigos pero no nos dejan verlo. Esta lucha recién comienza, quieren impedir que Lula sea candidato a Presidente porque no pueden ganarle por los votos. Esta es una segunda etapa del ´golpe blando´ en un Brasil que ha perdido su Estado de derecho”. Como no pudo hablar con él le dejó una carta manuscrita para para que reciba a través de sus abogados.

Luego del intento de visita al Ex Presidente de Brasil, visitó el “Acampamento Lula Livre” donde más de mil personas acampan desde el primer día en que Lula fue encarcelado. “Vinimos a traerle la solidaridad internacional de cientos de miles de personas que defendemos la democracia y no sólo quieren la libertad de Lula, sino también que sea galardonado con el Premio Nobel de la Paz por su lucha contra la pobreza”. Y agreró: “el camino de la esperanza está en la unidad y la solidaridad internacional”.

“Tengo conocimiento de que están amedrentando al campamento para que se vayan, para que no puedan defender la democracia. Pero el miedo no está en el campamento, está del otro lado. No pueden tolerar que el pueblo brasilero quiera ser actor de su própria historia, y menos que lo haga con la fuerza de la verdad y la justicia”, transmitió el referente internacional de derechos humanos.

En los días previos, Pérez Esquivel pasó por la ciudad de Rio de Janeiro para denunciar la militarización violatoria de derechos humanos que están sufriendo sus ciudadanos. En ese marco visitó la favela da Maré donde fueron asesinados Marielle Franco y el motorista Anderson Gomes.“Marielle luchó por la vida y por el derecho del pueblo a la democracia, por eso la mataron y están persiguiendo a muchas personas más que hoy están en riesgo. Brasil necesita de nuestra solidaridad internacional”. E inició el ciclo lectivo de la Universidade Federal do Rio de Janeiro (UFRJ) en su Aula Magna, con una charla para escuchar y conversar con los estudiantes y profesores sobre la situación que vive Brasil y los caminos de trabajo necesarios de aquí en adelante.

Tres 4 de abril y una misma lucha

El reverendo de la Iglesia Bautista de los EE.UU. y Premio Nobel de la Paz Martin Luther King fue asesinado en 1968 en el Lorraine Motel de Memphis, a las 18. Este 4 de abril se cumplieron 50 años de ese asesinato, que marcó a la humanidad.
Quisieron silenciar la voz de quien defendió los derechos civiles de sus hermanos afroamericanos, frente a las injusticias y la discriminación imperante en los EE.UU., uno de los países más racistas del mundo. Hoy es necesario hacer memoria de su lucha, no violenta, en defensa de la dignidad humana amenazada por el racismo y la xenofobia persecutoria del gobierno de Trump.
Mientras usted lee esta nota, crece el muro de la infamia entre los EE.UU. y América Latina. No es el único muro fronterizo en el mundo ni será el último, mientras no aprendamos que los muros más difíciles de derribar son los que están en la mente y el corazón. Que derribarlos está en la conciencia y valores del ser humano, en el saber de que todos y todas somos diferentes, procedemos de distintos países y culturas, idiomas, pero tenemos los mismos derechos, que deben ser respetados.
Hace algunos años estuve en el Lorraine Motel para visitar, meditar y orar en la habitación donde fue asesinado Luther King. Tuve presente su espíritu y fe frente al drama de la humanidad, cuando afirmó: “Si el mundo termina mañana, igual voy a plantar mi manzano”.
Otro 4 de abril, esta vez del año 1977, regresaba del Ecuador y fui a renovar mi pasaporte al Departamento Central de la Policía Federal. Allí fui detenido y llevado a un centro de torturas porque las actividades no violentas de lucha contra las dictaduras latinoamericanas me habían ubicado en una lista de personas peligrosas para la dictadura argentina.
Era Semana Santa, fui encerrado en un “tubo”, un pequeño calabozo oscuro, maloliente, con una colchoneta en el piso, no sabía qué podía pasarme. Un compañero que me acompañó a la policía pudo avisar a mi familia y a las organizaciones nacionales e internacionales.
Transcurrieron horas interminables en el encierro. Golpeé la puerta del calabozo para poder ir al baño, un guardia la abrió, entró la luz y pude ver en la pared muchas inscripciones, nombres de seres queridos, insultos, oraciones. Me impresionó una gran inscripción de sangre de un prisionero en la pared… decía: “Dios no mata”.
Este 4 de abril se cumplieron 41 años de mi detención, que duró dos años y desde la cual viví el horror del poder de la dictadura militar que atentó contra mi vida en distintas oportunidades así como contra la vida de nuestro pueblo argentino, que dijo Nunca Más y que sigue luchando hasta el día de hoy para que haya Memoria, Verdad y Justicia.
Este mismo 4 de abril también tuvo como protagonista a un luchador no violento contra las injusticias. Un trabajador sindicalista que fue preso por la dictadura militar de su país, Brasil, luego presidente en dos oportunidades y recientemente acaba de sufrir un atentado contra su vida en el marco de una persecución política que lo lleva nuevamente a la cárcel por el accionar de castas neogolpistas.
No hubo delito cuando destituyeron a la presidenta Dilma Rousseff, la removieron por decretos publicados que ya habían sido usados por otros presidentes, no hay delito de Lula en la causa del tríplex, sin embargo lo inventaron para poder bloquear su candidatura presidencial, porque saben que gana en primera vuelta. No les conviene matarlo, no les conviene dejarlo libre, solo les queda criminalizarlo y encerrarlo por el simple pecado de haber sacado a más de 30 millones de personas de la pobreza y poner en riesgo los privilegios de los grupos de poder que se creen dueños de Brasil.
La lucha no violenta por recuperar los derechos de los pueblos continúa, no podrán acallar las voces de la resistencia ni la fuerza de la verdad, que derriba muros y que nos llama a seguir plantando semillas de esperanza.

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz 1980

Adhiere a la campaña #NobelparaLula en https://www.change.org/nobelparalula.

Publicado en la edición impresa del diario Perfil el día 7 de abril de 2018. Disponible en línea en: http://www.perfil.com/columnistas/tres-4-de-abril-y-una-misma-lucha.phtml

Reunido con Lula en Brasil, Pérez Esquivel le anunció que lo propondrá para el Premio Nobel de la Paz

Este viernes el Premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, se reunió en San pablo con el Ex Presidente de Brasil, Luis Inácio Lula Da Silva, para llevarle su apoyo frente a la campaña judicial que pretende evitar que sea candidato presidencial en 2018 con un juzgamiento violatorio del derecho al debido proceso.

“La llegada del PT y Lula a la presidencia marcaron un antes y un después para Brasil, al punto de convertirse en una referencia internacional de lucha contra la pobreza. Más de 30 millones de personas fueron rescatadas de la pobreza extrema (un país entero), disminuyó la desigualdad y aumento el índice de desarrollo humano”, explicó Pérez Esquivel con respecto a la propuesta que realizará al Comité Nobel de Noruega. “Su gobierno tuvo políticas cruciales para la paz de los brasileros y fue un ejemplo al mundo”.

Por su parte, Lula Da Silva desarrolló los “graves retrocesos democráticos” y cómo “mucha gente está cayendo nuevamente en la pobreza”. Agradeció la visita de Pérez Esquivel destacando que “es bueno verlo pelear incansablemente por la democracia, los pueblos y los derechos humanos, porque dá ánimos para seguir luchando”.

En Brasil hoy no hay democracia, esto es una continuidad del golpe blando a Dilma Rousseff ocurrido en 2016. Defender la candidatura de Lula es defender la vuelta de la democracia brasilera. El pueblo de Brasil está perdiendo su tierra, su techo y su trabajo. La derecha sabe que Lula tiene mucho apoyo porque ha hecho políticas para la igualdad y la justicia social como nunca hubo en este país, por eso necesitan proscribirlo. No lo persiguen por lo que consideran políticas erradas, lo persiguen porque quieren revertir lo que hizo bien para las mayorías populares, manifestó el referente internacional de derechos humanos sobre quien fuera el primer presidente obrero de las Américas.

Más allá de los comicios electorales ambos destacaron la necesidad de solidaridad internacional de organizaciones sociales y políticas frente a la grave situación actual que está viviendo Brasil a raíz de las políticas regresivas y represivas del gobierno de Temer.

Fotos: Ricardo Stuckert

Solidaridad con Dilma y Lula / Solidariedade com Dilma e Lula

Tenemos que estar atentos a los cambios que se producen en el continente. Durante décadas oscurantistas vivimos dictaduras impuestas mediante golpes de Estado y luego el retorno de los gobiernos constitucionales y las democracias frágiles en los años 80′s y 90′s, que se fueron fortaleciendo en el tiempo con gran esfuerzo, tratando de encontrar caminos de desarrollo y resistencia en su lucha contra la pobreza, el hambre y la marginalidad.

Luego de un período de grandes avances en el siglo XXI, hoy la región está viviendo situaciones conflictivas, con nuevos intentos de desestabilización de instituciones democráticas en países con gobiernos progresistas.

Nos preocupan los ataques de la oposición política, los medios de comunicación y sectores del poder judicial contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien fue recientemente víctima de un gran operativo policial para llevarlo detenido. Una clara y desmedida acción política, que sólo buscó generar el desprestigio público del ex mandatario, acusándolo de corrupción para que parezca culpable sin nada se haya demostrado.

La oposición política y sus aliados han iniciado una fuerte campaña para derrocar a la presidenta Dilma y destruir al PT, utilizando la metodología de golpe blando, impuesta en el continente para derrocar al ex presidente Manuel Zelaya en Honduras y a Fernando Lugo en Paraguay, con la complicidad del poder judicial y/o parlamentario, las fuerzas armadas, corporaciones empresariales y el aval de Estados Unidos.

Golpes que se suman a los intentos de golpes de Estado con acciones violentas como el de Venezuela en 2002, fracasado por la movilización popular en defensa de Hugo Chávez. El alzamiento policial contra el presidente Rafael Correa de Ecuador en 2010, fracasado por la rápida intervención de la UNASUR. Y los del presidente de Bolivia, Evo Morales, que sufrió varias envestidas y acciones violentas dirigidas a derrocarlo.

Hoy el gobierno de Venezuela, sufre el asedio de la guerra económica para generar hartazgo como sucedió en el planificado golpe de Estado de 1973 en Chile. Mientras que la oposición sigue intentando revocar al presidente Nicolás Maduro, como en su momento intentaron y fracasaron con Chávez.

Hay grandes intereses económicos y políticos que buscan desgastar y provocar todo el daño posible para desprestigiar a ciertos gobiernos -y no otros- buscando quitarle el apoyo de sus pueblos.

Casi todos los políticos que apoyan el impeachment a Dilma tienen varios procesos penales en curso por actos de corrupción. Esto indica que esa no es la variable determinante, sino que lo que está en juego es la orientación de las políticas de Estado y quien las debe llevar a cabo.

La corrupción no se combate violando la Constitución. Se combate con transparencia y más democracia. Transparencia no sólo del poder ejecutivo, sino también de los poderosos poderes judiciales y sus funcionarios.

Quiero expresar mi solidaridad y apoyo a Dilma y Lula, por su servicio al pueblo brasileño y la unidad continental. Y también hacer un llamado al pueblo brasileño a evaluar críticamente los aportes realizados, sin dejarse arrastrar por quienes buscan desestabilizar al país provocando los golpes blandos.

El progresismo latinoamericano sabe perder elecciones porque es democrático. Los últimos ajustados comicios de Argentina y Bolivia son otro claro y reciente ejemplo de esto. Quienes no saben perder y piden y apoyan el neogolpismo en nombre de la democracia, de su vocación autoritaria, o de su impoluta moralidad, no son muy diferentes a quienes antes apoyaban o callaban con las dictaduras genocidas de nuestro continente.

Los gobiernos progresistas permanentemente atacados por osar tomar medidas contra los poderosos y a favor de la redistribución del ingreso, deben replantearse sus estrategias de diálogo y construcción de confianza y consensos, con el fin de evitar confrontaciones estériles que los alejen del apoyo popular. Deben tener la capacidad de inicitiva para proponer la esperanza en el cambio de estructuras de dependencia y desigualdad que nuestra región necesita, y que también el Papa Francisco ha señalado cuando pidió que “digamos NO a las viejas y nuevas formas de colonialismo” para que no haya “ninguna familia sin vivienda, ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin derechos, ningún pueblo sin soberanía, ninguna persona sin dignidad, ningún niño sin infancia, ningún joven sin posibilidades, ningún anciano sin una venerable vejez”.

Ninguna democracia es perfecta, pero son perfectibles, si existe la voluntad política de los pueblos y sus gobernantes democráticamente elegidos.

Esperamos que el hermano pueblo de Brasil pueda desandar este camino para no abandonar las buenas políticas de Estado que ha logrado conquistar y le pertenecen, y no tengan que vivir una avanzada de políticas antipopulares como las que hoy vivimos en Argentina.

Publicado en el portal Telesurtv el día martes 15 de marzo de 2016.

Solidariedade com Dilma e Lula

Temos que estar atentos às mudanças que ocorrem no continente. Durante Leer el resto de esta entrada »

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook