Entradas con la etiqueta ‘Guerra’

Hiroshima y Nagasaki. A 70 años de la Bomba Atómica sobre la humanidad. (Esp. / Fran.)

Hiroshima, es la memoria trágica de ese 6 de agosto de 1945, a las 8.15 hs  cuando el mundo fue sacudido por la violencia extrema de la guerra e inaugura la época nuclear, cambiando el pensamiento y vida de  la humanidad

Pasaron 70 años del horror de miles de víctimas inocentes, pero aún hay quienes buscan justificar lo injustificable de las razones, de la “razón armada” cuando Henry Truman, ordena arrojar la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki y sus consecuencias perduran en el presente.

Cada vez que llego a Japón necesito ir a Hiroshima, recorrer sus calles, ver los miles de rostros que llegan de diversas partes del mundo en el Parque Monumento de la Paz, que se levanta como testimonio que el mundo no puede volver a caer en tanta crueldad y degradación; es una necesidad interior de unirnos en la oración junto a otras creencias, con otros pensamientos y corazones que buscan la Paz.

Tengo presente en el tiempo al encuentro con el Padre Estanislao, ermitaño de la Abadía de Monserrat, que sintió el llamado de Dios en el desierto de Jerusalém y partió rumbo a Hiroshima y dedicó su vida orando por el pueblo japonés y la humanidad.

Necesitamos el silencio interior, y la oración compartida en comunidad, ese momento de unidad espiritual con el hermano ermitaño Estanislao, de hermanos y hermanas, budistas, cristianos, judíos, islámicos que oran y unen sus espíritus en bien de la Paz.

Necesitamos escuchar las voces de los profetas y trabajadores por la Paz que construyen día a día la esperanza de un nuevo amanecer y saber que no todo está perdido.

El horror desatado sobre Hiroshima y Nagasaki se extendió en el mundo dejando sus heridas abiertas. Los gobiernos, las ambiciones del poder dominación marcan el olvido  y la indiferencia, ignoran lo vivido y vuelven a generar nuevos conflictos y guerras; provocan genocidios en distintas regiones de la tierra incrementando otras guerras silenciosas, como el hambre, la pobreza, la violencia desatada contra la Madre Tierra que daña la Casa Común del  planeta

No podemos olvidar, debemos ser testigos de la memoria y creo que esta nota  escrita en el año 2010, tiene vigencia y es un aporte a la reflexión sobre el camino a seguir. Saber que, somos responsables de nuestro propio destino, lo que sembramos recogemos.

Un abrazo de Paz y Bien

Adolfo Pérez Esquivel

Buenos Aires, 4 de abril del 2010

En mis viajes a Japón, muchos pensamientos y sentimientos vuelven a mi mente y corazón, Hiroshima Leer el resto de esta entrada »

Las religiones y los organismos de DDHH compartieron el pan por la Paz en Siria

Prensa Pérez Esquivel

Foto: Prensa Pérez Esquivel

En el marco de la vigilia mundial por la paz, organismos de derechos humanos, representantes de todas las religiones en Argentina y diversas organizaciones sociales, se reunieron hoy en Plaza de Mayo para hacer un llamado a la hermandad, compartiendo el pan entre los diversos credos, como forma de expresar la voluntad de la humanidad de evitar nuevas guerras y un nuevo derramamiento de sangre en la República Árabe de Siria, por parte de Estados Unidos y aliados.

El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, habló sobre el llamado ecuménico internacional que hizo el Papa Francisco para la paz internacional y explicó que “en ese marco nosotros nos hemos convocado aquí para decirle no a la guerra que quiere Estados Unidos. Porque la solución es política, no militar. Los pueblos de los gobiernos que intentan invadir no quieren esta guerra. Y la mayoría de los países y la comunidad internacional nos oponemos y queremos ayudar para detener otra invasión”.

Mientras se partía el pan, el Presidente del Centro Islámico de la República Argentina, Aníbal Bachir Bakir,  expresó la necesidad de recordar de que “más allá de los credos, Dios a pedido a través de los diferentes mensajeros y profetas, que la humanidad camine un solo sendero que es el de la verdad y la paz, estableciendo que todos los humanos debemos ser solidarios entre nosotros”.

Prensa Pérez Esquivel

Foto: Prensa Pérez Esquivel

“Al compartir este pan, Cristo nos viene a decir ‘paz a los hombres de buena voluntad’, nos volvemos compañeros hacia el futuro y hacia el encuentro con el señor”, agregó el representante del Arzobispado de Buenos Aires, José Luis Rey.

El Obispo de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina, Pastor Frank de Nully Brown, complementó diciendo que “este pan representa nuestro deseo y nuestra lucha por la paz, la paz para todos los pueblos por el camino de la no violencia buscando la justicia y la verdad. Y esta es una afirmación revolucionaria para nosotros porque es la mesa de todos y nadie se la puede apropiar”.

El representante de la institución budista japonesa Soka Gakkai en Argentina, Victor Rioky recordó que para su maestro Daisaku Ikeda no hay valor más preciado que la paz y junto a los jóvenes que concurrieron pronunciaron un sanyo tres veces por la vida.

Para finalizar, Adolfo Pérez Esquivel (SERPAJ), acompañado por Aldo Etchegoyen y Miguel Montserrat (APDH), y las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas y Mirta Baravalle, volvió a dar su saludo de “Paz y Bien” para que “llegue al corazón y al mundo, la necesidad de compartir el pan de la paz y la libertad. Porque si se quiere la paz hay que construir la paz. Pidamos al Dios de todos que nos ilumine como humanidad para poder vivir como hermanos y hermanas”.

Foto: Prensa Pérez Esquivel

Foto: Prensa Pérez Esquivel

Se finalizó con un aplauso y grito de ¡Viva la Paz!

Siria: Carta al Presidente Barack Obama / Syria: Open letter to the President Barack Obama / Syrie: Lettre ouverte au Président Barack Obama

gran_esquivel-obama

Carta abierta al Presidente de los
EE.UU. de Norteamérica
Barack Hussein Obama

Escucha el clamor de los pueblos!

La situación en Siria es preocupante y una vez más los EE.UU., erigiéndose en gendarme del mundo, pretende invadir Siria en nombre de la “Libertad” y los “derechos humanos”.

Tu predecesor George W. Bush  en su locura mesiánica supo instrumentalizar el fundamentalismo religioso para llevar a cabo las guerras en Afganistán e Irak. Cuando declaraba que conversaba con Dios, y Dios le decía que tenía que atacar a Irak, lo hacía porque era dictamen de Dios exportar la “libertad” al mundo.

Tú has hablado, con motivo de los 50 años de la muerte del Reverendo Luther King, también Premio Nobel de la Paz, de la necesidad de completar el “Sueño” de la mesa compartida, de quien fuera la más significativa expresión de lucha por los derechos civiles contra el racismo en la primera democracia esclavista del mundo. Luther King fue un hombre que dio su vida para dar vida, y por eso es un mártir de nuestro tiempo. Lo mataron después de la Marcha sobre Washington porque amenazaba con desobediencia civil a seguir siendo cómplices de la guerra imperialista contra el pueblo de Vietnam. ¿Realmente crees que invadir militarmente a otro pueblo es aportar a ese sueño?

Armar rebeldes para luego autorizar la intervención de la OTAN, no es algo nuevo por parte de tu país y tus aliados. Tampoco es nuevo que EE.UU. pretenda invadir países acusándolos de posesión de armas de destrucción masiva, que en el caso de Irak resultó no ser cierto. Tu país ha apoyado el régimen de Saddam Hussein que utilizó armas químicas para aniquilar a la población kurda y contra la Revolución Iraní y no hizo nada para sancionarlo porque en ese momento eran aliados. Sin embargo ahora pretenden invadir Siria sin siquiera saber los resultados de las investigaciones que está haciendo la ONU por autorización del mismo gobierno Sirio. Ciertamente que el uso de las armas químicas es inmoral y condenable, pero tu gobierno no tiene autoridad moral alguna para justificar una intervención.

El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, expresó que un ataque militar en Siria podría empeorar el conflicto.

Mi país, la Argentina, que se encuentra ejerciendo la Presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, ha hecho pública su posición contra una intervención militar extranjera en la República Siria negándose a ser “cómplice de nuevas muertes”.

El Papa Francisco también llamó a globalizar el pedido de paz y decretó una jornada de ayuno y oración en contra de la guerra para el día 7 de septiembre, a la cual nos adherimos.

Hasta tu histórico aliado, Gran Bretaña, se ha negado (al menos de momento) a ser parte de la invasión.

Tu país está transformando la “Primavera Árabe” en el infierno de la OTAN,  provocando  guerras en el Medio Oriente y desatando la rapiña de las corporaciones internacionales. La invasión que pretendes llevará a más violencia y más muertes, así como a la desestabilización de Siria y de la región. ¿Con qué objetivo? El lúcido analista, Robert Fisk, ha precisado que el objetivo es Irán y postergar la concreción del estado palestino, no es la indignación que producen la muerte de cientos de niños sirios lo que los motiva a ustedes a intervenir militarmente. Y justamente cuando ha triunfado en Irán un gobierno moderado, donde se podría tratar de contribuir a lograr escenarios de negociación pacífica a los conflictos existentes. Esa política será suicida de tu parte y de tu país.

Siria necesita una solución política, no militar. La comunidad internacional debe dar su apoyo a las organizaciones sociales que buscan la paz. El pueblo sirio, como cualquier otro, tiene derecho a su autodeterminación y a definir su propio proceso democrático y debemos ayudar en lo que nos necesiten.

Obama, tu país no tiene autoridad moral, ni legitimidad, ni legalidad para invadir Siria ni ningún otro país. Mucho menos luego de haber asesinado 220.000 personas en Japón lanzando bombas de destrucción masiva.

Ningún congresal del parlamento de Estados Unidos puede legitimar lo ilegitimable, ni legalizar lo ilegalizable. En especial teniendo en cuenta lo que dijo hace unos días el ex presidente noerteamericano James Carter: “EE.UU. no tiene una democracia que funcione”.

Las escuchas ilegales que realiza tu gobierno al pueblo norteamericano parecen no ser del todo eficientes, porque según una encuesta pública de Reuters, el 60% de los estadounidenses se oponen a la invasión que quieres llevar a cabo.

Por eso te pregunto Obama ¿A quién obedeces?

Tu gobierno se ha convertido en un peligro para el equilibrio internacional y para el propio pueblo estadounidense. EE.UU. se ha vuelto un país que no puede dejar de exportar muerte para mantener su economía y poderío. Nosotros no dejaremos de intentar impedirlo.

Yo estuve en Irak luego de los bombardeos que realizó EE.UU. en la década de los 90′s, antes de la invasión que derrocó a Sadham Hussein. Ví un refugio lleno de niños y mujeres asesinados por misiles teledirigidos. “Daños colaterales” los llaman Uds.

Los pueblos están diciendo ¡BASTA!  a las guerras. La humanidad reclama la Paz y el derecho a vivir en libertad. Los pueblos quieren transformar las armas en arados,  y el camino para lograrlo es  “DESARMAR LAS CONCIENCIAS ARMADAS”.

Obama, nunca olvides que siempre recogemos los frutos de lo que sembramos. Cualquier ser humano debería sembrar paz y humanidad, más aún un Premio Nobel de la Paz. Espero que no termines convirtiendo el “sueño de fraternidad” que anhelaba Luther King en una  pesadilla para los pueblos y la humanidad.

Recibe el saludo de Paz y Bien

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz

gran_esquivel-obama

Open Letter to the President of the
U.S. North America
Barack Hussein Obama

The situation in Syria is worrying and once again the U.S., setting themselves up as policeman of the world, seeks to invade Syria in the name of “freedom” and “human rights” . Leer el resto de esta entrada »

Los pueblos de Israel y Palestina necesitan vivir en paz

Buenos Aires, 1 de diciembre del 2012

El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General de la ONU aprobó la resolución que determina la partición de Palestina y la creación de dos Estados, uno judío y el otro árabe, decisión tomada a espaldas de los pueblos y por resolución del colonialismo británico y las grandes potencias. Esta partición generó hasta el día de hoy un río de sangre, enfrentamientos y dolores entre dos pueblos, que duele a la humanidad.

Varias generaciones nacieron bajo el signo de la guerra y el odio, dominados por el miedo, la inseguridad  y zozobra de sus vidas, buscando justificaciones plagadas de contradicciones.

La realidad  muestra rostros que los políticos y señores de la guerra no quieren ver: los miles de muertos,  de heridos, la destrucción, los miedos a los misiles y los bombardeos, las agresiones, las torturas, cárceles, y la discriminación de quienes levantaron el muro del odio que divide Jerusalén, lugar sagrado de las religiones que proclaman el Amor y la Paz.

Surge el rostro de la violencia cotidiana e incontrolable, donde Israel continúa con su terrorismo de Estado, imponiendo su voluntad por las armas, expulsando a los palestinos de sus territorios y acusándolos de terroristas. Ha suspendido la conciencia bordeando la vida y victimizando a la Verdad.

Los hechos concretos  en el tiempo están a la vista, después de 65 años, el conflicto se ha agudizado, la violencia y el poder de las armas sólo han logrado ensangrentar la tierra amada que gime de dolor por sus hijos e hijas,  pero no han logrado alcanzar la Paz.

El Estado de Israel no está sólo, cuenta con la complicidad y el apoyo militar y político de  los Estados Unidos y parte de la Unión Europea para  desconocer  las resoluciones de la ONU, que muestra gran debilidad y está sujeta a fuertes presiones.

A pesar de todo, recientemente la Asamblea General a dado un paso muy importante al reconocer Al Estado Palestino por 138 votos, con status de Estado Observador,  sin derecho de voto.

¿Hasta cuando continuarán matándose unos a otros? ¿Hasta cuando continuarán justificando las “guerras santas”, las “guerras Justas”, las guerras de  “baja intensidad”, y los terrorismos de diversos signos?

No creo en las guerras santas, ni en las guerras justas, todas las guerras llevan a la destrucción y muerte, ninguna guerra es justa, no es la voluntad de Dios. Creo en las “causas justas”, en la resistencia de los pueblos frente a la opresión.

Duele la tragedia interminable que viven unos y otros, dónde el dolor ha penetrado en las mentes y corazones, y  han vivido tantas tragedias que ya no hay  lugar para las lágrimas.

Mientras escribo esta nota, recibo un llamado telefónico de Miguel Angel Estrella, “el querido Chango”, pianista argentino luchador por la vida y dignidad de los pueblos, quien acompaña solidariamente a los pueblos de Israel y Palestina buscando caminos de encuentro; me   habla del escritor judío Stefan Hessel de 95 años, a quien un periodista le pregunta:

¿Por qué usted, siendo judío, tiene la ciudadanía palestina?-

Su respuesta fue: “defiendo a Palestina, por amor a Israel”.  Los sabios y los simples tienen capacidad de abrazar lo incomprendido y  superar los muros de la intolerancia, odio y muerte que  impide ver con claridad. Tienen la paciencia y la sabiduría de esperar que las aguas turbulentas  calmen y poder ver el lecho del río

La Paz se alcanza cuando se  equilibra  el derecho de unos y otros y se restablece el respeto y la dignidad

Ningún pueblo puede vivir en paz si no la comparte con otros pueblos, Hessel señala el camino; la necesidad de derribar los muros de la intolerancia y saber escuchar: “Defiendo a Palestina , por amor a Israel”.

Los judíos y los palestinos debieran desaprender lo aprendido, para volver a aprender a construir juntos un nuevo amanecer de esperanza, lograr “desarmar las conciencias armadas”. Son pueblos con historia milenaria de luchas y sufrimientos, de alegría y sabiduría, pero algunos sectores pareciera que han renunciado a la memoria de sus ancestros, a su caminar como pueblos y se han sumergido en la profundidad del dolor y el odio que los enceguece sin dejarles ver la luz.

La aceleración del tiempo nos enfrenta con la impermanencia,  lo fugaz de la vida y de la muerte,  donde todo pasa por pequeño que sea, en nuestra vida y en el universo. No pasamos en el tiempo, el tiempo pasa en nosotros. Y nos deja ver el rostro de lo finito de toda existencia.

Cabe preguntarse: ¿qué vida le están dejando y construyendo a las nuevas generaciones de judíos y palestinos? Lo que siembren recogeran. El pueblo palestino siembra la semilla de la libertad. 

El proverbio dice: “No ocultes tu sombra en la oscuridad, sólo está donde hay luz”

Adolfo Pérez Esquivel

Premio Nobel de la Paz

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook