Entradas con la etiqueta ‘Human Rights’

Carta de Pérez Esquivel a Obama por su visita a la Argentina el 24 de marzo / Letter from Pérez Esquivel to Barack Obama in ocassion of his travel to Argentina on march 24 / Lettre d’Adolfo Pérez Esquivel à Obama.

ENGLISH VERSION

Buenos Aires, 2 de marzo de 2016

Presidente de los Estados Unidos de América
Sr. Barack H. Obama

Recibe el fraterno saludo de Paz y Bien

En estos días nos enteramos que realizarás un histórico viaje a Cuba y luego vendrás a la Argentina, para estrechar lazos de cooperación con el gobierno recién electo.

Seguimos muy de cerca los avances positivos que, de la mano del Papa Francisco, han permitido abrir las puertas a la esperanza y al diálogo entre el pueblo de Cuba y de Estados Unidos. Bien sabes que queda un largo camino a recorrer hasta lograr el levantamiento del bloqueo y el cierre de la base militar que tu país mantiene en Guantánamo, donde se violan los derechos humanos de los prisioneros, sin juicios y sin posibilidades de alcanzar la libertad. Esperamos que logres hacerlo, a pesar de la fuerte oposición que encuentras en el Congreso de tu país.

En la carta que me enviaste el año pasado, a diferencia de otros antecesores tuyos, has reconocido que tu país viola derechos humanos y has mencionado tu voluntad de “llevar este capítulo de la historia de Estados Unidos a su final”.

Por eso es importante que sepas que no vienes a la Argentina en cualquier momento. En 1976, mientras tu tenías tan solo 14 años y tu país festejaba dos siglos de su independencia, nosotros comenzábamos el período más trágico de nuestra historia, con la instauración de un terrorismo de estado que sometió a nuestro pueblo a la persecución, la tortura, la muerte y las desapariciones para quitarle su derecho a la libertad, independencia y la soberanía.

Te escribo como sobreviviente de ese horror que, como muchos otros, fuimos víctimas de persecución, cárcel y torturas por defender los derechos humanos frente a las dictaduras latinoamericanas que impusieron la Doctrina de la Seguridad Nacional y de la “Operación Cóndor”, con el financiamiento, adoctrinamiento y coordinación de Estados Unidos. Fue por esa lucha colectiva que me otorgaron el Premio Nobel de la Paz y lo asumí en nombre de los pueblos de América Latina.

Mientras Estados Unidos formaba a las Fuerzas Armadas latinoamericanas en la Escuela de las Américas (SOA) en tácticas de tortura y secuestros. Aquí promovía con elites locales, políticas neoliberales que destruyeron la capacidad productiva del país e impusieron una deuda externa ilegal e ilegítima. A la vez que denunciamos ese accionar, también reconocimos la solidaridad del pueblo Estados Unidos y, aunque fueran una excepción, del Ex Presidente Jimmy Carter y la Secretaria de Derechos Humanos, Patricia Derian, que denunciaron el accionar de la dictadura.

Tu vendrás a mi país en el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, el mismo día en que se cumplen 40 años de la última dictadura genocida de Argentina, y en el año en que se cumplen 200 años de nuestra independencia nacional. Ciertamente no puedes desconocer que tu país tiene muchas deudas pendientes con el nuestro y con muchos otros.
Leer el resto de esta entrada »

Respuesta de Adolfo Pérez Esquivel al Presidente Barack Obama – Pérez Esquivel reply to President Obama

Leer el resto de esta entrada »

Carta del Presidente Barack Obama a Adolfo Pérez Esquivel – Letter from President Obama to Pérez Esquivel

Carta de respuesta que envió el Presidente Barack Obama a 12 Premios Nobel de la Paz con motivo de su reclamo por el cese definitivo de los programas de torturas de Estados Unidos. Aquí la carta de los 12 Premios Nobel a Obama: http://thecommunity.com/no-to-torture/.

Leer el resto de esta entrada »

Hiroshima y Nagasaki. A 70 años de la Bomba Atómica sobre la humanidad. (Esp. / Fran.)

Hiroshima, es la memoria trágica de ese 6 de agosto de 1945, a las 8.15 hs  cuando el mundo fue sacudido por la violencia extrema de la guerra e inaugura la época nuclear, cambiando el pensamiento y vida de  la humanidad

Pasaron 70 años del horror de miles de víctimas inocentes, pero aún hay quienes buscan justificar lo injustificable de las razones, de la “razón armada” cuando Henry Truman, ordena arrojar la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki y sus consecuencias perduran en el presente.

Cada vez que llego a Japón necesito ir a Hiroshima, recorrer sus calles, ver los miles de rostros que llegan de diversas partes del mundo en el Parque Monumento de la Paz, que se levanta como testimonio que el mundo no puede volver a caer en tanta crueldad y degradación; es una necesidad interior de unirnos en la oración junto a otras creencias, con otros pensamientos y corazones que buscan la Paz.

Tengo presente en el tiempo al encuentro con el Padre Estanislao, ermitaño de la Abadía de Monserrat, que sintió el llamado de Dios en el desierto de Jerusalém y partió rumbo a Hiroshima y dedicó su vida orando por el pueblo japonés y la humanidad.

Necesitamos el silencio interior, y la oración compartida en comunidad, ese momento de unidad espiritual con el hermano ermitaño Estanislao, de hermanos y hermanas, budistas, cristianos, judíos, islámicos que oran y unen sus espíritus en bien de la Paz.

Necesitamos escuchar las voces de los profetas y trabajadores por la Paz que construyen día a día la esperanza de un nuevo amanecer y saber que no todo está perdido.

El horror desatado sobre Hiroshima y Nagasaki se extendió en el mundo dejando sus heridas abiertas. Los gobiernos, las ambiciones del poder dominación marcan el olvido  y la indiferencia, ignoran lo vivido y vuelven a generar nuevos conflictos y guerras; provocan genocidios en distintas regiones de la tierra incrementando otras guerras silenciosas, como el hambre, la pobreza, la violencia desatada contra la Madre Tierra que daña la Casa Común del  planeta

No podemos olvidar, debemos ser testigos de la memoria y creo que esta nota  escrita en el año 2010, tiene vigencia y es un aporte a la reflexión sobre el camino a seguir. Saber que, somos responsables de nuestro propio destino, lo que sembramos recogemos.

Un abrazo de Paz y Bien

Adolfo Pérez Esquivel

Buenos Aires, 4 de abril del 2010

En mis viajes a Japón, muchos pensamientos y sentimientos vuelven a mi mente y corazón, Hiroshima Leer el resto de esta entrada »

Sígueme en Facebook