Noticias

El único peligro para el pueblo de Estados Unidos está en Estados Unidos – The only danger for the people of the United States is in the United States – L’únic perill per al poble dels EUA està en els EUA

La declaración de Venezuela como una amenaza para la Seguridad Nacional de Estados Unidos es un formalismo que siempre ha usado ese país para realizar embargos económicos y una posterior intervención militar en diversos países alrededor del mundo.

Han intentado invadir Cuba y fueron derrotados, han intentado vencerla con bloqueo económico y han sido derrotados. El mismo presidente Obama lo reconoció abriendo una nueva etapa de diálogos con la Isla. ¿Por qué ahora intentar hacer lo mismo con otro país latinoamericano? Nadie niega que hay serios conflictos y un incremento de la violencia en Venezuela pero ¿Acaso alguien puede creer que represente un peligro para el pueblo estadounidense o algún otro país del mundo? ¿Porqué EEUU se contradice deliberadamente en sus injerencias externas? ¿No hay acaso una clara crisis humanitaria en México que obvia mencionar?

Si se trata de violaciones a DDHH, los países latinoamericanos debemos declarar a EEUU, sus injerencias y sus bases militares una amenaza para todos los pueblos de la región. Pero Nuestra América es una región solidaria y de paz, no pretendemos invadir a nadie, sólo queremos respeto a nuestra soberanía y nuestra autodeterminación.

La situación de Venezuela debe resolverse en el marco de sus instituciones democráticas y con colaboración de nuestros organismos regionales. Así lo ha hecho, por ejemplo, la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), con su reciente visita a Caracas, la cual fuera apoyada por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon. En su visita, la UNASUR ha reconocido intentos de desestabilización en Venezuela para interrumpir la cadena de legitimidad democrática lo que explica, entre otras cosas, las situaciones de desabastecimiento económico.

El único peligro para el pueblo de Estados Unidos está en Estados Unidos. Son los lobbys corporativos militares y financieros, que consideran que una región sin guerras y con recursos que no pueden controlar, es un peligro para sus intereses económicos y de poder profundamente antidemocráticos. Sectores que se sustentan en el ataque a otros pueblos, en la desinformación y utilización del pueblo norteamericano pudiente y de piel blanca, y del empobrecimiento, encarcelamiento y persecusión de los norteamericanos e inmigrantes de piel oscura.

Venezuela tiene la mayor reserva de petróleo del mundo, es el cuarto suplidor de crudo de EEUU, fortalece su economía real, sus políticas sociales y ha logrado una revolución democrática y bolivariana a fuerza de elecciones que han sido declaradas por el ex presidente norteamericano, James Carter, como una de las más transparentes del mundo. A lo que se debe agregar haber sido el primer país en la historia de los Estados Nación en crear un referéndum revocatorio y en aplicarlo. Esta declaración de Obama es la única forma de aislar políticamente a una Venezuela digna y solidaria, que a pesar de los ataques, desde el año 2007 envía petróleo para la calefacción gratuita de millones de personas de los sectores populares de 16 estados norteamericanos a través de su filial norteamericana CITGO.

Si el gobierno norteamericano quiere hablar de Paz para su pueblo, el Congreso debe derogar la Ley de sanciones a Venezuela 2014 y Obama debe anular la declaración de Venezuela como amenaza a la seguridad nacional.

Por su parte, la CELAC, la UNASUR y el MERCOSUR deben defender a Venezuela de estas agresiones norteamericanas. Maduro fue bien claro en su discurso ante todos los bloques parlamentarios “nadie podrá detener que este año 2015 haya elecciones parlamentarias, y si perdemos, perdemos, si ganamos, ganamos, pero son los venezolanos los que tomarán la decisión. Aquí no pisará la bota norteamericana”.

Adhieren: Atilio Borón, Stella Calloni, Ana María Careaga, Arturo Blatesky del Mov. Ecumenico por los Derechos Humanos, Graciela Rosenblum y José Schulman de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Dr. Norberto Liwsky, Adriana Rossi Dir. Observatorio Conflictos Armados.

The only danger for the people of the United States is in the United States

The declaration of Venezuela as a threat to the National Security of the United States is a formalism that this country has always used to apply economic embargoes and a subsequent military intervention in various countries around the world.

Leer el resto de esta entrada »

HUGO CHÁVEZ FRÍAS. Partió, pero no se fue.

(Buenos Aires, 5/03/15) A dos años de la partida de quien fuera presidente de Venezuela, amado por su pueblo, permanecen los ideales de la Revolución Bolivariana, los desafíos y los avances de integración para construir la Patria Grande.
Los acuerdos regionales como  ALBA, MERCOSUR,  UNASUR  Y CELAC   constituyen una toma de conciencia y unidad de los pueblos.
Hugo Chávez abrió  caminos con voz propia enfrentando a los grandes intereses económicos y políticos del poder hegemónico de los Estados Unidos en Latinoamérica. Su lucha fue dirigida a sacudir el neocolonialismo imperante lo que generó la reacción de la gran potencia, con intentos de golpe de Estado que fracasaron por la fuerte resistencia del pueblo venezolano y países hermanos que apoyaron el camino de la Revolución Bolivariana.
Recuerdo cuando pensó en generar espacios de información propios, frente a la prensa cautiva y cómplice del sistema dominante y creó TELESUR, para que el pensamiento, las ideas y voces diversas se escuchen en el continente y el mundo.
Hay que hacer memoria de Venezuela, un país rico pero que estaba empobrecido por los grandes intereses económicos, postrada y dependiente, con alto índice de pobreza, analfabetismo y falta de recursos para la salud y la educación y sin  capacidad de desarrollo propio.
La llegada de Hugo Chávez al gobierno fue un despertar a la vida y la esperanza. No faltaron dificultades, intentos golpistas, campañas internacionales para desacreditar a la Revolución Bolivariana, acusando a Chávez y
buscando derribar su gobierno y las conquistas sociales alcanzadas, pero tuvo la voluntad política y el coraje de  construir junto al pueblo para superar el analfabetismo, construir viviendas dignas y desarrollar programas para atender la salud y la educación, entre tantos otros. Siempre contando con la cooperación y solidaridad del gobierno y pueblo cubano, se han logrado avances con esfuerzo y dedicación.
Estados Unidos no pudo doblegar al pueblo venezolano y al gobierno de Hugo Chávez, sus valores, ideales y lucha por su soberanía y autodeterminación.
La solidaridad continental fue uno de sus objetivos, la lucha contra el ALCA y las propuestas alternativas para que los países del continente constituyan el ALBA y buscó caminos de integración como la propuesta del Banco del Sur en acuerdos regionales.
Nos ha dejado la tarea de continuar.
Hoy,  a dos años de la partida de Hugo Chávez las fuerzas reaccionarias intentan someter al pueblo y destruir sus ideales  provocando todo tipo de dificultades y violencia interna, con intentos golpistas. Detrás de de todas las agresiones que soporta el pueblo venezolano están  Estados Unidos que no acepta  que un país rompa su hegemonía continental.
El Presidente Nicolás  Maduro desde que asumió el gobierno, fue sometido a presiones e intentos de desestabilización con los llamados “golpes blandos”, provocando el desabastecimiento, tratando de generar el  descontento y violentar a la oposición, junto a una fuerte campaña nacional e internacional.
No debemos olvidar que la misma metodología utilizaron para desestabilizar y derrocar a otros gobiernos en el continente y todas estas acciones tienen el mismo denominador común. Los intereses hegemónicos de la gran potencia, como fue el golpe de Estado en Honduras,contra Manuel Zelaya; el golpe de Estado en Paraguay con el presidente Fernando Lugo, así como los intentos de golpe de Estado contra el gobierno de Evo Morales en Bolivia y del presidente Rafael Correa en Ecuador.
Con Hugo Chávez pasamos horas hablando sobre cómo llevar la lucha por la soberanía e independencia  y coincidimos en que esto sólo podría alcanzarse con la unidad de los pueblos en el continente.
Es un gran compromiso asumir los desafíos que nos dejó.Y debemos hacerlo por nuestros pueblos.
Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz

Ante el anuncio de la reducción de tropas argentinas en Haití

(Buenos Aires, 25/02/15) Desde Serpaj, compartimos a continuación el Comunicado emitido en el día de hoy, por el Comité argentino de solidaridad por el retiro de las tropas de Haití que integramos. Expresamos además la esperanza que este anuncio abra efectivamente una nueva etapa en la lucha que seguiremos impulsando, por el fin de la MINUSTAH y el retiro de todas las tropas que ocupan a Haití, la sanción y reparación de sus crímenes, el pleno respeto a la soberanía y autodeterminación del pueblo haitiano y la ejecución de una política de cooperación independiente y solidaria

Por Diálogo 2000,

Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas, Mirta Baravalle, Beverly Keene, Gladys Jarazo

***

Comunicado

Ante el anuncio de la reducción de tropas argentinas en Haití

Ante el anuncio del gobierno argentino que a partir del primero de abril, reducirá su participación en la Misión de NN.UU. por la Estabilización de Haití (MINUSTAH), dejando a 70 efectivos, mayormente personal sanitario para la atención hospitalaria, el COMITÉ ARGENTINO DE SOLIDARIDAD POR EL RETIRO DE LAS TROPAS DE HAITÍ quiere expresar su satisfacción y cautela.

Satisfacción, porque parece ser un paso en la dirección reclamada desde hace muchos años, por el pueblo de Haití, que ve la MINUSTAH como fuerza de ocupación y se moviliza exigiendo que se vaya; por el Senado de Haití que ha votado dos veces por el retiro de todas las tropas; y por muchas organizaciones, movimientos y personas de nuestro país y continente que nos hemos solidarizado con su demanda, compartiendo el anhelo de que los países de América latina, sobre todo, dejen de cumplir el triste papel de ocupantes por encargo y deciden ejecutar una verdadera política independiente de cooperación solidaria con el pueblo haitiano.

Satisfacción,  porque según informó Cancillería a integrantes del Comité, la decisión de retirar las tropas responde no sólo al mandato del Consejo de Seguridad sino también al reconocimiento de la razón de las denuncias y reclamos que el Comité viene haciendo insistentemente. Desde Cancillería, se reconoce además la creciente tensión social y política que se vive en Haití – debida en gran parte a la intromisión permanente de poderes extranjeros como EE.UU. – y el peligro de que las tropas argentinas se vieran involucradas en tareas de represión directa a la población.

Cautela, porque aún así, la Argentina sigue formando parte de una fuerza de ocupación, la MINUSTAH, que continua operando en contra de los derechos y necesidades del pueblo haitiano. No son fuerzas de paz, como reivindica el Ministerio de Defensa, ni debería estar Argentina orgullosa de seguir participando durante más de 10 años en la ocupación de otro pueblo. Sobre todo un pueblo precursor en la defensa de los derechos humanos, en la abolición de la esclavitud, en la lucha de toda América por liberarnos del yugo colonial.

Desde el COMITÉ ARGENTINO DE SOLIDARIDAD POR EL RETIRO DE LAS TROPAS DE HAITÍ, llamamos a seguir atentos al desarrollo de la situación, a asegurar que se haga efectivo el retiro anunciado y a continuar insistiendo en la urgencia del respeto a la soberanía y los derechos del pueblo haitiano, por el retiro de todas las tropas de ocupación y el fin de la MINUSTAH, por el fin de la impunidad y que NN.UU. se haga responsable de las violaciones, las muertes, la introducción de la epidemia de cólera y otras consecuencias de su presencia en Haití.

Reiteramos asimismo la demanda de que Argentina contribuya, junto a los demás países de América Latina y el Caribe, con el desarrollo de iniciativas de cooperación solidaria frente a las necesidades del pueblo haitiano.  Convocamos nuevamente a la población argentina, a todas las organizaciones y movimientos populares, a sumarse en estos reclamos junto al pueblo de Haití.

COMITÉ ARGENTINO DE SOLIDARIDAD POR EL RETIRO DE LAS TROPAS DE HAITÍ

haiti.no.minustah@gmail.com

haitinominustah.info

http://haitinominustah.info/2015/02/25/ante-el-anuncio-de-la-reduccion-de-tropas-argentinas-en-haiti/

La CPM pide la desclasificación de los archivos de inteligencia. Quince años de gestión del archivo de la DIPPBA

El debate actual, suscitado por la muerte del fiscal federal Dr. Alberto Nisman, descubrió a los ojos de la sociedad la trama oculta del funcionamiento siniestro de los servicios de inteligencia, aún no desmantelados.

En el imprescindible desafío de la reforma estructural de todo el sistema de inteligencia nacional y de las provincias, la desclasificación de sus archivos es una de las tareas a emprender para profundizar el proceso de democratización del estado.

Múltiples preguntas emergen en estos días. ¿Para qué sirven las agencias de inteligencia? ¿Cómo y para qué el Estado ha espiado a sus ciudadanos en los diferentes tiempos históricos? ¿Qué han hecho las centrales de inteligencia con la información que producen y recolectan? ¿Hasta dónde penetran en el tejido social las diversas acciones de espionaje? ¿Qué rupturas y continuidades es posible advertir si se comparan los tiempos de dictadura y los tiempos de democracia? ¿Cómo han cooperado entre sí las diferentes agencias de inteligencia que operan en los múltiples territorios y escalas? ¿Quién espía, a quiénes se espía, por qué y para qué?

En torno a estas y otras preguntas, la Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires viene trabajando desde el año 2000, cuando asumió el desafío de custodiar y gestionar el archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia (DIPPBA). La ley 12642, votada por unanimidad en la Legislatura provincial ordenó la desclasificación de este Archivo y entregó a la CPM su custodia. A lo largo de estos 15 años, la delicada y valiosa tarea de análisis y apertura al público de este acervo documental de más de 4 millones de fojas permitió acumular una vasta experiencia de trabajo que habilita múltiples reflexiones en torno a las prácticas de inteligencia que han tenido y tienen lugar en la Argentina.

Un riguroso análisis de las tareas de espionaje realizadas durante más de 40 años[1] por la DIPPBA, los documentos públicos recolectados por sus agentes, los informes y legajos elaborados y clasificados minuciosamente, la realización sistemática de grabaciones audiovisuales y su prolífica producción de material de doctrina permiten dar respuesta a algunas preguntas necesarias para comprender qué lugar ha ocupado y ocupa en la gestión del Estado la maquinaria sigilosa y solapada de las agencias de inteligencia.

Leer el resto de esta entrada »

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook

Adhiere a la campaña

Academia Internacional de Ciencias Ambientales

Apoya la creación del Tribunal Penal Internacional del Medio Ambiente