Entradas con la etiqueta ‘Islas Malvinas’

Los rostros de los soldados de Malvinas

La Argentina fue arrastrada a la guerra de las islas Malvinas por la última dictadura militar y es necesario reflexionar serenamente sobre su intencionalidad.
La dictadura se enfrentó con crecientes protestas sociales y serias dificultades cuando la represión ya no era suficiente para contenerlas. En su estrategia para consolidar el poder interno buscó una posible guerra con Chile, país bajo la dictadura del general Pinochet. Intento que fue frenado por el papa Juan Pablo II y la intervención del cardenal Samoré, evitando una guerra entre pueblos hermanos.
La dictadura estaba en dificultades por la fuerte campaña internacional que denunciaba las graves violaciones de los derechos humanos, las torturas y la desaparición de personas. La resistencia interna del pueblo estaba creciendo y se lanzó la marcha del 30 de marzo de 1982, que fue reprimida violentamente, provocando cientos de heridos y presos en las cárceles y comisarías de la dictadura militar
El 2 de abril de 1982, las Fuerzas Armadas argentinas toman las islas Malvinas provocando la guerra con Gran Bretaña, que contaba con el apoyo de la OTAN y Chile. Utilizaron un reclamo legítimo del pueblo argentino sobre la soberanía de las islas pero no pensaban en la liberación del colonialismo británico. Manipularon ese sentimiento y clamor, que nace de las raíces de la patria, para fortalecer el frente político interno. Las consecuencias de la derrota de las fuerzas armadas argentinas son conocidas y no es mi intención en esta nota referirme a esa situación.
Las fuerzas militares que decían defender la patria terminaron estaqueando, enterrando hasta el cuello a los soldados, y obligando a sumergirse en aguas heladas a los que salían a buscar alimentos o carneaban una oveja para comer. Violaron los derechos básicos de los soldados, crímenes que deben ser investigados por la Justicia, que desde hace diez años,, tiene bloqueada la causa en Río Grande, Tierra del Fuego, sin que nadie haya sido citado a indagatoria.
Desde la Comisión Provincial por la Memoria fuimos a denunciar la actual militarización británica del Atlántico sur, y a rendir homenaje y orar por los soldados argentinos muertos en la guerra, que están sepultados en el cementerio de Darwin. También presentamos respeto y oramos en el cementerio de San Carlos, donde se encuentran los soldados británicos muertos en la guerra. Al igual que en 1982, cuando hice una campaña internacional contra la guerra y para salvar vidas junto a la premio Nobel de la Paz irlandesa Mairead Maguire, fuimos a decir “no a la guerra, no en nuestro nombre”.
Fuimos a apoyar el convenio entre el gobierno argentino y el británico con la Cruz Roja Internacional para identificar a los 123 soldados argentinos cuyas tumbas no han sido identificadas y llevan grabado en mármol negro: “Soldado argentino, sólo conocido por Dios”. Es un derecho de los familiares saber dónde están sus hijos para honrarlos y hacer el duelo. Por eso dos tercios de las familias dieron su consentimiento dando su ADN para que se pueda identificar a su ser querido.
Los héroes de las Malvinas no son desconocidos, que sólo Dios conoce. Lamentablemente hay grupos, incluso de familiares, que se niegan a que se identifique a los soldados muertos en la guerra de Malvinas. Pretenden justificar lo injustificable, decir que la guerra no fue desatada por la dictadura que oprimía al pueblo, que provocó miles de muertos, desaparecidos, niños secuestrados y desaparecidos. Por lo que el pueblo, aún hoy, sigue buscando verdad, justicia y reparación por el daño hecho.
Honremos a nuestros jóvenes que dieron sus vidas en defensa del derecho del pueblo argentino a la soberanía sobre las islas arrebatadas por los británicos, y que lo hicieron aun a costa del sufrimiento que la dictadura militar les infligía, por no estar preparada para un conflicto como el que ella misma inició, sino para reprimir a su propio pueblo.

*Presidente de la Comisión Provincial por la Memoria.

Publicado en la edición impresa del Diario Perfil. Disponible en línea en: http://www.perfil.com/columnistas/los-rostros-de-los-soldados-de-malvinas.phtml

Islas Malvinas: Argentinas para la Paz, Inglesas para la OTAN.


 
Según la ‪ONU‬ las ‪Malvinas Argentinas‬ están en mar argentino y son colonia británica que debe ser descolonizada (Res. N° 2065). Gran Bretaña está sola.
 
Esta es la carta que enviamos 7 Premios Nobel de la Paz a David Cámeron‬ reclamando el cumplimiento de la Resolución N° 2065: http://www.adolfoperezesquivel.org/?p=1018. Como Cámeron no quiso recibirme en Inglaterra, la carta se la entregué a Jeremy ‪‎Corbyn‬, parlamentario líder del Partido Laborista y principal opositor a Cámeron, quien apoya la postura de diálogo por la ‪Cuestión Malvinas‬ y presentó la carta en la Cámara de los Comunes: http://www.adolfoperezesquivel.org/?p=1606.
 

Pero también el ‪G77‬ + ‪China‬ apoyaron la postura de diálogo de ONU y Argentina‬ por ‪‎Malvinas‬: http://www.mrecic.gov.ar/userfiles/documentos-malvinas/g77_2011_-_declaracion_ministerial__cuestion_de_las_islas_malvinas.pdf.
La Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe -‪‎CELAC‬-, y la Unión de Naciones Sudamericanas -‪UNASUR‬- han declarado el reclamo por Malvinas como una causa de Nuestra ‪#‎América‬ en todas sus cumbres: http://www.cuartacumbrecelac.com/wp-content/uploads/2016/02/5.-Declaracion-Especial-5-Islas-Malvinas.pdf / http://www.unasur.int/es/node/636.
 
Es vergonzoso que Mauricio ‪Macri‬ y Susana ‪Malcorra‬ digan que la Cuestión Malvinas es un tema prioritario de la política exterior, pero a los pocos días de asumir hayan bajado el rango de la Secretaría de Cuestión Malvinas a Subsecretaría, y además hayan despedido 73 trabajadores.
 
No tenemos que olvidar que las Malvinas Argentinas han sido convertidas en base militar de la ‪‎OTAN‬ porque vienen por nuestros recursos y la ‪‎Antártida‬.
 
Aquí pueden ver la postura del ‪‎SERPAJ‬ frente a la guerra del Atlático Sur de 1982: http://www.adolfoperezesquivel.org/?p=1407. Junto con la Nobel irlandesa M.C. Maguired nos opusimos a la guerra, intenté viajar a ‪#‎Inglaterra‬ para llevar nuestra campaña para salvar vidas pero no me permitieron ingresar.
 
Las Malvinas son de Argentina y ‪‎Nuestra América‬, el derecho y la comunidad internacional están de nuestro lado, por eso la postura imperial de Gran Bretaña no tolera algo tan básico como el diálogo.

Santos no puede convertir a Colombia en un país invasor

El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, expresó su rechazo a las gestiones del presidente Santos para incorporar a Colombia dentro de la OTAN: “Mientras la Unión de Naciones del Sur (UNASUR) y la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC) son iniciativas de paz y de unión regional frente a las potencias. La OTAN representa todo lo opuesto. Es un organismo que fomenta las armas nucleares,  el intervencionismo y la violación de los derechos humanos y de los pueblos“.

Pérez Esquivel recordó que mientras en otra época la desigual repartición del mundo entre los países europeos desencadenaron las dos guerras mundiales, “hoy Europa y EEUU se han agrupado a través de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) e intervienen en la vida de otros países de manera coordinada y mancomunada, de forma tal que todos reciban beneficios por su aporte a la intervención y explotación de recursos de nuestros países”.

El Presidente del Organismo de Derechos Humanos latinoamericano Servicio Paz y Justicia recordó también que “La presencia militar de Estados Unidos en Latinoamérica es también presencia de la OTAN, porque el Tratado de Washington establece que todas las bases militares pertenecientes a un Estado miembro de la OTAN pueden ser utilizadas en el marco de sus misiones a pesar de que oficialmente no exhiban su insignia. Esto también incluye a nuestras Islas Malvinas, que tienen una base militar británica“.

Para finalizar agregó que Santos no puede seguir diciendo que busca la paz en su país si al mismo tiempo quiere convertir a Colombia en un potencial invasor de sus pueblos hermanos: “Santos debe dar marcha atrás con esta iniciativa, la Argentina debe renunciar a su estatus de aliado extra-OTAN y la UNASUR debe debatir seriamente el rol de nuestros ejércitos y posicionarse firmemente contra las armas nucleares. América Latina es un continente de paz y esperanza, no puede ser presa de la guerra y el negocio de la muerte. Esta América, Nuestra América, busca el equilibrio del mundo, no su desequilibrio y autodestrucción“.

David Cameron: “Usted bien sabe que este referéndum no tiene legitimidad alguna”

ministro-David-Cameron-britanicos-Afganistan_PREIMA20120307_0117_11

Buenos Aires, 8 de marzo del 2013

Sr. Primer Ministro de Gran Bretaña
David Cameron

Reciba un saludo fraterno saludo de Paz y Bien.

Una vez más me dirijo a usted para poder establecer un  diálogo y aportar algunas reflexiones, que  permitan alcanzar soluciones al conflicto sobre la soberanía de las Islas Malvinas, entre los gobiernos de Argentina y Gran Bretaña, que lleva 180 años sin solución.

El gobierno argentino ha tratado de abrir instancias de diálogo con el gobierno británico, como diversos gobiernos y organizaciones sociales.

De nuestra parte, entre otras iniciativas,  está la carta firmada en 2012 por 7 Premios Nobel de la Paz solicitando diálogo entre las dos partes tal como lo solicitan las Naciones Unidas. Lamentablemente, cuando fui a presentar personalmente la carta en Londres usted se negó a recibirme, cerrando toda posibilidad de diálogo al igual que sucede con todas las resoluciones de las Naciones Unidas.

En un intento semejante de pretender ocultar la sombra en la oscuridad, su gobierno busca mostrar la imagen de un pueblo malvinense separado del pueblo británico que a su vez rechaza al pueblo argentino. Para esto convoca en este mes de marzo de 2013 a un referéndum en las islas, cuyo objetivo es una supuesta consulta para  determinar si sus habitantes desean confirmarse o no como ciudadanos británicos.

Al día de hoy, uno de cada tres habitantes es militar británico y sólo votarán 1500 residentes que ya tienen ciudadanía británica. Los censos indican que de cerca de 2500 residentes en las Islas (sin trabajadores temporarios y militares británicos), se mantiene constante un 40% de la población proveniente del Reino Unido. Muestra de esto es que la mitad de la Asamblea Legislativa de la Isla son británicos nacidos en Inglaterra que ahora se autoidentifican como isleños defensores de arraigadas tradiciones generacionales.

Usted bien sabe que este referéndum no tiene legitimidad alguna. No sólo porque se trata de población británica implantada a partir de la expulsión de las autoridades argentinas en el Siglo XIX. Sino también porque las Naciones Unidas no decidieron su realización. No participan en su organización y fiscalización. Ni tampoco intervendrán en el más mínimo aspecto del mismo porque no están de acuerdo con sus presupuestos. Por algo el gobierno británico no las ha convocado. Saben que no tienen el apoyo.

Las Naciones Unidas reconocen a las Islas Malvinas como un enclave colonial británico en el Atlántico Sur,  y en sus más de 40 resoluciones vienen  reclamando a los gobiernos de Argentina y Gran Bretaña que dialoguen, posición que muchos países y organismos regionales e internacionales apoyan, menos Gran Bretaña.

Todos sabemos que el resultado de este referéndum no altera en nada la situación jurídica e histórica de las Islas Malvinas. Estas seguirán siendo una colonia británica y los pobladores continuarán siendo británicos.

La Argentina es un país democrático que busca resolver los conflictos existentes a través del derecho nacional e internacional que cuenta, además, con reconocidos avances a nivel mundial en materia de derechos humanos.

Señor David Cameron, la fuerza no da derecho y menos aún cuando busca justificar la base militar instalada en las Islas, violando resoluciones y tratados de desmilitarización y de no proliferación de armas nucleares en el Atlántico Sur,  poniendo en peligro a sus ciudadanos británicos en las Islas y al continente.

El gobierno argentino ha reafirmado la necesidad del diálogo entre los Estados en los foros nacionales, regionales e internacionales, para resolver la soberanía de las Islas Malvinas, por medios pacíficos y no a través de la violencia, responsabilidad que le compete a ambos gobiernos. No se trata de volver sobre caminos transitados de desencuentros e intolerancia.

El pueblo y gobierno argentino insistirán en el reclamo de la soberanía de las Islas a través del derecho internacional, histórico y jurídico.

Más que polemizar sobre los hechos conocidos, se necesita avanzar para construir nuevos caminos, es un gran desafío que todos debemos asumir derribando los muros de la intolerancia; el primer paso  sería encontrar caminos de convivencia y lograr un acercamiento, decisión posible si existe la voluntad política y social de dialogar  para alcanzar la resolución del conflicto y la Paz.

Le reitero el fraterno saludo de Paz y Bien

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook