Noticias

Una deuda con el diálogo

perez_esquivel_adolfo

Son muchas las voces que venían vaticinando que la administración kirchnerista sería recordada por haber resuelto el problema de la deuda. Con la bomba de los buitres ahora estallada en las manos, y la falacia de los discursos de “desendeudamiento” y “recuperación de la soberanía” a flor de piel, tal vez quede más patente su verdadera fuerza: una capacidad de confrontación sobredimensionada y no siempre bien direccionada, junto a la falta de diálogo para construir políticas públicas con la sociedad y sus organizaciones.

Hoy la batalla en torno a la deuda eterna, que el Gobierno define como de “patria o buitres”, es ilustrativa al respecto. ¡Ojalá el problema fueran sólo los buitres! Pero justamente, despué s de una década de prédica oficial sobre lo superado de la deuda, ¿dónde quedan nuestra soberanía y derechos como pueblo y como país?

Se pagó al FMI, casi una recompensa por sus imposiciones de terrorismo económico; los canjes de 2005 y 2010 nos convirtieron en “pagadores seriales” de una deuda ilegítima que nunca nos benefició y que aun pagando no deja de crecer; más recientemente los acuerdos de pago a Repsol, a las empresas con laudos en el Ciadi, al Club de París; y ahora, la confrontación a destiempo con los buitres y sólo para remarcar la voluntad ¿soberana? de seguir pagando ¿soberanamente? Dos cientos mil millones de dólares en una década: mucho más que un año entero de presupuesto nacional, y el país más endeudado, hipoteca do y concesionado que antes.

Se ha aceptado jugar con las reglas hechas para favorecer a otros y rechazar cualquier propuesta alternativa. Alternativas, como darle seguimiento al fallo de un juez argentino que, en la causa impulsada por Alejandro Olmos, ya en el año 2000 dejó comprobados más de 477 actos ilícitos en el proceso de endeudamiento que generó los bonos hoy en manos de buitres de toda calaña, algunos que vienen cobrando jugosa y religiosamente, otros que vienen incluso por más. O impulsar las demás causas en las que la justicia argentina investiga, a ritmo cansino, la legalidad de la deuda, en vez de apurarse para declarar su pago de “interés nacional”, como recién se hizo con la ley de “pago soberano”.

Ni qué hab lar de aplicar las leyes del país para anular las deudas emanadas de actos ilícitos y Leer el resto de esta entrada »

Funcionarios argentinos reconocen que no hay argumentos para mantener tropas en Haití y 63 congresistas votan en contra de su permanencia allá

Minustah1

Buenos Aires, 11/9/14 - Una docena de Diputados y Diputadas de diversos bloques, ofrecieron ayer, en el Congreso, una rueda de prensa para rechazar la participación de efectivos argentinos en la ocupación militar de Haití.

“Ante las Comisiones de Defensa y Relaciones Exteriores, los funcionarios aceptaron que no tiene sentido que las tropas continúen en Haití - afirmó el Diputado Claudio Lozano, de Unidad Popular - pero igual insistieron que lo votáramosFrancamente no hay argumentos para seguir sosteniendo esa presencia y es un paso adelante que hoy podamos hacer público esto, de manera manifiesta.

Horas después, la Cámara de Diputados terminó convirtiendo en ley, el permiso solicitado por el Ejecutivo para que 566 efectivos argentinos permanezcan en Haití  como parte  de la Misión de Naciones Unidas por la Estabilización de Haití, la MINUSTAH.  Pese a los esfuerzos de los parlamentarios oficialistas para evitar cualquier debate al respecto, se presentó un Dictamen de Minoría de las Comisiones y 57 Diputado/as y 6 Senadores/as votaron dignamente en contra de la participación argentina en esta ocupación que ya lleva 10 años.

Durante la rueda de prensa, representantes del Comité Argentino de Solidaridad por el Retiro de las Tropas de Haití dieron a conocer la Carta-petición que enviaron  a los miembros del Congreso, exigiendo el retiro de las tropas y que el país rechace la renovación de la MINUSTAH y apoye las demandas de justicia y reparaciones de las personas y comunidades haitianas que han sido víctimas directas de su acción criminal – incluyendo la introducción del cólera. El Consejo de Seguridad, del que Argentina actualmente es miembro, votará antes del 15 de octubre.

Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora e integrante de Diálogo 2000, denunció la vulnerabilidad y el empobrecimiento del pueblo haitiano durante estos 10 años de ocupación y recolonización, el avance del saqueo a manos de las corporaciones transnacionales de EE.UU., Canadá y otros que se benefician de la ocupación, y la sistemática violación de los derechos humanos.

Por su parte, Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz y presidente de Diálogo 2000 y SERPAJ, hizo referencia a las contribuciones haitianas al proceso emancipatorio en nuestra región y resaltó que lo que está en juego en Haití es el derecho de todo pueblo a su autodeterminación. Enfatizó que es “momento de mayor presencia en la solidaridad y en el envío de técnicos y ayuda humanitaria, en lugar de la presencia de tropas”.

Leer el resto de esta entrada »

La Deuda Externa y los “engaña pichanga” [Esp. / Fran.]

deudaexterna(Bs. As. 28 de agosto de 2014) Cuando era niño armaba una pelota de trapo con papel de diario y medias viejas, y la envolvía con piolines para que resista las patadas. También nos divertíamos con otros juegos, entre los que estaba uno al que llamábamos el “engaña pichanga”. Cuando alguien contaba algo y dudábamos, o descubríamos que nos mentían, le decíamos que era un engaña pichanga (porque nos querían “meter el perro”). Y cuando descubríamos la mentira recibíamos un caramelo y cuando no, debíamos pagar una prenda.

El problema de la deuda externa, es un juego similar al que juegan señores de afuera y de adentro, llamados “buitres” y donde el árbitro trata de hacer jaque mate al país, mientras a los pueblos nos ubican de espectadores.

El juego del “engaña pichanga” no es nuevo en el mundo de las finanzas y la especulación. Se trata de mover las piezas y hacer creer a los países empobrecidos que son deudores de los países ricos y que los pueblos deben pagar la deuda externa y eterna bajo pena de default, embargos y toda la batería de sanciones.

Nuestro gobierno se encuentra acorralado en el juego del engaña pichanga. Al darse cuenta que ningún juez de los EEUU emitiría un fallo judicial a favor de la Argentina, abre el paraguas y dice que hay que “honrar la deuda soberana”.

Perdonen mi ignorancia pero, a qué se refieren cuando afirman que hay que honrar la “deuda soberana”: ¿Por qué el país, tiene  que pagar lo legítimo y lo ilegítimo sin investigar una deuda inmoral, injusta, manchada con la sangre del pueblo? ¿Por qué pagar una deuda que ya se pagó tantas veces? ¿Qué han hecho los gobiernos democráticos para no ceder la soberanía nacional a tribunales extranjeros y evitar este engaño? Leer el resto de esta entrada »

Soberanía y deuda externa

Fondos-Buitres-argentina-680x365

(Bs. As. 4 de agosto de 2014) Desde la época de la dictadura militar y la política económica impuesta por Martínez de Hoz, el país quedó amarrado hasta el día de hoy a los tribunales de EEUU y otros poderes y al modelo de desarrollo consolidado bajo la fuerza extorsiva del endeudamiento.

Ningún gobierno cuestionó la legitimidad o legalidad de la deuda generada durante la dictadura – con excepción del intento frustrado del Presidente Alfonsín y su primer Ministro de Economía – pese a que afecta grave y continuamente al pueblo y a la soberanía nacional.

Todos los gobiernos que precedieron al actual actuaron de la misma forma: ocultaron la verdadera situación del país y asumieron la deuda sin separar lo legítimo de lo ilegítimo. Firmaron tratados de libre comercio y de “protección a las inversiones”, ejecutaron las políticas de ajuste y privatización impuestas, y así llegamos al 2001 con todas sus consecuencias.

Tanto los gobiernos de Néstor como de Cristina Kirchner continuaron con la misma política, negándose a bajar el cuadro de la Deuda de la pared y manteniendo el sometimiento del país a tribunales extranjeros, cediendo la soberanía nacional. En otros términos, consolidaron la  transformación  del país en una colonia de las grandes potencias y empresas, que imponen las condiciones de financiamiento, inversión y comercio y la jurisdicción de tribunales o foros arbitrales, como Nueva York o el CIADI, que siempre los van a beneficiar.

Muchas organizaciones intentaron acercarse al gobierno para tratar la situación de la deuda externa y proponer alternativas ciertas, como la realización de una auditoria participativa e integral y la nulidad de las renuncias soberanas. Lamentablemente sin resultado, pese al antecedente valioso de Ecuador, ya que hasta ahora tanto el gobierno como el Parlamento, se niegan a  investigar para determinar si realmente hay deuda legítima pendiente de pago.

Es preocupante que casi todos – el gobierno más la gran mayoría de la oposición – parecen desconocer el juicio sobre la deuda externa iniciado por el patriota Alejandro Olmos en el año 1982 y concluido en el 2000.  El Poder judicial Leer el resto de esta entrada »

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook

Adhiere a la campaña

República Argentina

Adhiere a la campaña

Academia Internacional de Ciencias Ambientales

Apoya la creación del Tribunal Penal Internacional del Medio Ambiente