Atentado contra los hermanos qom de Formosa

¿HASTA CUANDO DEBEMOS SOPORTAR ESTAS INJUSTICIAS?

Una vez más la violencia, la injusticia y la muerte.  Una vez más, y ante la indiferencia de los gobiernos provincial y nacional, la violencia la sufren los más indefensos.

Una vez más la Provincia de Formosa ve con inercia como uno de sus hijos es atropellado, herido, golpeado y muertas dos mujeres, indefensas, calladas y sorprendidas.

Qué más podemos decir que no se haya dicho ya? Que la pasividad de las autoridades  permite la violencia y el atropello de los derechos de quienes tienen menos posibilidad de defenderse; que personas como el gendarme Cardozo que embistió la moto en donde iba Ricardo Coyipe y familia, demostró tanta saña e impunidad,  actitud propia de quienes integran una buena parte de la sociedad, discriminadora y racista.

Esta comunidad ha debido soportar todo tipo de violencia: amenazas, represión, heridos, muertos, indiferencia oficial, diálogo interrumpido, patoterismo, desconocimiento oficial del dictamen de la CIDH, etc., etc., y ahora pasó este terrible episodio.

Escuchamos decir a hermanos indígenas: “Nunca habíamos tenido tantos derechos reconocidos en normas nacionales e instrumentos internacionales ratificados por el Estado. Sin embargo vivimos una alarmante etapa de negación y exclusión…”  Y esa es la realidad que ninguna autoridad del Estado Nacional o Provincial quieren ver.

No podemos entender porqué un gobierno popular, que dice apoyar a los que menos tienen, a los que defienden sus derechos frente a poderosos, no puede hacer justicia por los hermanos qom de La Primavera; porqué no los recibe para escuchar sus reclamos.  ¿Es tan grande el compromiso político con la provincia de Formosa?

Si se valora tanto la historia ¿no es preocupante que este gobierno también se arriesgue a pasar a la historia por no escuchar las voces de los dueños de la tierra?

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz
Presidente del SERPAJ

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook