Entradas con la etiqueta ‘Buitres’

De deudas y buitres

El Congreso de la Nación debate seguir sometiendo el país a los dictados de un tribunal extranjero, dando de comer a los insaciables capitales financieros, profundizando el endeudamiento iniciado hace 40 años por la dictadura cívico-militar y sus consecuencias nefastas de dependencia, empobrecimiento, desempleo y dominación.  La mayoría de la Cámara de Diputados ya ha dicho sí a la ignominia.

Son vergonzosamente pocas las voces que se levantan, dentro del recinto, para rechazar la extorsión del Poder Ejecutivo y sus pretendidos aliados transnacionales y asumir sus propias responsabilidades, como parlamentarios, por la protección de la soberanía y los derechos de quienes se dicen sus representados, el pueblo argentino.

Algunos evocan un tono nostálgico, haciendo Memoria de su otrora oposición al pago de una deuda ensangrentada, ilegítima y fraudulenta para intentar convencer, aunque sea a sí mismo, que exigir Verdad y Justicia, pretender ejercer sus funciones soberanas y constitucionales, ya pasaron de moda. Otros dudan que el acuerdo que propone el Ejecutivo, a fin de cumplir con las exigencias del tribunal neoyorquino, realmente redundará en el paraíso prometido pero no tienen la valentía de señalar que el rey, de verdad, está desnudo.

No es “normal” acordar pagos multimillonarios para una deuda comprobadamente ilegítima, ilegal e impagable. No es “endeudándonos para pagar deuda” que se va a resolver los desafíos de inclusión, empleo, bienestar para todos y todas así como protección a la madre naturaleza.

Llamamos nuevamente a los miembros del Congreso de la Nación, en especial a los Senadores que aún tienen oportunidad para mostrar su apego a la ley y los derechos humanos, al Presidente de la Nación y su gabinete, a asumir sus obligaciones para con el pueblo argentino, no con supuestos acreedores ni los interesados de siempre – tanto adentro como afuera del país – en seguir saqueando la riqueza que aquí abunda. Tienen  primacía los derechos humanos, los derechos del pueblo, por sobre todo.

Leer el resto de esta entrada »

Mensaje al Presidente Electo Mauricio Macri

Buenos Aires, 26 de noviembre del 2015

Señor Presidente electo
de la República Argentina
Ing. Mauricio Macri

Reciba mi fraterno saludo de Paz y Bien.

Quiero felicitarlo por el triunfo electoral con que el pueblo lo ha consagrado como Presidente de la Nación. Es una gran responsabilidad asumir los desafíos de la construcción democrática, junto a una sociedad que busca fortalecer su participación organizada en las decisiones y políticas que hacen a su vida y que reconoce en la integración continental y regional en defensa de los derechos humanos y de los pueblos, un horizonte de valores y obligaciones indivisibles que permiten superar la pobreza y el hambre y forjar nuevos caminos en el desarrollo. Desarrollo que debe proteger los bienes y recursos de nuestros pueblos y hacerse en equilibrio con la Madre Tierra, sin confundirlo con el crecimiento a cualquier costo, la explotación, la contaminación y la desigualdad.

La Argentina ha marcado caminos en la jurisprudencia nacional e internacional en materia de Memoria, Verdad y Justicia, sobre los que no retrocederemos como pueblo, así como con otros derechos conquistados en los últimos años y que deberían ser profundizados.

Hay además importantes asignaturas pendientes que el nuevo gobierno tiene la responsabilidad de asumir, como es el derecho de los pueblos originarios a sus territorios, identidad y valores culturales que contempla la Constitución Nacional y que son violados permanentemente.

La lucha contra la corrupción y el crimen organizado requiere de políticas integrales y la construcción de consensos sociales y políticos respetuosos de los derechos y promotores de la inclusión y el fortalecimiento comunitario.

A 10 años de la derrota del ALCA, Argentina no puede rifar los márgenes de soberanía ganados sometiéndose a la falsa libertad de los nuevos acuerdos de entrega pregonados, como el Tratado Trans-Pacífico o TISA. Así también en materia de endeudamiento y soberanía financiera, no es cediendo a los reclamos injustos de los fondos buitres, ni continuando de pagar deudas ilegítimas e ilegales a costa de las necesidades del pueblo, que se logrará sentar las bases de una economía fuerte y equitativa. Todo lo contrario. Ningún gobierno argentino debería asumir nuevas deudas sin revisar la legitimidad de lo que se está pagando y por fuera del control soberano.

Como con todos los gobiernos nacidos del mandato popular, estaremos abiertos al diálogo desde nuestra histórica postura de independencia de los partidos y los gobiernos, respetando las diferencias que hacen a la diversidad democrática.

Creemos que desde las políticas públicas es posible construir nuevos paradigmas de vida al servicio de nuestro pueblo.

Le reitero las felicitaciones tanto a Ud. como a quienes le acompañan en la conducción institucional del país, deseándole sabiduría y esperanza en los desafíos que las y los argentinos, todos los habitantes de nuestra patria, tenemos por delante.

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz
Presidente, Fundación Servicio Paz y Justicia y la Comisión Provincial por la Memoria.

ANTE EL DESACATO Y EL TERRORISMO ECONÓMICO, SUSPENDER LOS PAGOS Y AUDITAR LA DEUDA PÚBLICA

Imprimir

(Buenos Aires, 30 de septiembre de 2014) El Juez Griesa declaró a la Argentina en desacato por no cancelar la sentencia de pago de una deuda espuria. La justicia de EE.UU. lo hizo a solicitud de los fondos buitre. Por su parte, la Presidente de Argentina los denunció ante la Asamblea de la ONU como terroristas económicos.

En rigor, este capitalismo de época es producto del Terrorismo de Estado que ensayó las políticas neoliberales en el Cono Sur de América en los años setenta, y que se sostiene mundialmente en base al endeudamiento, al saqueo de los bienes comunes naturales sobre todo del Sur, y la militarización de la sociedad mundial.

Ahora, el terrorismo se extendió a los poderes hegemónicos del orden capitalista para afianzar una lógica especulativa de valorización de los capitales.

Son todos buitres, cómplices de un régimen que exacerba la rentabilidad de sus inversiones a costa de la explotación de la fuerza de trabajo y los bienes comunes.

El endeudamiento financiero es un instrumento predilecto de este régimen, sean los prestamistas un fondo reconocido como buitre, un tenedor de bonos“reestructurados” en 2005 o 2010, alguno de los grandes bancos que manejan el sistema financiero o el mismo Banco Mundial.

Es por todo esto que sustentamos la necesidad de SUSPENDER los PAGOS de la DEUDA PÚBLICA e INVESTIGAR su LEGITIMIDAD y LICITUD para no seguir pagando lo que no debemos. Asimismo, exigimos la caducidad de todos los acuerdos y contratos secretos con estados, organismos extranjeros y empresas transnacionales que incluyen prórroga de jurisdicción, tanto en cuestiones financieras, como de extracción de bienes comunes naturales.

Vale consignar las promesas de pago incluidas en el Presupuesto 2015 enviado al Congreso, partidas que deben ser canceladas y reorientadas hacia políticas de repoblamiento territorial, matriz energética renovable y descentralizada, agricultura familiar y campesina, salud y educación de calidad, vivienda y hábitat dignos para todos. Es la base para exigir terminar con el consenso mayoritario por el pago de la deuda.

Desde nuestra Asamblea le decimos No al “coro de pagadores seriales” que conforman, desde el oficialismo y la oposición partidaria y mediática, el Partido Único de la Deuda (PUD).

Argentina tiene un enorme potencial de alternativas soberanas para confrontar estos modelos de sometimiento, y por eso convocamos a conformar un gran movimiento popular para exigir la satisfacción de nuestros derechos, pues ya pagamos tanto que nos consideramos los acreedores del sistema financiero mundial.

ASAMBLEA POR LA SUSPENSIÓN DE PAGOS E INVESTIGACIÓN DE LA DEUDA Y POR LA DEFENSA DEL PATRIMONIO NACIONAL Y LOS BIENES COMUNES

La Deuda Externa y los “engaña pichanga” [Esp. / Fran.]

deudaexterna(Bs. As. 28 de agosto de 2014) Cuando era niño armaba una pelota de trapo con papel de diario y medias viejas, y la envolvía con piolines para que resista las patadas. También nos divertíamos con otros juegos, entre los que estaba uno al que llamábamos el “engaña pichanga”. Cuando alguien contaba algo y dudábamos, o descubríamos que nos mentían, le decíamos que era un engaña pichanga (porque nos querían “meter el perro”). Y cuando descubríamos la mentira recibíamos un caramelo y cuando no, debíamos pagar una prenda.

El problema de la deuda externa, es un juego similar al que juegan señores de afuera y de adentro, llamados “buitres” y donde el árbitro trata de hacer jaque mate al país, mientras a los pueblos nos ubican de espectadores.

El juego del “engaña pichanga” no es nuevo en el mundo de las finanzas y la especulación. Se trata de mover las piezas y hacer creer a los países empobrecidos que son deudores de los países ricos y que los pueblos deben pagar la deuda externa y eterna bajo pena de default, embargos y toda la batería de sanciones.

Nuestro gobierno se encuentra acorralado en el juego del engaña pichanga. Al darse cuenta que ningún juez de los EEUU emitiría un fallo judicial a favor de la Argentina, abre el paraguas y dice que hay que “honrar la deuda soberana”.

Perdonen mi ignorancia pero, a qué se refieren cuando afirman que hay que honrar la “deuda soberana”: ¿Por qué el país, tiene  que pagar lo legítimo y lo ilegítimo sin investigar una deuda inmoral, injusta, manchada con la sangre del pueblo? ¿Por qué pagar una deuda que ya se pagó tantas veces? ¿Qué han hecho los gobiernos democráticos para no ceder la soberanía nacional a tribunales extranjeros y evitar este engaño? Leer el resto de esta entrada »

Soberanía y deuda externa

Fondos-Buitres-argentina-680x365

(Bs. As. 4 de agosto de 2014) Desde la época de la dictadura militar y la política económica impuesta por Martínez de Hoz, el país quedó amarrado hasta el día de hoy a los tribunales de EEUU y otros poderes y al modelo de desarrollo consolidado bajo la fuerza extorsiva del endeudamiento.

Ningún gobierno cuestionó la legitimidad o legalidad de la deuda generada durante la dictadura – con excepción del intento frustrado del Presidente Alfonsín y su primer Ministro de Economía – pese a que afecta grave y continuamente al pueblo y a la soberanía nacional.

Todos los gobiernos que precedieron al actual actuaron de la misma forma: ocultaron la verdadera situación del país y asumieron la deuda sin separar lo legítimo de lo ilegítimo. Firmaron tratados de libre comercio y de “protección a las inversiones”, ejecutaron las políticas de ajuste y privatización impuestas, y así llegamos al 2001 con todas sus consecuencias.

Tanto los gobiernos de Néstor como de Cristina Kirchner continuaron con la misma política, negándose a bajar el cuadro de la Deuda de la pared y manteniendo el sometimiento del país a tribunales extranjeros, cediendo la soberanía nacional. En otros términos, consolidaron la  transformación  del país en una colonia de las grandes potencias y empresas, que imponen las condiciones de financiamiento, inversión y comercio y la jurisdicción de tribunales o foros arbitrales, como Nueva York o el CIADI, que siempre los van a beneficiar.

Muchas organizaciones intentaron acercarse al gobierno para tratar la situación de la deuda externa y proponer alternativas ciertas, como la realización de una auditoria participativa e integral y la nulidad de las renuncias soberanas. Lamentablemente sin resultado, pese al antecedente valioso de Ecuador, ya que hasta ahora tanto el gobierno como el Parlamento, se niegan a  investigar para determinar si realmente hay deuda legítima pendiente de pago.

Es preocupante que casi todos – el gobierno más la gran mayoría de la oposición – parecen desconocer el juicio sobre la deuda externa iniciado por el patriota Alejandro Olmos en el año 1982 y concluido en el 2000.  El Poder judicial Leer el resto de esta entrada »

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook